Por qué no logramos tener la pareja que queremos

Yamila Papa Pintor·
30 Julio, 2020
Muchas veces, la pareja que queremos no se asemeja en nada a la que tenemos. ¿Es por inconformidad, por no saber elegir o porque somos personas negativas?

No siempre podemos tener la pareja que queremos, y eso puede deberse a muchos motivos. Por lo general, las falsas expectativas juegan un papel muy importante en este proceso.

No obstante, debes saber que es posible que la pareja que siempre has deseado esté delante de tus narices y tú seas incapaz de apreciarla porque exiges cosas irreales. ¿Te lo habías planteado?

Profundicemos.

¿Cómo es la pareja que queremos?

En primer lugar, es muy importante tomarse el tiempo necesario para pensar un poco y reflexionar sobre qué te gusta y qué no en una pareja. Seguro que sabes distinguir entre aquello que te hace sentir bien y los comportamientos que te molestan o te hieren.

De esta manera, será más fácil hallar a alguien que cumpla o incluso supere estas expectativas. No obstante, ten cuidado, porque muchas veces se cree que para enamorarse uno debe encontrar a su príncipe o su princesa de cuento de hadas; alguien idealizado y digno de una novela caballeresca de la Edad Media.

Está bien que valoremos la caballerosidad de los romances medievales, pero ser realistas nos ayudará a encontrar el amor sin tanta pretensión. La persona perfecta no existe, por lo que no debes enfocarte en encontrar a un personaje irreal.

Tú y nada más que tú tienes la capacidad de determinar qué es lo que quieres en esta vida. Es fundamental dejar de lado los mitos; la ‘media naranja’ no es tal, porque nadie llega para rellenar lo que nos falta (o al menos no debería ser así).

Ver también: Cómo actuar cuando tu pareja te miente

¿Por qué no tenemos la pareja que queremos?

Aunque no lo creas, todos tenemos al lado a la persona que deseamos. O, por lo menos, a alguien a quien quisimos en algún momento y nos pareció diferente e inigualable. Sin embargo, con el paso del tiempo, poco a poco se empieza a conocer al otro y se descubre que, al igual que los demás, tiene sus puntos débiles y flaquezas.

Y es ahí cuando comienzan los problemas, las peleas, las recriminaciones y las separaciones. Quizás no tenemos la pareja que queremos porque tememos pedirle que cambie aquello que nos hace sufrir. 

Lo peor de todo es que soportamos y dejamos que el tiempo pase, hasta que un día nos damos cuenta de que hemos pasado la vida con alguien que realmente no nos hacía felices.

Pareja enfadada.

Por otra parte, es muy importante tener en cuenta que si uno no está satisfecho con su relación, quizás no se deba a la pareja en sí, sino a cómo estamos nosotros.

Depositar todas las expectativas en la pareja mientras te olvidas de ti mismo y de seguir creciendo como persona o como profesional es un error que, con el paso del tiempo, sale muy caro.

Además, si no te sientes satisfecho contigo mismo, es casi imposible que lo estés con quienes te rodean y eso incluye a la pareja, pero también a los amigos, familiares, colegas del trabajo, etc.

Y, por supuesto, no hay que dejar de lado la constante presión que ejerce la familia o la sociedad. Es obligatorio ser feliz, tener la pareja perfecta y cumplir con todos los mandamientos culturales.

Es importante saber: No esperes a tenerlo todo para disfrutar de la vida

¿Por qué deseamos algo diferente en la pareja?

Las personas somos inconformistas por naturaleza y eso puede ser bueno si sabes cómo manejarlo. De lo contrario, sufrirás y te convertirás en una persona frustrada incapaz de disfrutar de lo que tiene.

Cuando estamos solteros, fantaseamos con encontrar a alguien para hacer ciertas actividades, como ir al cine, tener paseos románticos o cenar a la luz de las velas.

No obstante, cuando salimos con alguien, muchas veces nos agobiamos ante la idea de hacer esta clase de cosas. Otras, nos encanta que el otro sea independiente, pero también echamos de menos aquello que antes nos causaba pesadez. ¿Qué nos pasa? ¿Por qué nada es suficiente?

Resolver conflictos de pareja.

Añoras lo que no tienes por una dosis de ansiedad y de ‘futurismo’ que no sabes cómo controlar. Esto te hace sentir culpable, frustrado e incapaz de disfrutar de la persona que tienes al lado.

Reflexiona y comunícate con el otro

Se dice que las personas quieren aquello que no tienen, en vez de disfrutar de lo que sí poseen. Puede parecer algo difícil de comprender, pero es más sencillo de lo que crees.

La mayoría de las veces, solemos mitificar las relaciones y exigir una serie de expectativas basadas en películas y novelas que no se corresponden con la realidad. Debes ser consciente de esto y reflexionar.

Es posible que tu pareja tenga todo lo que buscas para ser feliz, pero seas incapaz de verlo porque esperas que se comporte como un actor de una película de Hollywood. Valora lo que tienes y hazte un favor a ti mismo: un amor no tiene que ser perfecto…tiene que ser real.

  • Guzmán, Mónica., Contreras, Paula. (2012). Estilos de Apego en Relaciones de Pareja y su Asociación con la Satisfacción Marital.https://scielo.conicyt.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0718-22282012000100005