Por qué es importante el respeto de los niños hacia los padres

31 julio, 2018
El respeto debe enseñarse con el ejemplo, y para tener una relación sólida entre hijos y progenitores es importante establecer algunas reglas en el hogar

El respeto de los niños hacia los padres es fundamental en toda familia. Recibir educación fomentada en valores es indispensable en el desarrollo de un niño, y el respeto forma parte de aquellas personas nobles que se preocupan por los demás. Esta virtud hará que tu pequeño se desenvuelva de manera óptima en su círculo social.

Actualmente, las familias se han vuelto un poco permisivas en ciertos aspectos. Los tiempos cambian, sí, pero los valores deben prevalecer. La conducta de los niños parece ser difícil de manejar, y el origen de esta dificultad radica en la forma en la que educamos a los pequeños. Recuerda que mientras más pequeño sea el niño, más énfasis deberás hacer en los valores.

El niño debe tener la mayor capacidad de atención en el hogar. Sin embargo, es importante que ambos aprendan a manejar esa atención sin caer en discusiones. Con algunos consejos aprenderás a mejorar la relación con tus pequeños.

Importancia del respeto de los niños hacia los padres

Culpabilidad de los padres por no resolver los problemas de los hijos.

1. Se fortalece la relación

La primera relación que establece una persona en la vida es con sus padres. Un niño observa a sus padres como sus mejores amigos, por lo que es indispensable que trates de mantener una relación respetuosa y amable con tu hijo. Enséñale las cosas que puede lograr siendo respetuoso: palabras sencillas como ‘por favor’ y ‘gracias’ son clave en la construcción de una relación.

Asimismo, explícale el valor de pedir perdón. Si tu hijo ha hecho algo malo, muéstrale las consecuencias y pídele que ofrezca una disculpa. Recuerda que estas acciones deben ser mutuas para que exista una relación cordial.

Lee también: Prepara colada de pan que tus hijos amarán

2. Existe más comunicación

La comunicación influye mucho en el respeto de los niños hacia los padres. Al establecer el respeto hacia los padres, estarás mejorando la relación con tu pequeño y, por ende, la comunicación será mejor. Escucha, sin interrumpirle, sus opiniones y pensamientos, pues así tu hijo se dará cuenta del interés que tienes en él. Aprende a escucharlo y a responder sus dudas de la manera adecuada.

Habla con tu pequeño de manera tranquila, aunque estés molesto. Si se ha equivocado, mantén la calma y no grites. Erróneamente se cree que los gritos infunden respeto y no es así. Por el contrario, los gritos y las malas respuestas fomentan el miedo y alimentan la desobediencia.

3. Se comparten valores

Comunicación entre padres e hijos

Los niños son una esponja, y es que absorben todo lo que tienen alrededor. Si tu hijo se desenvuelve en un ambiente agradable, cordial y respetuoso, es probable que absorba estos valores. Mantén siempre un ambiente agradable en el hogar y muestra respeto hacia a tu hijo y hacia los demás, pues de esta manera él se dará cuenta que sus padres demuestran los valores que han adquirido.

Además del respeto hacia los padres, infunde valores como la honestidad y responsabilidad, pues estos son pilares fundamentales en el desarrollo de cualquier persona. Hazle saber a tu hijo que hay formas de expresar el desacuerdo o la incomodidad; muéstralo con un ejemplo.

4. Los niños se esfuerzan más para cumplir sus deberes

Para fomentar el respeto de los niños hacia los padres es capital que establezcas reglas claras en el hogar; hazlas cumplir y se estricto con ellas. De esta manera, el niño se dará cuenta que, al cumplir los objetivos del día, conseguirá pequeños logros diarios que fomentarán el respeto.

Es importante que apliques esta técnica a modo de fomentar la motivación al logro, y no a manera de chantaje. Explícale la importancia de cumplir con sus deberes a través de pequeñas recompensas. Se mantendrá motivado y será un buen niño en todos los aspectos de su vida.

Ver también: 5 cosas que no deberías publicar sobre tus hijos en Internet

¿Por qué los padres también deben respetar a sus hijos?

Establecer disciplina entre padre e hijo.

En la educación de nuestros hijos, casi todo se enseña bajo el ejemplo, que se sientan respetados para poder exigirles respeto. Por ejemplo, si en la casa se tienen una serie de normas, debes ser consistente. Si no está permitido ver televisión en la sala después de las 10:00, no lo hagas, porque así el niño entenderá que las normas se hacen respetar en el hogar.

No debes ser permisivo si han tenido un mal día o están en otras circunstancias; las normas deben mantenerse en cualquier momento. Para ello, la comunicación es clave, pues recuerda que se puede ser una figura de autoridad sin establecer un ambiente pesado en tu hogar. Trata a tu pequeño como tú quisieras que él tratara a los demás: con respeto y cordialidad.

Si tus acciones no son buenas, tu hijo te perderá el respeto

Reza un dicho: “el diablo está en los detalles”. Evalúa todas tus acciones y tus actitudes porque los niños observan todo lo que haces, hasta la manera en la que respiras. Un ejemplo clave es la manera en la que se tratan a los camareros de los restaurantes. ¿Tu trato es agradecido y respetuoso? Tu hijo está observando todo y, sin quererlo, copiará tus acciones.

Conclusiones

El respeto de los niños hacia los padres es importante para una posterior adultez. Además de ser respetuoso en el hogar, deberá serlo con el vecino, sus maestros y familiares: hagamos de nuestros hijos personas agradables.

La clave está en ganarse el respeto de los pequeños sin imponerlo, sino a través de acciones. La autoridad se mostrará de manera natural, sin ser autoritario: infunde en tu hogar el respeto, tolerancia y amistad.

Te puede gustar