¿Por qué se nos puede caer el cabello?

7 julio, 2014
Este artículo fue redactado y avalado por el médico Mario Benedetti Arzuza
Para evitar la caída del cabello debemos mejorar nuestra dieta e ingerir alimentos ricos en vitaminas y minerales para fortalecer el folículo piloso, evitar la caída y favorecer el crecimiento

Para la mayoría de las personas el cabello es un atributo que merece mucha atención. Por ello, cada día las personas se esmeran más por cuidar su cabellera y, en la medida de lo posible, lucirlas como verdaderas melenas. Sin embargo, hay quienes tienen problemas para conseguirlo.

La causa más común de la caída del cabello en los hombres es de origen genético. Este trastorno lo padecen casi un 90 % de la población masculina, según informa el sitio especializado Mayo Clinic.

En el caso de las mujeres, la caída del cabello se debe con frecuencia a problemas hormonales. Estos se pueden presentar después de un embarazo o parto, en la menopausia o al padecer problemas de tiroides.

¿Qué causa la caída del cabello?

De acuerdo con la fuente citada previamente, otros factores que pueden afectar la salud del cabello son los malos hábitos de vida (por ejemplo, estudios afirman que fumar tabaco puede ser un factor de riesgo para la alopecía); el estrés, la ansiedad o la depresión causados por eventos traumáticos; el uso de ciertos medicamentos, entre otros.

Remedios naturales para el cabello

Enfermedad hereditaria

Esta es la razón de la pérdida de cabello o alopecia que se presenta con más frecuencia. En este caso, esta condición es irreversible, puesto que se trata de un problema hereditario que puede venir de cualquiera de los padres.

Hipotiroidismo

La población femenina es la más afectada por el hipotiroidismo. Según un estudio, esta enfermedad hace que el cabello se caiga o se vuelva más fino.

Por lo tanto, las pacientes se enfrentan a una constante pérdida de su cabello. Se debe a que una de las diferentes funciones de la tiroides es la de regular el correcto crecimiento del cabello. En este caso, es muy importante consultar al médico de confianza lo más pronto posible para que se inicien los tratamientos adecuados.

Ver también: Mitos sobre la pérdida de cabello

El lupus

Caída del cabello.

En el mundo entero existen miles de personas que sufren de esta enfermedad. Otra vez, entre los afectados la gran mayoría son mujeres. Esta es una enfermedad autoinmune que por error se encarga de atacar los tejidos sanos.

Entre los síntomas que esta enfermedad genera, se destacan principalmente:

  • La pérdida de cabello, acompañada de una extrema sensibilidad en el cuero cabelludo y otros problemas de la piel.
  • Fiebre.
  • Anemia.
  • Dolor en el pecho, el cual incluso puede evolucionar hacia una angina de pecho.
  • Hinchazón en las extremidades.

El síndrome del ovario poliquístico

Es un desajuste hormonal que, por lo general, se diagnostica a mujeres de entre 20 y 30 años, según fuentes especializadas. Esta es una condición en la que los ovarios producen grandes cantidades de hormonas masculinas.

Uno de los síntomas que presenta esta condición es la pérdida del cabello, además de molestias por sensibilidad en el cuero cabelludo. Otro signo que es muy notorio es que las mujeres que tienen este padecimiento, a pesar de estar perdiendo el cabello, presentan aumento de vellosidades en otras partes del cuerpo.

El estrés y el cabello

Según reportan investigaciones de estudios de caso, este es un aliado muy común de la pérdida de cabello, y también de muchos trastornos más.

Es la causa más común, ya que provoca un desequilibrio en el sistema linfático, el cual se encarga de mantener bajo control la presión de la sangre y la correcta función de los vasos sanguíneos.

Cuando se padece de estrés, estas funciones se ven afectadas, y esto puede causar debilidad y la posterior pérdida de grandes cantidades de cabello.

Como explica el artículo citado al comienzo, si la causa de esta pérdida de cabello es generada por un proceso muy fuerte de estrés, en la mayoría de los casos se puede revertir. Generalmente cuando el estrés ha sido controlado, el cabello vuelve a crecer de manera normal.

¿Qué tratamientos se recomiendan para frenar la caída del cabello?

Cabello.graso

En primer lugar, la clave para tratar la pérdida del cabello, cualquiera sea su supuesto origen, es acudir con el médico. El profesional de la salud sabrá mejor que nadie hacia dónde orientar el tratamiento y a su vez podrá prevenir complicaciones más graves.

