¿Por qué me duele la barriga a menudo?

Elena Martínez 8 diciembre, 2015
Debemos analizar el origen de nuestro dolor, ya que el tratamiento variará en función de la causa. Es importante tratarlo de forma precoz para que no evolucione a peor

Un dolor de barriga puntual puede deberse a diferentes motivos y no tiene por qué ser un problema de salud. En cambio, cuando lo sufrimos de manera recurrente debemos analizar cuál puede ser la causa para tratarlo de manera natural, antes de que se convierta en un problema crónico.

En este artículo te explicamos cuáles pueden ser los motivos de los dolores de barriga cuando se sufren de manera frecuente.

Gases

Uno de los dolores más frecuentes que pueden afectar a toda la cavidad abdominal son los gases y flatulencias, lo cuales sufren cada vez más personas de manera constante. Los motivos pueden ser diversos:

Visita este artículo: 6 remedios caseros para hacerle frente a los gases estomacales o flatulencias

Intolerancias alimentarias

Qué pasa ahora con el gluten

Muchas personas tienen dificultad para digerir determinados nutrientes, entre los que destacan la lactosa y el gluten.

Son difíciles de detectar porque pueden empezar a cualquier edad, de manera repentina, no siempre les dan síntomas y, en muchos casos, no son inmediatos, por lo que es complicado relacionarlos con el alimento que lo ha causado.

Alimentos flatulentos

Hay alimentos como las crucíferas (verduras de la familia de la coles) o las legumbres que causan muchos gases a la mayoría de las personas.

Comer de manera inadecuada

Comer si no se tiene hambre

Comer demasiado rápido, sin masticar, mientras hablamos o en estados de nerviosismo dificulta en gran medida la digestión y nos puede provocar gases.

¿Cómo los combatimos?

Cómo los combatimos

Deberemos analizar si podemos estar sufriendo una intolerancia alimentaria, así como proponernos aprender a comer con tranquilidad y sin prisa. No obstante, también tenemos algunos remedios que nos ayudarán a combatir los gases:

  • Cocinar los alimentos con comino.
  • Terminar la comida con una infusión de anís, hinojo y menta.
  • Tomar un suplemento a base de carbón vegetal, siempre y cuando no suframos estreñimiento, ya que entonces podría empeorar nuestro estado. En casos de gases y diarrea es la opción más adecuada.

Ardor y acidez

Uvas

Cuando el dolor de barriga está relacionado con ardores o acidez que nos queman tanto en la zona del estómago como en el esófago, ya que podemos tener reflujo, debemos tratarlo lo antes posible para evitar sufrir una úlcera, gastritis u otros problemas digestivos más graves.

Para ello debemos diferenciar el ardor de la acidez:

  • El ardor aparece cuando el estómago produce pocos jugos gástricos, lo cual provoca las molestias después de comer, digestiones lentas, pesadez, hambre con ansiedad, saciedad rápida, etc.

Para tratarlo podemos tomar suplementos a base de enzimas digestivas y especias estimulantes como la cayena y el jengibre (empezaremos por poca cantidad).

  • La acidez se da cuando el estómago segrega demasiados ácidos y suele aparecer antes de comer, acompañada de mucho apetito y sed de bebida fría. Para calmar la acidez recurriremos al limón (que a pesar de ser un cítrico neutraliza los ácidos), peras, uvas, vegetales de hoja verde, etc.

La arcilla blanca de uso oral es un buen antiácido natural.

Lee también: Alimentos que perjudican la gastritis

Estreñimiento

Estreñimiento

El estreñimiento es uno de los grandes males de hoy en día y, sin embargo, muchas personas que lo sufren no son conscientes de las múltiples enfermedades que puede acarrear a largo plazo y de cómo empeora nuestra calidad de vida.

El estreñimiento causa una inflamación e irritación crónica del intestino que nos puede provocar dolores, hinchazón, pinchazos, malestar, etc.

Para combatirlo debemos conseguir que el 80% de nuestra alimentación sean frutas, vegetales, legumbres, frutos secos y grano integral (arroz, avena, mijo, quinoa). Estos alimentos nos aportan una gran cantidad de fibra de manera natural.

También deberemos beber mucha agua fuera de las comidas para facilitar la digestión de esta fibra, ya que, si no, haría el efecto contrario y empeoraría el estreñimiento.

También podemos tomar algunos laxantes naturales como las semillas de lino, el agua de mar, las ciruelas pasas, etc.

Dolor nervioso

Por último, debemos citar también el dolor de origen nervioso, en el cual deberemos pensar siempre que estemos pasando por una temporada de estrés o problemas emocionales. También es muy característico de aquellas personas que no suelen contar sus problemas y que, por lo tanto, los sufren por dentro, lo cual afecta al aparato digestivo.

En este caso optaremos por plantas medicinales que nos ayuden a relajarnos:

  • Melisa.
  • Pasiflora.
  • Tila.
  • Albahaca.
  • Valeriana.
  • También nos puede ayudar un suplemento a base de magnesio o levadura de cerveza.
Te puede gustar