¿Por qué se nos puede caer el cabello?

Aydee Castaño · 7 julio, 2014
Para evitar la caída del cabello debemos mejorar nuestra dieta e ingerir alimentos ricos en vitaminas y minerales para fortalecer el folículo piloso, evitar la caída y favorecer el crecimiento

La causa más común de la caída del cabello en los hombres es de origen genético, este trastorno lo padecen casi un noventa por ciento de la población masculina, mientras que en el caso de las mujeres la caída del cabello se debe a problemas hormonales, los cuales se pueden presentar después de un embarazo. Otros factores que pueden contribuir en este caso son los desequilibrios psicológicos, como el estrés y la depresión, además de los malos hábitos alimenticios, los cuales provocan faltas de vitaminas y minerales que son esenciales para la buena salud del cabello.

¿Qué causa la caída del cabello?

La pérdida de cabello se conoce como alopecia, la cual se puede producir después de un embarazo, una importante cirugía, pérdida de peso, un episodio de estrés; también por el uso de algunos medicamentos especiales, entre otras más. Muchas personas han presentado una importante pérdida de cabello en un lapso de seis semanas a tres meses luego de haber sufrido un fuerte episodio de estrés.

Enfermedad hereditaria

Esta es la razón de la pérdida de cabello que se presenta con más frecuencia. En este caso esta condición es irreversible, puesto que se trata de un problema hereditario, el cual puede venir de cualquiera de los padres.

Hipotiroidismo

La población femenina es la más afectada por el hipotiroidismo, enfermedad que es causante de la pérdida del cabello. Por lo tanto estas pacientes se enfrentan a una constante caída de su cabello, puesto que una de las diferentes funciones de la tiroides es la de regular el correcto crecimiento del cabello. En este caso es muy importante consultar al médico de confianza lo más pronto posible para que se inicien los tratamientos adecuados.

El lupus

En el mundo entero existen miles de personas que sufren de esta enfermedad, y también en este caso la gran mayoría son mujeres. Esta es una enfermedad auto-inmune, que por error se encarga de atacar los tejidos sanos. Entre los síntomas que esta enfermedad genera se destaca, especialmente, la pérdida de cabello, acompañada de una extrema sensibilidad en el cuero cabelludo, fiebre, anemia, dolor en el pecho e hinchazón en las extremidades.

El síndrome del ovario poliquístico

Es un desajuste hormonal que, por lo general, se inicia a partir de los once años. Esta es una condición en la que los ovarios producen grandes cantidades de hormonas masculinas. Uno de los síntomas que presenta esta condición es la pérdida del cabello, además de molestias por sensibilidad en el cuero cabelludo. Otro signo que es muy notorio es que, las mujeres que tienen este padecimiento, a pesar de estar perdiendo el cabello, presentan aumento de vellosidades en otras partes del cuerpo.

El estrés

Este es el mayor y más eficiente aliado de la pérdida de cabello, ya que es la causa más común que provoca un desequilibrio en el sistema linfático, el cual se encarga de mantener bajo control la presión de la sangre y la correcta función de los vasos sanguíneos. Cuando se padece de estrés estas funciones se ven afectadas, interrumpiendo la correcta circulación de la sangre, lo cual genera que los nutrientes no puedan llegar al cuero cabelludo, causando debilidad y la posterior pérdida de grandes cantidades de cabello.

Cuando la causa de esta pérdida de cabello es generada por un proceso muy fuerte de estrés, en la mayoría de los casos se puede revertir. Generalmente cuando el estrés ha sido controlado el cabello vuelve a crecer de manera normal.

¿Qué tratamientos se recomiendan para frenar la caída del cabello?

Cabello.graso

Una de las principales recomendaciones que se hacen a las personas que están sufriendo fuertes pérdidas de cabello es que se laven el pelo con frecuencia, utilizando un buen champú y que sea adecuado para el tipo de cabello.