Para complementar lo indicado por el médico, existen varias opciones, que van desde productos específicos para el cabello —un dermatólogo puede asesorarnos en este caso— hasta algo infaltable: mantener una alimentación sana y balanceada.

La dieta debe contener las cantidades adecuadas de frutas, verduras, pescados y cereales integrales. Nuevamente, realizarnos análisis indicados y evaluados por un nutricionista es la medida más aconsejable para encarar el problema de la manera correcta. En este estudio podemos observar cómo la deficiencia de algunos nutrientes puede resultar en la pérdida de cabello.

Recomendaciones especiales

Alisar-el-cabello

Secadores

Para utilizar el secador es importante mantener una distancia prudente y moverlo frecuentemente. El inadecuado uso del secador puede perjudicar el cabello, ya que tiende a resecarse lo cual lo hace quebradizo y débil. La mejor opción es secar el pelo con una toalla o dejar que seque con el aire natural.

No fumar

Como se mencionó antes, las personas fumadoras pueden experimentar pérdidas de cabello. Esto sucede por diversos efectos que esta sustancia provoca en el organismo, los cuales son enumerados en el estudio citado con anterioridad.

Masajes

  • Resulta muy efectivo hacer masajes frecuentes en el cuero cabelludo.
  • Dichos masajes deben ser con la yema de los dedos y jamas con las uñas.
  • Un buen masaje activa la circulación de la sangre y favorece el crecimiento del cabello.

Otras recomendaciones

  • Los peinados que maltraten el cabello o que requieran el estiramiento de este deben evitarse al máximo, según recomiendan las fuentes médicas citadas anteriormente.
  • Aumentar el consumo de biotina o vitamina B7.
  • Consumir suficiente hierro y vitamina C; su deficiencia es un factor para la pérdida del cabello, como se cuenta en el estudio referenciado al hablar de la dieta.

Remedios caseros para detener la caída del cabello

Estos tratamientos caseros pueden ser efectivos, pero, como ya dijimos, de ninguna manera sustituyen el tratamiento médico. Se recomienda consultar con un dermatólogo antes de recurrir a ellos.

Vinagre de manzana y salvia

El vinagre de manzana ha sido probado como beneficioso para la salud del cabello. En tanto, la salvia es una hierba que se cita en numerosas investigaciones como remedio natural para la pérdida del cabello.

¿Qué se debe hacer? Según una receta indicada por la medicina tradicional, se puede preparar así:

  • Preparar el té de salvia y mezclarlo con el vinagre de manzana.
  • Las cantidades dependen del volumen de tu melena. Procura que quede cubierto totalmente.
  • Deja actuar durante 30 minutos y enjuaga.
  • Hacer (por lo menos un día a la semana).

Te puede interesar: 7 tratamientos que tu cabello seco agradecerá

Zanahoria y leche de coco

el cabello

La zanahoria posee carotenoides, un elemento que se ha probado positivo para tratar la alopecia en combinación con otros compuestos, como se indica en este estudio.

Un enjuague de jugo de zanahoria y leche de coco representa una receta extendida de la medicina tradicional, pero investigaciones sugieren que el aceite de coco es más efectivo para el cuidado del pelo.

¿Qué se debe hacer?

  • Para realizar este tratamiento, se debe licuar zanahoria en un poco de agua y se cuela.
  • Se agrega igual cantidad de leche de coco.
  • Se aplica en todo el cabello y se deja actuar por unos 20 minutos con la cabeza cubierta, puede ser con un gorro plástico o con una toalla.
  • Al pasar el tiempo requerido se lava el pelo como siempre.
  • Jabbari, A., Petukhova, L., & Christiano, A. M. (2017). Alopecia areata. In Clinical and Basic Immunodermatology: Second Edition. https://doi.org/10.1093/hmg/ddx387
  • Gordon, K., Gordon, K., & Tosti, A. (2011). Alopecia: evaluation and treatment. Clinical, Cosmetic and Investigational Dermatology. https://doi.org/10.2147/CCID.S10182
  • Romoli, M., & Cudia, G. (1987). Alopecia areata and homolateral headache due to an impacted superior wisdom tooth. International Journal of Oral and Maxillofacial Surgery. https://doi.org/10.1016/S0901-5027(87)80088-7