Tratamientos exfoliantes naturales: ¿cómo realizarlos?

Las células muertas se pueden acumular en la superficie de la piel obstruyendo el crecimiento de las células nuevas.

La aplicación de exfoliantes consiste en la eliminación de las células muertas de la piel, aunque el propio organismo es capaz de hacerlo por sí mismo. Este proceso suele realizarse de manera natural al menos una vez al mes.

Especialmente con el paso del tiempo, este proceso que la piel realiza de una forma natural se suele volver más lento. De este modo, las células muertas se pueden acumular en la superficie de la piel obstruyendo el crecimiento de las células nuevas.

Para tratar este problema, es muy recomendable consultar los síntomas con un dermatólogo o especialista para poder encontrar un tratamiento adecuado a cada persona. Algunas pieles son más sensibles que otras y determinados tratamientos pueden dañarlas y resultar contraproducentes.

Además, existen ciertos métodos y recetas naturales que son capaces de ayudar al cuerpo en este proceso de limpieza. A continuación desarrollamos ciertos tratamientos naturales que pueden realizarse utilizando las propiedades de determinados alimentos.

Mascarilla-de-zanahoria-2

Tal vez te interese: Cómo preparar mascarillas naturales para la piel seca

Mascarillas con base de frutos y hortalizas

Para que las propiedades de estos alimentos puedan ayudar a limpiar la piel, lo más recomendable es aplicarlos en forma de mascarilla. Como exfoliantes, destacan la zanahoria, la papaya y el plátano.

En primer lugar, para realizar la mascarilla de zanahoria, lo primero es licuarla. Después, mezclar el zumo obtenido con una crema hidratante que puede aplicarse en las manos, pies o el rostro. El producto obtenido se debe retirar con abundante agua.

En cuanto a la papaya, esta fruta se recomienda utilizarla en rebanadas sin semillas. Primero, realiza un puré y aplica el resultado sobre la zona que se desea exfoliar. La papaya contiene papaína, una enzima que ayuda a disolver la grasa y colabora a retirar las células muertas de la piel.

Por último, los plátanos están recomendados en especial de cara a tratar pieles grasas. En primer lugar, se debe licuar un plátano maduro, y mezclarlo con 3 cucharadas de azúcar y ¼ de extracto de vainilla. Después, aplica el producto sobre la zona afectada. Se recomienda enjuagar con agua tibia.

Otros alimentos con propiedades exfoliantes

Azúcar, miel o avena

Para realizar una mascarilla con base de azúcar, primero vierte unas cuantas cucharadas de azúcar sobre una vasija. Después agrégale un poco de crema de manos. Mientras se aplica, es recomendable masajear con cuidado la zona deseada.

En cuando a la miel, el proceso consiste en mezclar una cucharada de miel con dos almendras trituradas. Posteriormente, habrá que añadir media cucharada de zumo de limón.

Por último, para realizar una mascarilla con base de avena, mezcla 3 cucharas de avena molida con ¼ de leche. Después introduce varios algodones en esta mezcla, esto va a permitir que el líquido quede más espeso. Por último, aplica el producto sobre la zona afectada.

Otros métodos beneficiosos

Aspirina o vapor

Las aspirinas pueden ser utilizadas como exfoliante por sus propiedades astringentes. El proceso para realizar una mascarilla es disolver una aspirina en un vaso de agua y empapar un algodón en el líquido obtenido. Finalmente, aplicarlo en la zona deseada.

Independientemente, para limpiar la piel de células muertas también pueden utilizarse vapores. Este método suele estar especialmente recomendado para la piel de la cara.

Para ello, en primer lugar, hierve un litro de agua e inclina la cabeza sobre el recipiente. Entonces, deja que el vapor incida sobre el rostro unos 5 minutos aproximadamente. Esto facilitará que se abran los poros, de modo que se contribuye a que puedan eliminarse los puntos negros y las células muertas del rostro.

Mascarillas exfoliantes

Por si quieres saber más: Cuida tu rostro con estos simples pasos

Arcilla o bicarbonato de sodio

Suelen recomendarse del mismo modo las mascarillas exfoliantes de arcilla o bicarbonato de sodio. En cuanto a la arcilla, puede ser utilizada la verde, la roja o la blanca. En el proceso para realizar el producto, esta se mezcla con un poco de agua mineral hasta lograr una pasta homogénea.

Finalmente, aplica el producto en la zona deseada y déjalo actuar durante aproximadamente 10 minutos. Es recomendable retirarlo con abundante agua tibia.

En cuanto al bicarbonato de sodio, el procedimiento consiste en mezclar un poco de bicarbonato de sodio con agua. Se busca obtener una pasta espesa que finalmente se aplicará sobre la zona que se desea exfoliar.

  • Liu, G., & Komatsu, N. (2016). Efficient and Scalable Production of 2D Material Dispersions using Hexahydroxytriphenylene as a Versatile Exfoliant and Dispersant. ChemPhysChem. https://doi.org/10.1002/cphc.201600444
  • Harrold, K., Gould, D., & Drey, N. (2013). The efficacy of saline washout technique in the management of exfoliant and vesicant chemotherapy extravasation: A historical case series report. European Journal of Cancer Care. https://doi.org/10.1111/ecc.12023
  • Erman, A., Hergouth, V. K., Blango, M. G., Kos, M. K., Mulvey, M. A., & Veranič, P. (2017). Repeated treatments with Chitosan in combination with antibiotics completely eradicate uropathogenic Escherichia coli from infected mouse urinary bladders. Journal of Infectious Diseases. https://doi.org/10.1093/infdis/jix023