¿Por qué se considera el yoga como un estilo de vida?

El yoga es adoptado por muchas personas no solo como una manera de mantenerse en forma, sino como un verdadero estilo de vida, ya que produce cambios en nuestro cuerpo a múltiples niveles.

El yoga no es solo una práctica que puedes realizar tanto en casa como en el gimnasio, sino que trasciende y va más allá de esto. Las personas que se lo toman en serio y que lo practican con asiduidad abrazan el yoga como un estilo de vida.

La razón por la que esto ocurre es porque el yoga hace que tu mente cambie. Gracias a esta práctica, empiezas a ser más consciente del momento presente, a dejar las preocupaciones a un lado, a alejarte del estrés… Todo esto va a cambiar tu vida tal y como la experimentabas hasta este instante.

Cualquier cambio en tus pensamientos y en tu manera de percibir la realidad hará que esto se manifieste en varios aspectos y ámbitos de tu vida. Por ejemplo, con respecto a tus relaciones y tu nutrición. Veámoslo con más profundidad.

El yoga cambia tus relaciones

Una vez te sumerjas en la práctica del yoga, te darás cuenta de cómo tus relaciones empiezan a cambiar. Esto no quiere decir que los demás lo estén haciendo, sino que tú estás poniendo en práctica algunos recursos que te permiten experimentar las relaciones de otra manera.

  • Te alejas de las expectativas: Empiezas a dejar de esperar que los demás actúen de una determinada manera y comienzas a aceptarlos tal y como son. Así sufres menos decepciones.
  • Empiezas a hacerte responsable: Te olvidas de la culpa y comienzas a adquirir responsabilidad por tus actos y por lo que dices. De la misma manera, no señalas a los demás para culparlos.
  • No reaccionas de manera impulsiva: Aprendes a detenerte y a no dejar que las emociones negativas sean las que te hagan actuar de forma inmediata y sin pensar. Disfrutas de una mejor gestión emocional.
  • Ya no tienes pensamientos rumiantes: Ya no permites que giren en tu mente causándote dudas y preocupaciones que no llegan a ningún sitio.

Lee también: 8 consejos para comer mejor si haces yoga

Yoga como un estilo de vida

El yoga como estilo de vida te permite llegar a amarte y tener una relación más saludable contigo mismo. De la misma manera, también te ayuda a confiar más en los demás, en ti y en la vida.

Favorece una nutrición más sana y equilibrada

Realizar ejercicio ya nos insta a comer de una forma más saludable. Sin embargo, el yoga nos conecta de una manera especial con el mundo. Practicándolo nos damos cuenta de que formamos parte de él y nuestra empatía se desarrolla aún más.

Es por esta razón por las que las personas que adoptan el yoga como un estilo de vida suelen volverse vegetarianas o, incluso, veganas. Aunque esto no tiene que ser así, muchas de estas personas llegan a empatizar tanto con su entorno que no desean comer animales.

El daño que se le inflige a muchos animales para satisfacer las demandas alimentarias de todos los seres humanos del mundo es muy elevado. No solo cuando los matan, sino también cuando los atiborran a comida para así obtener una mejor carne que vender en el mercado.

Ver también: 4 beneficios de ir de camping para tu cuerpo y mente

Yoga alimentación

Te reconcilia con tu cuerpo

Abrazar el yoga como un estilo de vida hace que te reconcilies con tu cuerpo. En una sociedad en la que los cánones de belleza son imposibles, sentirse al margen de todo esto y acoger nuestras imperfecciones con ternura nos permitirá aceptarnos tal y como somos.

Además, practicar yoga nos ayudará a mantenernos en forma, a ser más flexibles y, en definitiva, a sentirnos mejor con nosotros mismos. Sabemos que todo ejercicio nos aporta bienestar; no obstante, el yoga nos ayuda tanto a estar mejor por fuera como a estar mejor por dentro.

Sin duda, adoptar el yoga como un estilo de vida puede ser algo realmente positivo. Todos los aspectos de nuestra vida se verán recompensados. Tanto si queremos mejorar nuestras relaciones como sentirnos en paz y armonía, el yoga es una muy buena opción para empezar a notar esto en nuestras vidas.

¿Tú ya has adoptado el yoga como un estilo de vida? ¿Te gustaría, pero crees que al final no lo conseguirías? Te animamos a que indagues un poco más sobre los beneficios de esta práctica que, tal vez, logren convencerte para que empieces a incluirla como un hábito. Quién sabe, tal vez en un futuro sí se convierta en una forma de vivir para ti.

Te puede gustar