¿Por qué practicando yoga se reafirman los músculos?

Raquel Lemos 3 junio, 2018
Muchas personas consideran el yoga un deporte "light". No obstante, se trata de una práctica integral gracias a la cual se pueden tonificar y reafirmar los músculos

Aunque parezca que con el yoga no se tonifican los músculos del cuerpo, en realidad el ejercicio que se realiza es mucho más intenso de lo que se aprecia a primera vista. Hoy descubriremos por qué practicando yoga se reafirman los músculos, eliminando así las creencias que suponen todo lo contrario.

Gracias a esta actividad conseguimos armonizar nuestro cuerpo y nuestra mente trabajando nuestro equilibrio. Sin embargo, lo maravilloso de esta práctica es que consigue que nos centremos en el momento presente.

Practicar yoga ayuda a trabajar la fuerza

Uno de los motivos por los que practicando yoga se reafirman los músculos es porque nos ayuda a trabajar la fuerza. No obstante, no todos los tipos de yoga nos permiten conseguir este objetivo. Algunos son más “fitness” o más “atléticos” que otros.

Por ejemplo, el ashtanga, el vinyasa o el power yoga son considerados los mejores estilos de yoga para trabajar la fuerza. La pregunta que nos puede surgir aquí es: ¿cómo lo logran?

  • Ashtanga: Consiste en realizar posturas de manera continua, fluida y consistente. Los movimientos son acelerados y no se descansa entre una postura y otra.
  • Vinyasa: También conocido como yoga flow, hace uso de los asanas, que se suceden creando un patrón específico y fluyendo suavemente.
  • Power yoga: Incluye movimientos de fitness y pilates. La música puede variar desde jazz, a soul o hip hop. Es un estilo de yoga innovador.
Practicando yoga se reafirman los músculos

 Las posturas son desafiantes

Existen algunas posturas en el yoga que son todo un desafío. Por ejemplo, la postura de la grulla (Bakasana) no es apta para principiantes. En esta posición el equilibrio es muy importante, así como la fuerza que se tiene que ejercer con los brazos.

Cada asana tiene que mantenerse durante un tiempo determinado. Además, algunos se realizan utilizando el peso de nuestro cuerpo. Esto hará que los músculos se tensen y que se trabaje con la fuerza.

Veamos algunas posturas más:

  • Postura del sol (Purvottanasana): Ideal para perder peso y tonificar los brazos.
  • Postura de la silla (Utkatasana): Trabaja el equilibrio además de ayudar a fortalecer y tonificar tanto los glúteos como las piernas.
  • Postura de la plancha (Utthita Chaturanga Dandasana): Tonifica brazos, piernas y glúteos.

Es importante no forzar el cuerpo al realizar estas posturas ya que, si no somos lo suficientemente flexibles y acabamos de iniciarnos en el yoga, podríamos sufrir alguna lesión. Aunque esta práctica no parezca entrañar muchos riesgos, debemos tener cuidado para no hacernos daño.

Entrenas todo el cuerpo

Al practicar yoga se reafirman los músculos porque no se trabajan por separado, sino que todos ellos unidos van a conseguir que podamos realizar una determinada postura.

Por ejemplo, si estamos realizando la postura del ángulo en ocho (yoga avanzado) estaremos trabajando el pecho, los brazos (bíceps y tríceps), los hombros, las piernas, los abdominales, los oblicuos… No solo trabajamos un músculo, como lo haríamos si hiciésemos pesas, sino varios a la vez.

Postura en ocho yoga

La razón de esto está en que, al poner a trabajar muchos músculos al mismo tiempo, unos se soportan a otros para hacer posible la postura. Si esas partes de nuestro cuerpo no colaboran como una unidad, sería imposible llevarla a cabo.

Practicando yoga se reafirman los músculos progresivamente

Es cierto que con un entrenamiento con pesas podríamos conseguir aumentar nuestra musculatura de manera más rápida. Sin embargo, los beneficios que se obtienen practicando yoga son muchos más si los comparamos con solo trabajar con máquinas.

Practicando yoga se reafirman los músculos de manera progresiva, al mismo tiempo que mejoramos nuestro equilibrio y vamos adquiriendo una mayor paz mental.

Puede que el yoga se convierta para ti en un complemento de tus entrenamientos con pesas. Sin embargo, si deseas solo tonificar tu cuerpo y adquirir fuerza, esta práctica bastaría para lograr tus objetivos.

La clave está en ser perseverante e ir avanzando con posturas más difíciles. Muchas de ellas, al principio, te causarán una gran frustración, ya que serás incapaz de llevarlas a cabo. Además, realizar una postura de yoga bien hecha requiere de su tiempo.

¿Eres un practicante habitual de yoga? ¿Has visto cambios en tu cuerpo tras realizar esta práctica durante unos meses? Es muy recomendable que pruebes esta disciplina, ya que tiene mucho que ofrecerte.

Te puede gustar