¿Por qué no hacemos algo tan fácil y sano?

Francisco Peñalver 26 septiembre, 2013
Para favorecer la pérdida de peso de forma natural y eliminar toxinas el agua es fundamental. Es recomendable tomarla antes de las comidas para no entorpecer la digestión

Si alguien me dice que en lo alto del Himalaya hay una hierba que adelgaza, ya estoy llamando al sobrino de un tío abuelo primo segundo de mi madre que vive en India, para decirle que somos familia y si puede conseguirme dicha planta. O sea, hacemos lo imposible por conseguir cualquier cosa que suene exótica o extravagante.

Pero si alguien te dice que en todas las tiendas del barrio, hay una cosa barata, accesible para todos y que trae muchísimos beneficios para la salud consumiéndola de una manera determinada, ¿Qué haces? Ni caso. Pues mejor no sigas leyendo, porque lo que viene a continuación es bueno, bonito, barato y ya lo tienes en casa.

Tan fácil como saludable

Se ha hecho muy popular en Japón beber un vaso de agua en ayunas por la gran cantidad de beneficios que ofrece a la salud. Pero no es suficiente un solo vaso, beber al menos cuatro vasos de agua 45 minutos antes del desayuno no solo previene de muchas enfermedades, sino que además hace mejorar todas las funciones orgánicas.

Si tenemos en cuenta que este elemento conforma el 75% de los músculos, el 90% del cerebro, el 22% de los huesos y el 83% de nuestra sangre, es fácil imaginar cuan mal nos podemos sentir cuando escasea y lo bien que funciona la máquina humana cuando está suficientemente hidratada, pues un 70% aproximado del cuerpo es agua.

El poder del agua

Los beneficios de beber agua en ayunas son inmediatos. Todos los órganos y sistemas necesitan agua para un buen funcionamiento. Para aquellas personas que hacen de esta práctica un hábito diario podran comprobar que: elimina la retención de líquidos, elimina toxinas, ayuda a mejorar el tránsito intestinal y activa el metabolismo.

Guadalupe fuente

Pero ademas previene de multitud de enfermedades entre las que podemos destacar: problemas de corazón, artritis, taquicardia, epilepsia, hemorroides, constipados, gastritis, diabetes, asma, patologías del riñón, estreñimiento, tumores y otras, con algo tan fácil como beber agua.

Antes de cada comida

En síntesis nos limpia, nos renueva y activa por dentro. Pero también colabora en la regulación de la temperatura interior, protección e hidratación de los órganos vitales, mejor transporte de los nutrientes y del oxígeno hacia las células, haciendo más eficiente la digestión de los alimentos.

Pero una de sus virtudes, y esto a muchos lectores les va a encantar, es que ayuda a bajar de peso. Consumir varios vasos de agua, no solo antes del desayuno sino también, antes de cada comida diaria, nos ayudará a alcanzar la cifra de 2 litros mínimo recomendable al día, además de quitarnos la ansiedad por comer.

Cómo hidratarnos

Todos sabemos que cuando llueve de forma torrencial, no solo no ayuda la los cultivos sino que a veces los arrasa. Así como una llovizna prolongada es la mejor hidratación para la tierra, nosotros al consumir dos litros de agua diarios (mínimo) hemos de hacerlo de forma consciente, para ir asimilando poco a poco este vital elemento.

Josué agua fria

Es normal que al principio como todo nuevo hábito cueste acostumbrarse. Pero al comprobar los beneficios que nos aporta uno se anima a continuar. Es importante que el agua sea de calidad, agua mineral de una buena marca a ser posible. Si pensamos que este agua brotó de una fuente en un lugar natural de alta montaña nos va a parecer que es un lujo barato tenerla en casa.

La mejor forma de consumir cualquier bebida es a temperatura ambiente, ni muy fría ni muy caliente. Y en lugar de beber durante la comida o después de la misma, tomar unos dos o tres vasos previamente, que ayudará en el proceso digestivo, a eliminar toxinas y perder peso de forma natural.

Imágenes por cortesía de Fernando, Guadalupe y Josue

Te puede gustar