¿Por qué ocurren los retrasos menstruales?

6 junio, 2018
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Nelton Abdon Ramos Rojas
Es importante realizarse chequeos periódicos para poder detectar a tiempo cualquier posible alteración que pueda surgir. La detección temprana permite que las probabilidades de éxito de los tratamientos aumenten.

A lo largo de su vida, una mujer puede tener varios retrasos menstruales, por diversos motivos que no necesariamente incluyen un embarazo. Dependiendo de las causas, la situación puede ser pasajera y no ocasionar mayores inconvenientes. Sin embargo, en otras ocasiones es necesario prestar atención y acudir al médico.

No existe una única causa. De hecho, generalmente se tienen en cuenta varios factores y, muchos de ellos incluyen aspectos del día a día de la mujer, como la alimentación, la calidad del sueño, la gestión del estrés, entre otros.

Veamos más a continuación.

Factores a tener en cuenta

En lo que respecta a los retrasos menstruales, hay varios factores a tener en cuenta:

  • El momento en el que ocurren (circunstancias).
  • Los síntomas que incluye (y los que no).
  • La duración del problema.
  • La edad de la mujer.
  • El estilo de vida.

Dependiendo del momento en que ocurra el retraso, tu edad y tu estilo de vida, el retraso y falta de la menstruación puede tener un significado u otro. De allí la importancia de acudir al médico para una evaluación y diagnóstico.

En ocasiones, el retraso puede deberse a que llevas poco tiempo con la regla y aún tu ciclo no es regular. En la adolescencia es común que se presenten trastornos del ciclo menstrual, tal y como afirma este estudio realizado por el Comité Nacional de Endocrinología, por la intensa actividad hormonal propia de esta edad. Probablemente, la menstruación venga de forma más abundante, sea más prolongada, se adelante y se retrase.

El estrés crónico como desencadenante de alteraciones

Mujer agobiada por estrés

Así como el estrés crónico es capaz de causar diversas alteraciones como palpitaciones, dolores de cabeza, pérdida del cabello, tensión y dolor muscular, fatiga, irritabilidad, malestares estomacales, problemas para dormir, etc., también puede provocar adelantos o retrasos menstruales en la mujer.

Las hormonas del estrés pueden causar alteraciones en la duración del ciclo, según afirma este estudio realizado por la Clínica Las Condes (Chile)haciéndolo irregular, e intensificar las molestias incluso del síndrome premenstrual. Por ello, la mujer puede tener dolores de cabeza más fuertes o notar mayor hinchazón en el vientre.

El estrés es una de las causas más comunes de los retrasos menstruales. Una vez se comienzan a mejorar los hábitos de vida y se aplican técnicas para gestionarlo correctamente, las molestias suelen desaparecer sin necesidad de aplicar ningún tratamiento farmacológico.

A pesar de que el estrés es una causa común, es necesario aclarar que cada mujer es distinta. Por ello, el chequeo es fundamental. 

En otras palabras: aunque dos mujeres tengan un retraso por estar pasando por un periodo de mucho estrés, las recomendaciones no serán idénticas. Puede que una deba prestar más atención a la alimentación, por ejemplo, mientras que la otra puede necesitar una terapia cognitivo-conductual.

Te interesa leer: Entrevista a Alejandra Menassa: el síndrome premenstrual y sus detonantes

Medidas para gestionar el estrés

Para evitar que el estrés tome el control absoluto del cuerpo y cause alteraciones como los retrasos menstruales, es fundamental apoyarse en buenos hábitos de vida y, en la medida de lo posible, procurar aprender técnicas varias para gestionar el estrés. De esta manera, podrás gozar de bienestar día a día.

Recuerda que es importante ser constante y coherente con tus hábitos. De lo contrario, no obtendrás los beneficios deseados.

Pautas de vida recomendadas:

  • Mantener una dieta equilibrada. Los beneficios de una buena alimentación e hidratación son múltiples y conviene aprovecharlos.
  • Practicar ejercicio físico a diario. Según este estudio realizado por la Universidad de Guayaquil (Ecuador), la actividad física ayuda a liberar tensión, distraer la mente y liberar hormonas que tienen un efecto positivo en el organismo y, por ende, contribuyen con el bienestar. Busca una actividad que te guste, te llame la atención o te apasione y comienza a practicarla para sentirte mejor.
chica haciendo deporte

  • Cultivar las relaciones familiares y de amistad. Socializa, practica la escucha activa, exprésate sanamente con aquellos que más te importan, distráete.
  • Eliminar el consumo de tabaco y alcohol, ya que esto no solo perjudica tu salud física sino que podría aumentar tus niveles de estrés (aunque parezcan una forma de aliviarlo en el momento, en realidad solo acentúan el problema).
  • Reserva un tiempo para el ocio, cada día. Los momentos de amor propio, en los que disfrutas una lectura, un baño relajante, escuchas música o practicas cualquier hobby de tu agrado (como la jardinería, los videojuegos, etc.) te ayudarán a desconectar de las preocupaciones y a gestionar mejor el estrés diario.

Nota: ver la televisión y navegar en internet (o simplemente estar en las redes sociales) pueden parecer medidas que ayudan a distraerte, pero pueden aumentar tus niveles de estrés. Por ello, es preferible siempre que les des prioridad a otro tipo de actividades, como el deporte, el baile, etcétera.

Te puede interesar: La aromaterapia para sentirse mejor

¿Cuándo visitar al médico?

En caso de que tengas retrasos menstruales con frecuencia y  presentes molestias que se agravan progresivamente, debes consultar con tu ginecólogo cuanto antes. Evita postergar el chequeo, ya que es fundamental detectar el origen del problema y darle un tratamiento a tiempo.