¿Por qué salen llagas en la boca?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el odontólogo Gabriel Alejandro Rojo Pittatore al
03 Diciembre, 2019
Las llagas en la boca son lesiones benignas que pueden aparecer en cualquier parte de la mucosa de la cavidad oral. Repasamos sus causas y algunas medidas preventivas.
 

¿Te has preguntado por qué salen llagas en la boca? Aunque no siempre conozcas bien a qué se debe su origen, de seguro has experimentado las molestias y la sensibilidad que generan en la zona. ¡Por eso son tan temidas!

También conocidas como aftas o úlceras orales, se trata de lesiones abultadas, normalmente blanquecinas y con un halo enrojecido, que se presentan en cualquier parte de la mucosa de la cavidad oral, como por ejemplo en las mejillas, la lengua o las encías.

Las llagas en la boca no son contagiosas, pero sí bastante molestas; su tamaño es de aproximadamente unos cinco milímetros. Una publicación del Western Journal of Medicine (WJM) indica que alrededor del 20 % de la población mundial sufre úlceras bucales de forma habitual, ya que es la lesión bucal más común después de las caries.

¿Por qué salen llagas en la boca? Posibles causas

Persona mostrando una llaga bucal

Las causas de las apariciones de llagas pueden ser muy variadas. Entre las más comunes enumeradas por el WJM se encuentran:

  • Situación de estrés mantenida en el tiempo.
  • Haber padecido una infección, como por ejemplo herpes, varicela o infecciones por hongos, entre otras.
 
  • Dieta con cantidad insuficiente de vitaminas y minerales, lo que provoca un debilitamiento del sistema inmunitario.
  • Roces con prótesis o aparatología de ortodoncia, como por ejemplo los brackets.
  • Infecciones ocasionadas por virus.
  • Mordiscos.
  • Cambios hormonales, según explica una publicación del Institute for Quality and Efficiency in Health Care.
  • Alergias.
  • Efectos secundarios de fármacos.
  • Estomatitis.
  • Tabaco.

Aparte de estas causas, encontramos otras como algunas patologías sistémicas. Por ejemplo, la enfermedad de Crohn se caracteriza por presencia de ampollas bucales.

El debilitamiento del sistema inmunitario comentado con anterioridad puede darse por diferentes razones, como por ejemplo gripes, tratamientos inmunosupresores, patologías autoinmunes, etcétera.

En tanto, las fuentes citadas previamente coinciden en que la deficiencia de vitaminas del grupo B afecta de manera directa a la salud bucodental; esta carencia acaba produciendo úlceras. Por lo tanto, los alimentos con contenido alto de vitaminas y minerales son fundamentales para la salud oral.

Te puede interesar: Aftas bucales: síntomas y tratamiento

Duración de las llagas

Tras una o dos semanas, las llagas suelen desaparecer de forma espontánea sin dejar rastro de cicatriz. Si tras 15 días siguen permaneciendo en la boca o han cambiado su tamaño, es muy importante acudir a un odontólogo, ya que pueden ser señal de alguna otra patología más importante.

¿Cómo se tratan?

Chica enjuagándose la boca.
 

Existen fármacos que se emplean para aliviar la molestia y el dolor ocasionado por las aftas. El odontolólogo te recomendará el que sea más apropiado dependiendo de cada caso. Un estudio de 2014 confirma que el uso de medicamentos como antisépticos y antiinflamatorios pueden ayudar a calmar el malestar.

Mientras tanto, el tratamiento con enjuagues bucales puede proporcionar un alivio temporal. Asimismo, es posible conseguir geles con ácido hialurónico que aceleran el proceso de cicatrización y que son de gran ayuda para este tipo de lesiones. Pídele a tu dentista que te aconseje sobre su uso.

Finalmente, existen tratamientos caseros que, según las creencias populares, pueden ser útiles para calmar el dolor y disminuir el tiempo de la lesión en la boca. Tal es el caso de la infusión de menta y los enjuagues con agua y sal.

Sin embargo, más allá de los efectos analgésicos y antiinflamatorios de la menta confirmados por un estudio que publicó el Journal of the International Society of Sports Nutrition, estas opciones carecen de evidencias en cuanto a seguridad y eficacia para el tratamiento de las llagas bucales.

Lee también: Tratar y prevenir aftas bucales

Cómo prevenir las llagas en la boca

Si bien no siempre es posible prevenir las úlceras bucales con un 100 % de efectividad, existen ciertos hábitos que contribuyen a disminuir el riesgo de que estas aparezcan. Los estudios citados con anterioridad mencionan los siguientes:

 
  • Evitar las comidas picantes o alimentos duros.
  • Mantener una buena higiene bucal.
  • Llevar una dieta equilibrada.
  • Cumplir con las necesidades mínimas de agua diarias.
  • No morderse los labios de manera intencionada, como muchas personas suelen hacer en situaciones de nervios o ansiedad.

Además de estas acciones cotidianas, también hay quienes recomiendan colocar cera en los aparatos de ortodoncia los primeros días de uso, para así evitar el roce que pueda dar lugar a las llagas. No obstante, es recomendable acatar las indicaciones del odontólogo en lo que respecta a este tema en particular.

Llagas en la boca: generalmente, nada de qué preocuparse

La mayor parte de las veces, las llagas en la boca son benignas y desaparecen en poco tiempo. Sin embargo, también pueden ser el síntoma secundario de ciertas enfermedades, lo que aumenta su recurrencia. Por eso, si se dan constantemente o si son grandes o intensamente dolorosas, debes consultar al médico u odontólogo para examinarlas.

En última instancia, es apropiado reiterar el consejo de seguir un tratamiento conservador y evitar en la medida de lo posible remedios caseros, que para las llagas abundan. En todo caso, si las molestias no remiten, consulta con tu odontólogo para que te brinde indicaciones más específicas sobre por qué salen las llagas en la boca y cómo curarlas.

 
  • Scully C, Shotts R. Mouth ulcers and other causes of orofacial soreness and pain. West J Med. 2001;174(6):421–424.
  • InformedHealth.org [Internet]. Cologne, Germany: Institute for Quality and Efficiency in Health Care (IQWiG); 2006-. Canker sores (mouth ulcers): Overview. 2019 Aug 15. Available from: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK546250/
  • Altenburg A, El-Haj N, Micheli C, Puttkammer M, Abdel-Naser MB, Zouboulis CC. The treatment of chronic recurrent oral aphthous ulcers. Dtsch Arztebl Int. 2014;111(40):665–673. doi:10.3238/arztebl.2014.0665
  • Meamarbashi, A., & Rajabi, A. (2013). The effects of peppermint on exercise performance. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 10(1), 15. https://doi.org/10.1186/1550-2783-10-15