¿Por qué es bueno no hacer la cama por las mañanas?

Carolina Betancourth · 30 marzo, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 16 marzo, 2020
Para eliminar los ácaros, debemos dejar la cama sin hacer, ventilar la habitación y dejar que el aire fresco y el sol nos ayuden a llevar a cabo esta tarea. Entonces, ¿hacer la cama es bueno o malo para la salud?

Hacer la cama es una de las actividades que la mayoría de las personas realiza cada mañana. Normalmente la hacemos después de haber aireado la habitación o cuando volvemos del trabajo, si no nos ha dado tiempo antes.

Asimismo, es común considerar que esta actividad es imprescindible para que la casa se vea organizada. Sin embargo, un estudio publicado en 2006 en el Experimental & Applied Acarology y realizado por científicos de la Universidad de Kingston aseguró que hacer la cama es contraproducente. Dicha investigación afirma que hasta podría tener efectos negativos para la salud. ¿Es esto cierto?

¿Es bueno hacer la cama por las mañanas?

Hacer la cama

Los investigadores revelaron que el hecho de colocar perfectamente las sábanas hace un sitio perfecto para los ácaros. En concreto, señalan que cuando hacemos la cama estamos cubriendo los ácaros que habitan en las sábanas; de este modo, se contribuye a aumentar su esperanza de vida y su reproducción.

Resulta que, aunque nosotros no lo podemos percibir, las sábanas y colchas tienen humedad y calor, que se genera debido al sudor que cada persona produce cuando duerme. Según el estudio de la Universidad de Kingston que citamos previamente, esta humedad hace un hogar perfecto para los ácaros.

En ese entorno, estos microrganismos se pueden propagar fácilmente y vivir durante mucho tiempo sin que el ser humano que descansa allí cada noche llegue a darse cuenta.

Si bien hay millones de ácaros a diario en cada cama y no representan una amenaza seria para muchas personas, sí pueden causar reacciones alérgicas en algunos individuos. Asimismo, se aumenta la exposición a sufrir de asma, eccemas o dermatitis, fiebre de heno crónica, diferentes alergias respiratorias e incluso insomnio.

Te puede interesar: Cómo evitar problemas con los ácaros

Cómo mantener una buena limpieza y combatir los ácaros

Ácaros

Stephen Pretlove, uno de los integrantes del equipo de científicos que publicó el estudio, afirmó en una publicación que lo mejor es combatirlos evitando hacer la cama tan pronto.

Los ácaros pueden ser eliminados con aire fresco y exposición al sol. Por lo tanto, lo ideal es dejar las sábanas sin colocar y abrir la ventana de la habitación.

Pretlove también reveló que muchos insectos y plagas pueden ser eliminados con los diferentes productos de limpieza y utilizando un aspirador. Sin embargo, esto a menudo no es posible con los ácaros, ya que son muy resistentes a esos métodos.

Ante ello, el experto recomendó ventilar con frecuencia la habitación, lavar sábanas y colchas regularmente y, sobre todo, exponerlas al sol.

Lee también: Cómo usar el limón y otros productos naturales para la limpieza

La higiene en el lugar de descanso

Curiosamente, un estudio publicado por la Universidad Estatal de Carolina del Norte afirma que hay más partículas provenientes de la piel, boca y hasta de materia fecal en las camas de los humanos que en un nido de chimpancés, más allá de que el hábitat de los animales posee más diversidad de microrganismos presentes.

¿Qué implica esta afirmación? En primer lugar, deja a la vista la naturaleza del ambiente en el que los humanos vivimos; es imposible tener un hogar impoluto. Por más esfuerzo que se haga, la sola presencia de una persona ya es suficiente para que haya millones de microbios en el aire y las superficies.

Más allá de esto, no debemos obviar las medidas básicas para higienizar la casa y que sea un lugar menos propenso a la proliferación de bacterias y microrganismos patógenos. Algunas claves que se detallan en esta publicación médica de Mayo Clinic son:

  • Si se padecen alergias crónicas, cubrir la ropa de cama con fundas contra los ácaros del polvo y reemplazar los materiales de lana o plumas por sintéticos.
  • Lavar semanalmente las sábanas con agua caliente.
  • En la habitación, mantén el piso y el mobiliario limpio.
  • No olvides limpiar regularmente las cortinas, que también suelen acumular polvo y partículas que pueden provocar alergias.
  • En cuanto a las mascotas, lo ideal es mantenerlas lejos del dormitorio.
  • Todos los elementos acumulados en la habitación acumulan polvo y microbios. Por ende, es aconsejable ordenar diariamente.

Hacer la cama: ¿un hábito que debemos abandonar?

Para concluir, Pretlove señaló que estos hallazgos pueden ser claves en la prevención de enfermedades alérgicas. Si eres de los que no acostumbran a hacer la cama temprano, ya tienes una buena ‘excusa’ para continuar así.

En cambio, quienes la hacen frecuentemente, sobre todo minutos después de levantarse, deberían empezar a considerar estas recomendaciones. De esta manera, ayudarán a evitar la propagación y esperanza de vida de los ácaros, con el fin de prevenir las enfermedades mencionadas.

  • Messy bedroom could spell end for creepy crawlies. 2005. Kingston University London. https://www.kingston.ac.uk/news/archive/2005/january/17-messy-bedroom-could-spell-end-for-creepy-crawlies/
  • Prepara tu hogar a prueba de alergias. Mayo Clinic. https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/allergies/in-depth/allergy/art-20049365
  • Crowther, D., Wilkinson, T., Biddulph, P. et al. A simple model for predicting the effect of hygrothermal conditions on populations of house dust mite Dermatophagoides pteronyssinus (Acari: Pyroglyphidae). Exp Appl Acarol 39, 127–148 (2006). https://doi.org/10.1007/s10493-006-9003-8
  • Matt Shipman. 2018. Think Chimpanzee Beds Are Dirtier Than Human Ones? Think Again. North Carolina State University. https://news.ncsu.edu/2018/05/chimpanzee-beds/