¿Por qué se inflaman los ganglios? ¿Cómo podemos tratarlos?

18 marzo, 2014
Una alimentación sana y equilibrada, rica en vitaminas y minerales nos puede brindar la ayuda necesaria para reforzar nuestro sistema inmunológico y, a su vez, desinflamar los ganglios

Los ganglios linfáticos son los aliados del sistema inmunológico para defender a nuestro organismo de posibles enfermedades. Estos se encuentran repartidos por todo el cuerpo. Los lugares principales donde los puedes encontrar fácilmente son en el cuello, axilas, ingle. Otras zonas donde se encuentran son el pecho y el abdomen, etc

Generalmente cuando ocurre alguna infección o inflamación de una zona del cuerpo los ganglios se inflaman, debido a una respuesta inmunológica. La inflamación de un ganglio en la mayoría de los casos es inofensiva, pero también puede estar indicando un problema mayor.

Características de la inflamación

Los ganglios inflamados que aparecen de repente y que son dolorosos pueden estar indicando infecciones u otro tipo de lesión, como resfriados, úlceras bucales, amigdalitis, infección en los oídos, etc.

Dolor de oído

La inflamación que aparece lentamente y sin dolor puede estar indicando la presencia de cáncer o tumores. El cáncer que afecta al sistema linfático se denomina linfoma. Los síntomas de este tipo de cáncer pueden asemejarse en sus inicios a problemas menores como gripe.

Tenga muy en cuenta que si el aumento de tamaño de sus ganglios es lento y sin dolor debe consultar lo antes posible con su médico. Como en la mayoría de las enfermedades el diagnóstico y tratamientos tempranos hacen una gran diferencia.

Los tratamientos del linfoma, una vez que se haya diagnosticado el tipo de linfoma en cuestión, serían radio y quimioterapia. Además de otros tratamientos que van apareciendo y su médico los considere apropiados.

Existen remedios naturales que pueden ayudar a desinflamar los ganglios siempre y cuando se trate de una condición menor.

Remedios naturales con propiedades anti-inflamatorias:

  • Jengibre
  • Regaliz
  • Pimienta de Cayena
  • Árnica

Consulte con su proveedor de productos naturales las dosis recomendadas. Si las molestias persisten, consulta con tu médico.

Frutas beneficiosas

Dentro de las frutas beneficiosas podemos mencionar al tomate, sí el tomate es una fruta aunque la mayoría la considera una verdura, esta fruta podría ayudarnos a prevenir infecciones que luego causan la inflamación de los ganglios.

Tomates melatonina

También resulta interesante el consumo de frutas cítricas, las cuales por su alto contenido de Vitamina C, ayudan a reforzar el sistema inmunológico. Kiwis, limones, frambuesas, naranjas y dentro de las verduras se incluyen las espinacas, coles.

Importante…

Recuerda que tu sistema linfático al ser un ayudante importante de la defensa de tu organismo necesita medios para protegerte efectivamente. Si puedes ayudar a proteger a tu cuerpo brindándole la alimentación que necesita para hacer frente a diversas enfermedades. ¿No lo harías? No está de más decir que existen cada vez enfermedades nuevas y la cura se hace difícil para otras. No predispongas a tu salud a debilitarse, momento perfecto para los microorganismos para actuar y ganarte la batalla.

Otra situación sería las condiciones genéticas que nos juegan en contra. Pero no por ello debes dejarte vencer y abandonarte. La vida no es eterna, lleva tus años de la mejor manera. Invierte en tu cuerpo, ofrécele alimentos sanos, ejercicios habituales, por lo menos de a poco ve dejando aquellos malos hábitos o vicios que nada bueno te ofrecen. Al contrario, sólo lograrán desgastar tu vida, más temprano que tarde.

Infórmate, no creas todo lo que prometen las publicidades. Lastimosamente muchas veces no todo lo que nos ofrecen nos brindan reales beneficios, más que a los bolsillos de las empresas. Aléjate de lo industrial, deja aquello para situaciones especiales, toma como hábito la práctica de actividades saludables. Disfruta del punto miedo, no llegues siempre a excesos dañinos.

Nadie tiene comprada la vida, y tampoco sabemos cuándo nos llegará la hora.

Por eso, valórala, cuídala, no permitas que se deteriore tan rápido por descuidos innecesarios. Ayúdala para que mientras dure te ofrezca los mejores momentos, disfrutando lo más sano posible de tus seres más queridos.

Te puede gustar