¿Por qué los médicos recomiendan tomar vino tinto?

¿Sabías que, entre otros beneficios, el vino tinto puede ayudarnos a no tener problemas de audición? Gracias al resveratrol también ayuda a retrasar el deterioro cognitivo, así como problemas cardíacos

Cada día aparecen nuevos estudios que hablan de los múltiples beneficios de tomar vino tinto. Entre sus ventajas encontramos que evita la aparición de dolencias cardíacas, enfermedades mentales, colesterol alto y cáncer de intestino.

La lista de propiedades favorables se amplía a cada momento. Las últimas investigaciones apuntan que el vino tinto, además de ser un placer para el paladar, ayuda a evitar problemas de audición.

¿Qué hace tan bueno a este vino?

El vino tinto contiene una sustancia (presente en las uvas rojas) que se llama resveratrol químico y que parece ser que contribuye a retardar el proceso inflamatorio del cuerpo, retrasando así temas tan importantes como:

  • Pérdida de audición.
  • Envejecimiento en general e incluso en aspectos cognitivos.
  • Actúa como protector cardiovascular.
  • Puede prevenir la sordera según afirman los estudiosos del tema.

Existen algunos alimentos que tienen gran cantidad de antioxidantes, entre ellos el vino y el té verde. Lo más interesante es que las investigaciones llevadas a cabo en la Universidad de Leeds, Inglaterra, concluyen que estos antioxidantes retrasan los signos de la edad  y también ayudan en la lucha contra enfermedades como el Alzheimer.

Algunos de los numerosos beneficios de tomar vino tinto

  1. Evita el cáncer. Los flavonoides que tiene el vino, tomados de forma continuada reducen en un 25% las posibilidades de padecer de cáncer de próstata, según investigaciones de la Universidad de Carolina del Sur.
  2. Favorece la asimilación de las proteínas; por eso es muy bueno tomar una copa de vino con los quesos y las carnes de todo tipo.
  3. Incrementa el colesterol HDL (bueno). Sus características como antioxidante evitan la oxidación del colesterol (LDL) malo.
  4. Mejora los síntomas asociados a las várices.
  5. Retrasa el envejecimiento y contribuye a mejorar la piel.
  6. Favorece la visión. Estudios de la Universidad de Washington avalan que los antioxidantes que contiene reducen el desarrollo de vasos sanguíneos que derivan normalmente en afecciones de la vista como la retinopatía diabética.
  7. Reduce la probabilidad de tener hemorroides.
  8. Evita infecciones urinarias.
  9. Disminuye las alergias debido a que tiene un efecto antihistamínico y antibacteriano.
  10. Favorece la circulación de la sangre en general, disminuyendo las posibilidades de coágulos.
  11. Previene la formación de cálculos renales.

Usos del vino en el pasado

Es curioso saber que el vino y sus efectos sobre la salud son un tema de controversia y estudio continuo. Es innegable que el vino ha tenido una importante trayectoria en el pasado como medicación, como antiséptico para curar heridas, para favorecer digestiones e incluso se planteaba la conveniencia de tomar vino tinto a falta de agua potable.

Obviamente hay muy buenas razones para tomar vino tinto con frecuencia, pero como todo en esta vida, con moderación. Uno o dos vasos al día y tu salud te lo agradecerá.

  • GAWEL, R. (1998). Red wine astringency: a review. Australian Journal of Grape and Wine Research. https://doi.org/10.1111/j.1755-0238.1998.tb00137.x
  • Jackson, R. (2008). Wine Science: Principles and Applications. Academic Press. https://doi.org/10.1016/B978-0-12-373646-8.50004-4
  • Nijveldt, R. J., Van Nood, E., Van Hoorn, D. E. C., Boelens, P. G., Van Norren, K., & Van Leeuwen, P. A. M. (2001). Flavonoids: A review of probable mechanisms of action and potential applications. American Journal of Clinical Nutrition. https://doi.org/10.1116/1.573519