¿Por qué se descaman las uñas? Causas, tratamientos y soluciones

Descubre las causas de la descamación de uñas y cómo puedes tratar este problema en casa.

Son diversas las causas por las que se descaman las uñas, desde estrés a mala alimentación, pasando por problemas de tiroides o dejar las manos mucho tiempo en el agua.

Conoce en el siguiente artículo causas, tratamientos y soluciones para las uñas descamadas.

¿Por qué se descaman las uñas?

Por qué se descaman las uñas

Como se dijo anteriormente, son variadas las causas por las que se descaman las uñas. Consulta con un médico para obtener un diagnóstico. Veamos los orígenes de esta problemática:

1. Falta de calcio

El origen de las uñas descamadas puede ser la falta de calcio. En ese caso, deberías consumir lácteos, como ser leche, yogur, queso y también espinaca, acelga y todas las verduras de hoja verde. Además, deberías evitar el consumo de gaseosas, mate, té y café porque no permiten una óptima absorción de este nutriente vital. También puedes consumir complementos de vitamina A, B y D o de calcio.

2. Mala hidratación

Si la razón es la poca hidratación, se recomienda consumir frutas, líquidos (agua y zumos) y también vegetales como el tomate, para prevenir que la descamación sea mayor.

Una vez al día puedes colocar una crema hidratante en las uñas, en lo posible antes de dormir o después de permanecer en contacto con el agua por mucho tiempo (lavar ropa a mano, mucha vajilla, bañar a los niños o realizar un baño de inmersión).

3. Morderse las uñas

Quienes se comen o muerden las uñas sufren habitualmente descamación, porque las uñas se encuentran constantemente en contacto con agua (la saliva).

4. Tratamientos que debilitan las uñas

En cuánto a la estética, algunos tratamientos o prácticas pueden dañar la salud de las uñas, como por ejemplo:

  • el aplique de uñas postizas,
  • limar exageradamente,
  • el uso de esmaltes de mala calidad o con demasiado formol,
  • el secado repetitivo de las uñas cuando están húmedas,
  • quitar el esmalte con químicos muy agresivos (la acetona hace mal también a la piel si entra en contacto con ella),
  • no dejar pasar uno o dos días sin esmalte para que la uña “respire”

5. Uso de limpiadores

Otra causa puede ser el contacto con productos químicos, como ser desinfectantes o limpiadores, sin usar guantes. Esto hay que evitarlo en todo momento, pues los detergentes, lavandinas y otros productos generan irritación en la piel y descamación en las uñas.

uñas3

La enfermedad de las tiroides también puede desencadenar un problema en la dureza de las uñas. En ese caso es preciso consultar con el endocrinólogo para que recete el tratamiento correspondiente para esta enfermedad.

Por último, la descamación se puede deber al estrés o la falta de sueño.

Consejos para evitar las uñas escamada

Causas de la descamación de uñas

  • No utilices esmaltes de mala calidad o demasiado baratos porque pueden contener productos químicos perjudiciales para las uñas y las debilitan.
  • Usa esmaltes específicos para evitar que aparezcan las escamas. Hay muchas marcas de cosméticos que ofrecen productos para tratar este problema, dentro de sus líneas “terapéuticas”.
  • Aplica un fortalecedor de uñas tres veces a la semana.
  • Evita cortar o tirar de las escamas para que no se dañe aún más la matriz de la uña
  • Sumerge los dedos en un recipiente con agua y vinagre de manzana unos 3 minutos, dos veces a la semana
  • Usa una lima especial que al pasarla sobre la uña la pule lentamente y quita las escamas, dejándola más lisa. No se recomienda un uso muy seguido porque la uña quedará demasiado fina.
  • Embebe un algodón con aceite de oliva y pásalo por las uñas para que se hidraten y sellen las escamas.

Fortalecedores de uñas caseros

Cómo hacer fortalecedores de uñas caseros

Si se escaman las uñas o las tienes tan débiles que se quiebran a cada rato, un buen fortalecedor es lo que precisas para que estén fuertes y sanas en poco tiempo.

En el mercado puedes encontrar una gran variedad de marcas y modelos de fortalecedores para uñas, sin embargo, hay recetas caseras igualmente eficaces, más económicas y naturales.

  • Crema fortalecedora para uñas: se elabora con 2 cucharadas de aceite de oliva, 1 de miel pura de abeja, 1 pizca de sal y 1 yema de huevo. Mezcla todos los ingredientes y aplica sobre las uñas. Deja actuar por 20 minutos y luego enjuaga con agua tibia. Se puede repetir tres veces a la semana.
  • Aceite de oliva extra virgen: Sumerge las uñas en un recipiente con este aceite por varios minutos antes de ir a dormir o embeber un algodón y masajear las uñas cada noche. Si lo mezclas con aceite de almendras harás un complemento ideal para que tus uñas estén más fuertes (2 cucharadas de cada uno). Aplica en las uñas y cutículas y deja actuar 10 minutos.
  • Fortalecedor “recargado”: si ya has comprado un fortalecedor en la farmacia o perfumería, añade al frasco 1 diente de ajo machacado, 5 gotas de zumo de limón y 5 de yodo blanco. Mezcla bien, deja reposar 2 días y aplica por dos semanas seguidas.
  • Cebolla: corta al medio una cebolla y coloca dentro las uñas, unos cinco minutos. Deja que se sequen al aire libre.

¿Qué te parecen estos remedios naturales por si se descaman las uñas?

Imágenes cortesía de Vincent Lock, Peter Stevens, Julian Partridge, viviandnguyen, sjephoto y soaringbird.

  • Rey, J. P. (2004). Alteraciones de las uñas. Curso Menarini. https://doi.org/10.1016/B978-84-8086-390-2.50029-2
  • Cabeza Martínez, R., Leis Dosil, V., & Suárez Fernández, R. (2006). Uñas y enfermedades sistémicas. Piel. https://doi.org/10.1016/S0213-9251(06)72531-X
  • Fernández Pugnaire, M. A., Serrano Falcón, C., & Serrano Ortega, S. (2013). Exploración de las uñas con dermoscopia: Onicoscopia. Medicina Cutanea Ibero-Latino-Americana. https://doi.org/10.4464/MD.2013.41.4.5077