¿Por qué sangran las verrugas?

14 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por dermatóloga Maria del Carmen Hernandez
Las verrugas tienen irrigación e inervación propia. Son lesiones contagiosas, ya que están causadas por uno de los subtipos del virus del papiloma humano. ¿Sabes por qué sangran?
 

Las verrugas son manifestaciones de la piel que se originan por el virus del papiloma humano. A menudo, son asintomáticas y no causan problemas más allá de lo estético. Sin embargo, en ocasiones sangran las verrugas o detonan algún tipo de dolor.

Si bien es raro que esto pase, a menudo se recomienda buscar un tratamiento para acelerar su recuperación. Dado que afectan varias capas de la piel, su extirpación puede ser complicada. Además, son contagiosas y pueden proliferarse en varias partes del cuerpo.

Síntomas de las verrugas

Un abultamiento de textura rugosa es el principal síntoma de las verrugas. Más allá de esto, no suele causar molestia alguna. Solo en ciertos casos, las manifestaciones clínicas incluyen lo siguiente:

  • Prurito.
  • Tirantez o sensación de presión.
  • Dolor, en especial las localizadas en la planta del pie.
  • Sangrado.
Síntomas de las verrugas
Las verrugas son un pequeño abultamiento de textura rugosa que se ve a simple vista sobre la piel.
 

Quizás te interese: Verrugas plantares en niños: ¿cómo eliminarlas?

Causas de las verrugas

Las verrugas están causadas por los virus del papiloma humano (VPH), de los cuales existen alrededor de 100 diferentes tipos. Cada serotipo determina la localización de la lesión en el cuerpo; manos, rostro, nuca, axilas, pies, genitales, etcétera. En muchos casos, se resuelven de manera espontánea, sin necesidad de un tratamiento.

El virus es capaz de ingresar a la piel a través de heridas. Una vez consigue esto, provoca un crecimiento extra y rápido de las células. La capa más externa de la piel se torna dura y gruesa, lo que da cuerpo a la verruga.

La Academia Americana de Dermatología afirma que la contagiosidad es por contacto directo con la lesión, o bien, por compartir artículos de uso personal, como toallas o cuchillas.

¿Porqué sangran las verrugas?

Las verrugas cuentan con irrigación sanguínea propia, lo que genera abundantes sangrados si se intentan eliminar con procedimientos inadecuados. En concreto, contienen papilas dérmicas entrelazadas con asas vasculares.

 

Con la ayuda del dermatoscopio, se pueden observar capilares tortuosos que generan en la macroscopía  un puntillado rojo, característico en la lesión. La verruga involucra también terminaciones nerviosas especializadas, lo que genera un leve dolor al manipularla.

Tipos de verrugas

No todas las verrugas son iguales. A menudo, se clasifican de acuerdo a la parte del cuerpo en la cual aparecen. Asimismo, pueden variar sus características y síntomas. ¿Cuáles son las más comunes?

Verrugas plantares

Suelen confundirse con callos. En esta zona su tamaño es mayor, ya que la planta del pie debe soportar todo el peso del cuerpo. No crecen de modo exofítico, sino que lo hace hacia el interior, al caminar o permanecer de pie. Son las mas complicadas de tratar por su localización.

Verrugas vulgares

Suelen ubicarse en el rostro, el dorso de las manos o en las mejillas. Son crecimientos duros, ásperos y escamosos al tacto. Según se detalla en un estudio en The Journal of The Egyptian Public Health Association es una de las variantes de verrugas más frecuentes en niños, con un 49 % de prevalencia.

 

Verrugas planas

Son pequeñas, con una ligera elevación y poco diámetro. No tienen pigmento, se mantienen con la misma coloración de la piel aledaña. Se localizan en la cara, con prevalencia en la frente, las mejillas, las manos y antebrazos.

Verrugas genitales

Algunas cepas del virus del papiloma humano (VPH) causan verrugas en la zona genital, incluyendo la vagina, el pene y el ano. De hecho, la infección por este virus es la infección de transmisión sexual (ITS) más común.

Lee también: Tipos de verrugas y tratamientos

Factores de riesgo

Algunas personas tienen mayor predisposición a desarrollar verrugas. Incluso, como su detonante es un virus,  es conveniente realizar una evaluación del sistema inmunitario de la persona para descartar que se encuentre comprometido. Sus factores de riesgo incluyen los siguientes:

  • Personas que manipulan o trabajan con carne cruda, por ejemplo en carnicerías o mataderos.
  • Niños o adolescentes que utilicen duchas populares, luego de realizar deporte o en piscinas.
 
  • Personas que tengan algún miembro familiar con verrugas.
  • Padecer inmunodeficiencias: receptores de transplantes de órganos o enfermedades como el SIDA.
  • Personas con enfermedades atópicas.
Factores de riesgo
Las verrugas sangran cuando se les da un mal manejo y se lastiman. Por ello, es importante tratarlas de la mano de un profesional en dermatología.

Opciones terapéuticas para las verrugas

Si las verrugas sangran es necesario intervenirlas lo antes posible para evitar complicaciones. De hecho, así no presenten este síntoma, hay quienes prefieren brindarles un tratamiento para no sufrir por su antiestético aspecto. Los procedimientos que pueden ayudar son los siguientes:

  • Criocirugía: se utiliza nitrógeno líquido o dióxido de carbono sólido (denominado también hielo seco) para congelar los tejidos. Es un procedimiento que genera leve dolor, pero es uno de los más efectivos para eliminar las verrugas. Debe ser realizado por un médico dermatólogo, en varias sesiones cada una semana.
 
  • Medicación tópica: formulaciones especiales a base de ácidos que queman la verruga de manera lenta.  El producto se coloca todos los días y puede generar una leve irritación en la piel aledaña.
  • Electrocoagulación: suele dejar cicatrices
  • Extirpación quirúrgica: no se utiliza demasiado, debido a su baja efectividad y al riesgo de generar diseminación viral. Posee alto porcentaje de reincidencia.
  • Láser: es efectivo, genera un leve dolor y puede dejar cicatrices.

¿Cómo actuar si sangran las verrugas?

Cuando las verrugas sangran, lo mejor es acudir al dermatólogo para obtener un tratamiento adecuado. Intentar solucionarlo en casa puede conducir a complicaciones, ya que se maltrata la piel. Además, sin una intervención oportuna, es difícil deshacerse de este problema que es altamente contagioso.

 
  • Al Aboud AM, Nigam PK. Wart (Plantar, Verruca Vulgaris, Verrucae) [Updated 2020 Jun 29]. In: StatPearls [Internet]. Treasure Island (FL): StatPearls Publishing; 2020 Jan
  • InformedHealth.org [Internet]. Cologne, Germany: Institute for Quality and Efficiency in Health Care (IQWiG); 2006-. Warts: Overview. [Updated 2019 Nov 7]
  • Liu J, Li H, Yang F, et al. Epidemiology and Clinical Profile of Cutaneous Warts in Chinese College Students: A Cross-Sectional and Follow-Up Study. Sci Rep. 2018;8(1):15450. Published 2018 Oct 18. doi:10.1038/s41598-018-33511-x
  • Essa N, Saleh MA, Mostafa RM, Taha EA, Ismail TA. Prevalence and factors associated with warts in primary school children in Tema District, Sohag Governorate, Egypt. J Egypt Public Health Assoc. 2019;94(1):6. doi:10.1186/s42506-018-0007-0