¿Por qué el yoga me ayuda a superar la depresión?

La depresión se puede superar, lo más importante es aceptarla y saber aprovechar los recursos que tenemos a nuestro alcance para combatirla de forma efectiva.

La depresión es una realidad. No es una moda ni una tristeza pasajera: es una enfermedad mental que afecta aproximadamente a 300 millones de personas en el mundo.

Según la Organización Mundial de Salud (OMS), la depresión podría “dificultar la capacidad para afrontar la vida” e, incluso, conducir a tener ideas suicidas. Lo importante es que se puede sanar.

Hay muchas maneras de prevenir o superar la depresión. Acompañar la ayuda psicoterapéutica con la práctica del yoga es una opción fantástica. ¿Te gustaría intentarlo? Entonces sigue leyendo.

Cómo identificar la depresión

No se trata de una simple melancolía o un “mal rato”. La depresión, según la OMS, se caracteriza por la falta de autoestima, presencia de tristeza, cambios drásticos en los horarios de sueño, agotamiento, poca concentración y apatía.

Si estos síntomas se vuelven recurrentes es importante buscar ayuda profesional. La depresión se puede sanar con psicoterapia, medicación o alternativas naturales, dependiendo del grado.

La práctica del yoga está incluida en esas terapias alternativas. Como bien es sabido, esta disciplina milenaria es conocida por generar beneficios en nuestra mente y cuerpo.

Yoga para superar la depresión

A continuación te contaremos 7 razones por las que el yoga es un excelente aliado para superar la depresión:

1. Te ayudará a relajarte

La práctica de las posturas de yoga, llamadas asanas, reducen los niveles de cortisol y adrenalina, las hormonas que generan la sensación de estrés. Esto permitirá que la persona se sienta más calmada.

Además, estas posturas también ayudan a aceptar los sentimientos negativos que se producen ante los episodios de depresión. Según los psicólogos y científicos, primero hay que aceptar la emoción para poder sanar.

Descubre: ¿Se puede prevenir el estrés?

2. Fortalece la voluntad

Una de las malas jugadas de la depresión es que disminuye la capacidad para actuar, decidir o hacer actividades que antes disfrutabas. El yoga puede ayudarte a recuperar ese interés que creías perdido.

La práctica contínua de yoga requiere de disciplina y autocontrol, lo que favorece a cultivar la voluntad. Así podrás dejar atrás aquellos hábitos que resultan paralizantes.

3. Equilibra tu sistema nervioso

La depresión afecta el sistema nervioso central. El yoga permite que se regulen las funciones simpáticas y parasimpáticas que se ven alteradas cuando se presenta un cuadro depresivo.

Para hacer yoga se es necesario realizar ejercicios respiración, una actividad íntimamente ligada al sistema nervioso central. Si lo haces correctamente, te sentirás más calmado.

4. Mejora tu concentración

La falta de concentración es otro de los síntomas comunes de la depresión. Tu compromiso con el ejercicio permitirá que te deshagas de aquellas distracciones, conflictos y sentimientos que te abruman, para concentrarte en el presente.

Para hacer yoga ,y también para meditar, es necesario que tu atención esté centrada en el momento actual, en tu respiración y en la ejecución de tu postura.

5. Te ayuda a reaccionar mejor

La práctica de yoga ayuda a que tengas mejor control sobre tu cuerpo y tu respiración. Estas características son fundamentales, pues te ayudarán a superar la depresión.

Trabajar en la forma en la que respondes ante ciertos estímulos externos te ayudará a reducir el estrés, la ansiedad y la depresión. Ya sabes lo que dicen: la forma en la que reaccionamos es más importante que la situación en sí.

6. Mejora tus patrones de sueño

La práctica de yoga puede convertirse en una aliada excelente para combatir el insomnio, uno de los síntomas que afectan a las personas con depresión.

Los ejercicios de respiración actúan como un relajante que reduce visiblemente la tensión muscular que a veces impide dormir. La concentración también permite que las personas dejen de pensar en cosas que los perturben. De esta manera concilian mejor el sueño.

Además, ejercitar el cuerpo a través de asanas activa tu sistema parasimpático. Este es el encargado de producir y restablecer la energía corporal.

Lee: Solo tú sabes lo que has superado y todo lo que “has dejado ir”…

7. Te recuerda que todo pasa

el yoga te ayuda a superar la depresión

Uno de las preocupaciones de una persona con depresión es la creencia de que no hay salida ante sus problemas, pero en realidad no somos nuestras circunstancias.

Como explica Gary Kraftsow, pionero en investigaciones sobre yoga, esta disciplina “nos enseña que no somos nuestros síntomas, sino que vivimos una relación multidimensional con ellos”.

Además de todos estos beneficios, la práctica de yoga es una metáfora ideal ante los obstáculos que se interponen en de nuestra vida. Por más incómoda que sea una asana, la sensación pasará.

Por más dolorosa que sea la enfermedad, puedes superar la depresión si estás dispuesto a sanar. Solo tienes que recibir el tratamiento indicado, elegir alternativas saludables para tu vida y rodearte de las personas correctas para tu evolución.