¿Por qué me duele el vientre al tener relaciones?

Si duele el vientre al tener relaciones significa que sufren de  "dispareunia", un dolor genital recurrente que sucede antes, durante o después del coito. Te mostramos las posibles causas y las soluciones.

Son varias las mujeres a las que les duele el vientre al tener relaciones. Este dolor puede aparecer en diferentes momentos del acto sexual. Pero las molestias que ocasionan afectan por igual al deseo de quienes lo padecen. Generalmente, el solo hecho de saber que se aproxima, impide relajarse y disfrutar de esta unión con el compañero.

La dispareunia no se limita a personas de ninguna franja etaria. Cualquier persona que sea activa sexualmente puede sufrir estos dolores. Quienes noten que en reiteradas ocasiones, al haber penetración, tienen este malestar deben consultar al médico. Son diversas las causas que la provocan e identificar la correcta en cada caso permite el tratamiento adecuado.

Hay quienes sienten vergüenza de expresar que les duele el vientre al tener relaciones. Incluso, no se animan a compartir esa sensación con nadie a su alrededor. Pera la verdad que es un problema muy común y puede estar ocultando otras enfermedades. Por lo que es necesario hacer la consulta para prevenir otros males de mayor gravedad. O tal vez, les aconsejen un tratamiento simple con el que puedan volver a disfrutar del coito.

Causas por las que duele el vientre al tener relaciones

  • Falta de lubricación

lubricacion-regla

Esto se logra con los juegos previos a la penetración: caricias, besos y estimulación sensorial. Si la ansiedad los lleva a hacer demasiado corto el proceso de excitación, el organismo no está preparado. En algunas etapas, como la menopausia o la lactancia, los niveles de estrógeno disminuyen afectando la lubricación natural.

Ver también: ¿Cómo evitar el dolor en la penetración?

  • Coito agresivo

En casos en que la penetración es violenta o brusca también puede notar que le duele el vientre al tener relaciones. La intensidad extrema puede provocar irritaciones e inflamaciones dolorosas.

  • Vaginismo

Es una causa más relacionada con el nivel psicológico. La mujer, de manera involuntaria, provoca espasmos en la vagina que dificultan el coito. Son diferentes los motivos por lo que puede suceder y es fundamental la confianza con la pareja. Los dolores se producen desde la entrada hasta lo más profundo según el nivel.

Relajarse en el sexo estrés.

Ambos afectan a la manera en que la persona se predispone para tener relaciones. No tener la posibilidad de despejar su mente y relajarse es una causa común. La disconformidad con su cuerpo o las preocupaciones de su vida diaria conllevan una disminución del apetito sexual.

Te recomendamos leer: 6 soluciones para controlar el estrés y la ansiedad sin fármacos

  • Cervicitis

Es una infección del cuello uterino que provoca sangrado durante las relaciones íntimas. Otro síntoma asociado con el dolor por cervicitis es la presencia de un flujo anormal. Para que el sexo sea un motivo de felicidad hay que tratar esta infección y todo volverá a la normalidad.

  • Otra lesiones internas

Existen algunas malformaciones congénitas que provocan este dolor. Asimismo cicatrices de cirugías pélvicas o lesiones ocasionadas en algún accidente. Buscar consejos para tener relaciones y que no afecten estas lesiones es la opción.

  • Endometritis

colicos-menstruales

Hay inflamación en el útero en una capa más interna que se toca en la penetración y duele al tener relaciones. Puede deberse a un hongo o una bacteria que hay que tratar con medicamentos. Es algo fácil de combatir y necesario para no padecer en los encuentros.

  •  Congestión pelviana

Cuando la mujer ha pasado por varios partos y siente dolores recurrentes al tener relaciones o hacer ejercicios puede tener várices en la pelvis. Recurrir al médico para hacer un control es lo recomendable. Generalmente, estos casos se dan entre los 30 y los 40 años.

Algunas mujeres, tal vez, puedan descubrir solas la verdadera causa de ese dolor. Aunque definitivamente es muy difícil que sin ayuda puedan eliminarlos. De igual manera, saber que está sucediendo y por qué le duele el vientre al tener relaciones es el comienzo. De acuerdo con la respuesta puede visitar a un ginecólogo o a un psicólogo.

Tratar los diferentes traumas, físicos o psíquicos, con las herramientas adecuadas es la forma de sanar. Asociar penetración con dolor es lo peor que puede suceder. El sexo debe ser motivo de alegría, de disfrute y en lo absoluto de miedo. Una vez que hayan tomado la decisión y realizado los tratamientos pertinentes podrán comprobar los cambios.

Sexo sin dolor es la premisa. Si hay amor, pasión o ambas ya lo decide cada pareja. Pero lo básico es el placer que se logra cuando dos cuerpos se entregan sin barreras.

Te puede gustar