¿Por qué se inflaman los ganglios? ¿Cómo podemos tratarlos?

Una alimentación sana y equilibrada, rica en vitaminas y minerales nos puede brindar la ayuda necesaria para reforzar nuestro sistema inmunológico y, a su vez, desinflamar los ganglios.

Los ganglios linfáticos son los aliados del sistema inmunológico para defender a nuestro organismo de posibles enfermedades. Cuando estos se inflaman, significa que están actuando contra un agente externo que se nos está atacando.

Los ganglios se encuentran repartidos por todo el cuerpo. Los lugares principales donde los puedes encontrar fácilmente son en el cuello, axilas, ingle. Pero también están en otras zonas como el pecho y el abdomen.

Generalmente, cuando ocurre alguna infección o inflamación de una zona del cuerpo los ganglios se inflaman. Esta es una respuesta inmunológica que indica que nuestro cuerpo se está defendiendo.

Aunque la inflamación de un ganglio linfático en la mayoría de los casos es inofensiva, también puede estar indicando un problema mayor como indica este estudio. Por eso, siempre es imprescindible que acudamos a nuestro médico.

Características de la inflamación

Los ganglios inflamados que aparecen de repente y que son dolorosos pueden estar indicando infecciones u otro tipo de lesión, como resfriados, úlceras bucales, amigdalitis, infección en los oídos, etc.

Infección de oído

La inflamación que aparece lentamente y sin dolor puede estar indicando la presencia de cáncer o tumores. El cáncer que afecta al sistema linfático se denomina linfoma. Los síntomas de este tipo de cáncer pueden asemejarse en sus inicios a problemas menores como gripe.

Ten en cuenta que si el aumento del tamaño de tus  ganglios es lento y sin dolor debes consultar lo que te ocurre lo antes posible con tu médico. Esto es debido a que un diagnóstico y tratamiento tempranos pueden marcar una gran diferencia.

Lee: Síntomas de un posible cáncer en las mujeres

Los tratamientos del linfoma, una vez que se haya diagnosticado el tipo de linfoma en cuestión, serían radio y quimioterapia. Además de otros tratamientos que van apareciendo y que tu médico los considere apropiados para tu caso.

Remedios naturales con propiedades antiinflamatorias

Existen algunos remedios naturales que pueden ayudar a desinflamar los ganglios siempre y cuando se trate de un problema menor. Algunos de ellos son:

  • Jengibre.
  • Regaliz.
  • Pimienta de Cayena.
  • Árnica.

Es necesario que consultemos con nuestro proveedor de productos naturales cuál sería la dosis adecuada para nuestro caso. Aunque, a pesar de considerar la opción de tomar estos remedios naturales, deberíamos acudir a nuestro centro de salud igualmente. 

Frutas beneficiosas

Dentro de las frutas beneficiosas que podemos consumir para combatir los ganglios inflamados se encuentra el tomate.

El tomate es una fruta, aunque la mayoría la considera una verdura. Esta fruta podría ayudarnos a prevenir las infecciones que luego causan la inflamación de los ganglios si la añadimos a nuestra dieta.

Tomates melatonina

También, puede resultar interesante aumentar el consumo de frutas cítricas. Estas contienen mucha vitamina C, lo que ayuda a reforzar nuestro sistema inmunológico.

Algunas de estas frutas cítricas las podemos encontrar en los kiwis, limones, frambuesas o naranjas. También, podemos consumir espinacas y coles.

Cuestiones para tener en cuenta

Nuestro sistema linfático supone una importante ayuda para defender a nuestro organismo y protegerlo de posibles enfermedades. Por eso, es necesario que cuidemos nuestra alimentación.

Si estamos débiles y tenemos una mala salud, nos encontraremos expuestos a diferentes microorganismos contra los que saldremos perdiendo en la batalla. Por eso, es importante alimentarnos bien. A través de la alimentación nutrimos a nuestras defensas.

Descubre: Cómo aumentar las defensas de nuestro organismo

No obstante, tenemos que tener en cuenta que en determinadas ocasiones existen enfermedades que pueden aparecer, como la tiroides, sin un motivo aparente. Esto puede hacernos creer que cuidarnos tanto no sirve para nada. Pero no estamos en lo cierto.

Seguir cuidando nuestro cuerpo ofreciéndole alimentos saludables y de calidad, haciendo ejercicio físico aunque sea caminando media hora cada día y dejando de lado hábitos nocivos como fumar o consumir demasiado alcohol son algunas medidas que nos harán sentir mucho mejor.

Aunque no podamos esquivar determinadas enfermedades, sí podemos cuidarnos lo máximo posible. ¿Lo importante? No dejarnos influenciar por la publicidad que nos incitará a consumir alimentos dañinos para nuestra salud y suplementos que no nos aportarán nada.

¿Sueles sufrir de ganglios inflamados? ¿Alguna vez estos han indicado una enfermedad grave? Si deseamos prevenirlos, no hay nada mejor que cuidar nuestra salud con una alimentación y estilo de vida saludables. Esto hará que los resfriados y gripes se mantengan alejados de nosotros.