Por qué hay parejas que discuten mucho y siguen juntos

Yamila Papa · 31 julio, 2018
Si, hay parejas que discuten mucho, pero que sin embargo siguen estando juntas. Esto puede deberse a muchas razones, como por ejemplo que quieren salir adelante de a dos. ¡Allí es donde está la clave!

Las peleas en una relación son ‘moneda corriente’ y si bien en algunos casos quedan puertas adentro, en otros se hacen partícipes quienes los rodean.

Nos llama mucho la atención que existen parejas que discuten mucho pero que así y todo continúan juntos. ¿A qué se debe? ¿Cómo mantienen una relación basada en la disputa constante? En este artículo te lo contamos.

¿Por qué discuten las parejas?

Esta es la primera pregunta que debemos responder antes de entender que hay parejas que discuten mucho, pero que igualmente siguen juntas. Aunque no existen dos relaciones iguales y los temas generadores de peleas puedan ser diversos, los principales motivos son:

1. Dinero

No importa cuánto se tenga o cuánto se gaste, el dinero siempre será responsable de muchas peleas en una relación. El conflicto por motivos financieros puede estar basado en las prioridades de cada uno. Además, los problemas económicos pueden generar estrés y susceptibilidades que aumentan las discusiones.

2. Celos

Otro de los motivos por los cuales hay parejas que discuten mucho. Las personas celosas pueden crear una situación poco agradable en todo momento o lugar, sin importar quién está al lado.

Lee también: 5 tips para un viaje en auto seguro a la hora de salir con tus hijos

3. Hijos

La crianza, el cuidado, la educación, la alimentación y el futuro de los hijos también llevan a la discusión. ¡E incluso si aún no los tienen!

4. Futuro

Los planes como pareja, ya sea del próximo fin de semana o para dentro de dos años puede ocasionar discusiones. Las vacaciones, la boda o las mudanzas son temas conflictivos en muchas relaciones.

5. Tareas domésticas

Hasta hace unas décadas atrás, las mujeres se encargaban de hacer todo en la casa. Pero ahora eso ha cambiado. Sin embargo, los conflictos en relación a las tareas domésticas van en aumento.

Discutir con la pareja, también es beneficioso

Como personas nos enfrentamos a situaciones desagradables todo el tiempo y en los momentos de incertidumbre, frustración, ira o miedo es cuando aparecen las discusiones. En el caso puntual de las relaciones de pareja, las peleas se desencadenan cuando creemos que el rumbo se pierde.

Esto quiere decir que los conflictos sirven para que las cosas no empeoren. Sí, así como lo lees. Mientras buscamos que la relación no fracase, es cuando más peleamos. Con las discusiones se evita perder el control de la situación.

También aparecen cuando debemos enfrentarnos a lo desconocido, a algo nuevo o diferente a lo que ya estamos acostumbrados. Las parejas discuten para sentir que tienen el control y que no están indefensos frente a las amenazas.

Sin embargo, debemos tener mucho cuidado de discutir ‘por deporte’ o que los entredichos aumenten de intensidad y frecuencia, porque esto puede dañar seriamente la relación.

Cuando existen luchas de poderes, diferentes puntos de vista o intensiones de doblegar el accionar del otro es cuando deberíamos hacer un ‘stop’ y replantear la relación.

Infórmate sobre: ¿Tu relación tiene futuro?

Las parejas que discuten mucho: ¿son más fuertes?

Las peleas están consideradas como algo malo. Sin embargo, en las relaciones de pareja pueden tratarse de algo ‘beneficioso’ para la relación. Quizás te hayas preguntado por qué las parejas que discuten mucho siguen juntas debido a tu concepción negativa sobre los conflictos.

Esto no quiere decir que está bien discutir a cada rato, porque desgasta bastante la relación, pero sí tener en cuenta que en ocasiones los puntos de vista opuestos tienen sus ventajas.

En primer lugar porque significa que la relación puede sobrevivir a cualquier adversidad. Si pelean mucho quizás se deba a que ambos pueden decir lo que piensan y al mismo tiempo respetar lo que dice el otro.

Por otra parte, pelear mucho puede ser sinónimo de no tenerle miedo a quien está enfrente. Discutir sin dudas es una prueba de fortaleza constante. Si puedes tolerar al otro, también tienes la posibilidad de manejar sus opiniones fuertes.

¿Te has puesto a pensar alguna vez que una relación donde hay muchas peleas es realmente pasional? Y por supuesto, tienen un sexo increíble de reconciliación. La discusión como signo de pasión es alimentada por ambas partes y solo estará presente cuando los temas sean muy pero muy importantes.

También debemos tener en cuenta que las discusiones nos permiten aprender, tanto de uno mismo como del otro. Por lo tanto, al exponer nuestro punto de vista y escuchar el de nuestra pareja, podemos saber de qué manera actuar en el futuro.

No hace falta gritarse todo el tiempo, ya que un ‘debate saludable’ sobre diferentes temas es suficiente para que la relación deje de lado la monotonía. Las parejas que discuten mucho en definitiva están saliendo de la rutina que muchas veces es la que desencadena una separación. ¡Estar de acuerdo en todo puede ser tan aburrido!

Es difícil entender que las peleas puedan ser positivas, sin embargo, eso lo demuestran aquellas parejas que se lo pasan todo el tiempo discutiendo y aún así, permanecen juntas. Por un lado, porque se hacen más fuertes con cada conflicto, y por el otro, porque luchan por llegar a un acuerdo y mejorar la relación.

Por lo tanto, si últimamente estás peleando demasiado con tu pareja, analiza si se trata de algo pasajero o de una actitud inconsciente de prosperar y pensar a futuro.