¿Por qué es bueno no hacer la cama por las mañanas? - Mejor con Salud

¿Por qué es bueno no hacer la cama por las mañanas?

Para eliminar los ácaros debemos dejar la cama sin hacer, ventilar la habitación y dejar que el aire fresco y el sol nos ayuden a llevar a cabo esta tarea

Hacer la cama es una de las actividades que la mayoría de las personas realizamos una vez nos levantamos cada mañana, o bien sea a cualquier hora del día. Consideramos que esta actividad es imprescindible para que nuestra casa se vea bien organizada y nuestra habitación luzca muy cómoda cada vez que entremos en ella. Sin embargo y pese a que la mayoría de personas acostumbra a hacer su cama cada día, un reciente estudio publicado por la Universidad de Kingston (ubicada en Londres, Gran Bretaña), asegura que hacer la cama no es tan bueno como parece e incluso tiene efectos negativos en la salud.

¿Cómo explican esto?

Para asegurar que hacer la cama puede ser perjudicial para la salud, los investigadores revelaron que el hecho de colocar perfectamente las sábanas y la colcha hace un sitio perfecto para que los ácaros aniden y extiendan su vida. En concreto, ellos señalan que cuando hacemos la cama, estamos cubriendo  los ácaros y arácnidos que habitan en las mismas sábanas, contribuyendo a aumentar su esperanza de vida.

Resulta que aunque nosotros no lo podamos percibir, las sábanas y colchas tienen humedad y calor, que se genera debido al sudor que producimos cuando dormimos. Esta humedad sumada a la poca ventilación, hace un hogar perfecto para los ácaros, que se podrán propagar fácilmente y vivir durante mucho tiempo sin que nos podamos dar cuenta.

Al hacer un hogar perfecto para los ácaros, estamos expuestos a sufrir de asma, eczemas o dermatitis, fiebre de heno crónica, diferentes alergias respiratorias e incluso insomnio. Es que de hecho las investigaciones arrojaron que una cama hecha puede ser el hogar de hasta 1,5 millones de ácaros, por lo que hay un gran riesgo de desarrollar alguna de estas enfermedades.

Acaros

Stephen Pretlove, líder del equipo de científicos que publicó el estudio, afirmó que para evitar las enfermedades producidas por los ácaros, lo mejor es combatirlos evitando hacer la cama tan pronto nos levantemos. Cuando no hacemos la cama, los ácaros pueden ser eliminados con más facilidad, sobre todo si permitimos que la ventilación entre en nuestro dormitorio. Los ácaros pueden ser eliminados con aire fresco y exposición al sol, es decir, que para evitar que se propaguen en nuestra cama, lo ideal es dejar las sábanas sin colocar y abrir la ventana de nuestra alcoba.

Pretlove también reveló que muchos insectos y plagas pueden ser eliminados con los diferentes productos de limpieza y utilizando un aspirador. Sin embargo, aclaró que los ácaros no pueden ser eliminados de esta manera, por lo que ha recomendado ventilar con frecuencia la habitación, lavar sábanas y colchas regularmente y sobretodo exponerlas al sol.

Para concluir, el investigador señaló que estos hallazgos pueden ser claves en la prevención de enfermedades alérgicas o similares, lo que podría ayudar en su tratamiento. Por lo tanto, quienes no disfrutan mucho la tarea de hacer la cama, ahora tendrán una razón más justa para no hacerlo. Y quienes la hacen frecuentemente, sobre todo después de levantarse, deberían empezar a considerar las recomendaciones para evitar la propagación y esperanza de vida de los ácaros, con el fin de prevenir las enfermedades mencionadas.