Para este caso es fundamental mantener una alimentación sana y balanceada, la cual debe contener las cantidades adecuadas de frutas, verduras, pescados y cereales integrales. Es importante incorporar a la dieta diaria algunos complementos nutricionales  que aporten buenas cantidades de vitaminas y aminoácidos que son indispensables para la salud y el crecimiento del cabello.

Cuando la persona afectada además tiene caspa y mucha grasa, es indispensable utilizar otro champú de uso frecuente, alternando su uso y haciendo dos enjabonadas con cada uno de ellos. Durante la segunda enjabonada es necesario dejar actuar por lo menos durante tres minutos. Este procedimiento se debe realizar sin hacer ningún tipo de masaje sobre el cuero cabelludo, luego se enjuaga y se debe utilizar un peine de dientes anchos.

Luego de lavar el cabello, se recomienda la aplicación de tratamientos a base de nutrientes especiales para fortalecer el folículo piloso, lo cual es muy importante tanto para frenar la caída como para incrementar el crecimiento de nuevo pelo.

NOTA: Al hacer caminatas o realizar cualquier tipo de actividad que requiera permanecer durante mucho tiempo bajo el sol, es indispensable utilizar una medida de protección para evitar que los rayos solares provoquen algún daño en el cuero cabelludo.

Recomendaciones especiales

Alisar-el-cabello

  • Para utilizar el secador es importante tener en cuenta que hay que mantener una prudente distancia y moverlo frecuentemente. El inadecuado uso del secador puede perjudicar el cabello, ya que tiende a resecarse lo cual lo hace quebradizo y débil. La mejor opción es secar el pelo con una toalla o dejar que seque con el aire natural.
  • Las personas fumadoras suelen tener fuertes pérdidas de cabello, ya que tanto el pelo como la piel se resecan, provocando la caída del cabello. Para tratar de solucionar este problema de resequedad es importante beber por lo menos dos litros de agua por día.
  • Resulta muy efectivo hacer masajes frecuentes en el cuero cabelludo, dichos masajes deben ser con la yema de los dedos y jamas con las uñas. Un buen masaje activa la circulación de la sangre y favorece el crecimiento del cabello.
  • Los peinados que maltraten el cabello o que requieran el estiramiento del pelo deben evitarse al máximo.
  • Aumentar el consumo de Biotina o vitamina B7.
  • Consumir suficiente hierro y vitamina C.

Remedios caseros para detener la caída del cabello

  • Hacer (por lo menos un día a la semana) un enjuague con vinagre de manzana y té de salvia. El vinagre de manzana contiene azufre que protege la salud del cabello y el té de salvia es bueno para fomentar el crecimiento de nuevo cabello.
  • Un enjuague de jugo de zanahoria y leche de coco puede ayudar a detener la caída del cabello. La zanahoria contiene muchos antioxidantes, vitaminas B6 y B12, las cuales ayudan a mantener la buena salud del cuero cabelludo. La leche de coco también se ha utilizado durante muchos años para mantener un cabello suave, brillante y muy saludable. Para realizar este tratamiento se debe licuar zanahoria en un poco de agua, se cuela y se agrega igual cantidad de leche de coco. Se aplica en todo el cabello y se deja actuar por unos 20 minutos con la cabeza cubierta, puede ser con un gorro plástico o con una toalla, al pasar el tiempo requerido se lava el pelo como siempre.

Estos tratamientos caseros son muy efectivos, además son bastante seguros ya que no tienen ningún químico que pueda provocar reacciones adversas e inesperadas, por lo tanto se pueden hacer sin temor y confiando en su efectividad. No obstante, no a todas las personas les puede resultar efectivo, puesto que no todas tienen las mismas reacciones a dichos tratamientos. También es necesario estar atentos y si a pesar de hacer caso a todas las recomendaciones anteriores el problema continúa, se debe buscar ayuda profesional lo más pronto posible, para tener la posibilidad de detener la causa de la pérdida de cabello.