¿Por qué se produce la inflamación de las papilas gustativas?

La inflamación de las papilas gustativas puede responder a múltiples causas, desde traumatismos hasta acumulación de toxinas. Puede interferir con el sabor de los alimentos y resultar dolorosa

Las papilas gustativas representan a pequeñas estructuras anatómicas, ubicadas en la porción superior de la lengua.

Cada papila está formada por células receptoras que se conectan con señales nerviosas al cerebro, emitiendo la percepción de cada tipo de sabor:

  •  Dulce
  • Salado
  • Ácido
  • Amargo
  • Umami (procedente del japonés y que significa “sabroso”)

Todas las papilas gustativas están expuestas a distintos factores con cada comida, y pueden llegar a inflamarse por distintas causas.

Cuando las papilas están inflamadas, se vuelven más pequeñas, blanquecinas y suelen ser dolorosas a cualquier contacto.

¿Conoces ya qué puede hacer que las papilas gustativas se inflamen y se irriten?

Factores inflamatorios de las papilas gustativas

Hiperestimulación

Este es uno de los factores que mayormente predispone a la inflamación de las papilas de la lengua y ocurre con más frecuencia después de comer alimentos picantes o salados.

  • Esto se debe a que los ingredientes encontrados en este tipo de alimentos actúan como irritantes de las papilas gustativas.
  • Su efecto solo pasa cuando se ingiere helado o algún líquido frío.

Te interesará leer: 8 razones por las que puede haber un mal sabor de boca

Toxinas en la lengua

Cigarrillo

El contacto frecuente de la lengua con las toxinas que se encuentran en diferentes sustancias, tales como el alcohol o el humo del tabaco, puede provocar que rápidamente las papilas gustativas se inflamen y se irriten en toda su extensión.

En estos casos, las toxinas provocan que haya retención tanto de líquidos como de grasa en las células dentro de las papilas.

Asimismo, dichas toxinas van depositando un residuo blanquecino que generalmente se ve durante las mañanas y es la manera que el cuerpo tiene para rechazarlas.

Para evitar este problema bastará una dieta libre de alcohol y cigarrillo durante una semana para así todas las toxinas acumuladas en el organismo.

Traumatismos

Los traumatismos que afectan a la lengua generalmente radican en mordeduras accidentales, haciendo que de forma inmediata las papilas tiendan a inflamarse y a ser dolorosas por un largo período de tiempo.

La consecuencia de este tipo de traumatismos sobre la lengua altera este tipo de tejido, que es similar al muscular y puede lastimarse y dañarse de la misma forma.

  • