¿Por qué el té de apio puede ser útil para adelgazar? ¡Apunta la receta!

Katherine Flórez · 21 noviembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Carlos Fabián Avila el 22 noviembre, 2018
Según creencias populares, el té de apio podría contribuir con la salud y ayudar a lograr objetivos como la pérdida de peso. Sin embargo, no existe evidencia científica de ello.

El té de apio es una bebida a la que se le han atribuido diversas propiedades. No obstante, no existe evidencia científica que permita confirmar que se trate de una bebida indispensable para la salud.

Generalmente, se recomienda como bebida complementaria para adelgazar por su bajo aporte calórico. Se prepara fácilmente y se le puede añadir un toque de limón o cualquier otro ingrediente que se desee.

Ahora vamos a compartir los detalles más relevantes sobre su composición, por qué es tan saludable y cómo prepararlo.

Propiedades nutricionales del apio

Propiedades nutricionales del apio

Una de las principales características del apio es que está compuesto entre un 90 y 95 % de agua. Este hecho lo convierte en uno de los vegetales con menos índice calórico. Por cada porción de 100 gramos, aporta solo 16 calorías.

A su vez, esto lo convierte en uno de los alimentos más fáciles de digerir y también uno de los más apropiados para hidratar el organismo y nutrir las células.

Contiene pequeñas cantidades de:

  • Vitaminas A, B1, B2, B6, B9 y C.
  • Minerales como el calcio, potasio, magnesio y hierro.

No es de extrañar que actualmente sea uno de los vegetales más demandados, tanto para ayudarnos a perder grasa como a nivel medicinal.

Descubre: 7 estrategias para perder peso sin dietas restrictivas

Beneficios asociados al pepino

Algunas propiedades del té de apio son de ayuda a la hora de adelgazar.

Hay varias razones por las que este vegetal puede constituir un complemento válido para complementar la dieta de quienes desean adelgazar de una forma saludable:

  • En primer lugar, cabe destacar su acción diurética y depurativa. Esta se atribuye a su aporte de aceites esenciales como el limoneno, selineno y asparagina. Dichos aceites se encuentran sobre todo en su tallo y semillas y, aunque en menores cantidades, también en sus hojas.
  • Por su aporte de agua y fibra, está catalogado como un poderoso saciante que puede ponerle freno a esa ansiedad que conlleva a ingerir más calorías de las debidas.
  • Su acción antibacteriana y antiviral puede ayudar a combatir diferentes tipos de infecciones gastrointestinales y así mejorar la salud digestiva.
  • Al estabilizar los líquidos del cuerpo, es de ayuda para mejorar el tránsito renal y a reducir la inflamación causada por la retención de líquidos.
  • También es apto para las personas que padecen de niveles de colesterol y triglicéridos altos, ya que sus propiedades pueden ser de utilidad para regularlos y reducir el riesgo cardiovascular.
  • Sirve de apoyo a los procesos digestivos. Esto se debe a que puede mejorar la absorción de nutrientes y prevenir problemas como los gases, la inflamación y otra serie de síntomas que afectan este sistema.f
  • Su ingesta regular puede contribuir a regular los procesos metabólicos del cuerpo. De ellos depende gran parte de la capacidad del organismo para deshacerse del exceso de grasa.
  • Sumado a todo esto, cabe mencionar que, al ingerirlo, se le estarán proporcionando importantes nutrientes a la piel, el cabello y la vista.

Te puede interesar: Los 4 mejores jugos bajos en calorías para adelgazar

¿Cómo preparar té de apio?

Preparar un té de apio es muy sencillo y saludable.

Este té de apio es una bebida refrescante que puede ingerirse fría o caliente para complementar las dietas de adelgazamiento.

Ingredientes

  • 1 limón
  • 3 tallos de apio
  • 1 litro de agua
  • ½ cucharadita de jengibre en polvo (opcional) (2,5 g)

Preparación

  • Lavamos los tallos de apio para asegurarse de usarlos limpios y libres de agentes patógenos.
  • Ponemos a hervir un litro de agua y, cuando llegue a ebullición, le agregamos el apio troceado. Bajamos el fuego y lo dejamos unos cinco o diez minutos adicionales.
  • Si queremos agregarle jengibre, podemos hacerlo uno o dos minutos antes de apagar el fuego.
  • Cuando esté listo, retiramos del fuego, dejamos reposar durante 10 minutos y le añadimos el zumo de limón.

Nota final

Ten en cuenta que el té de apio no se trata de una bebida milagrosa o algo parecido. Su poder para ayudar a adelgazar dependerá mucho del estilo de vida que se haya adoptado para lograr el objetivo.

  • Jimenez L. (1989). Lo Que Dice La Ciencia Para Adelgazar De Forma Fácil Y Saludable. Journal of Chemical Information and Modeling. http://doi.org/10.1017/CBO9781107415324.004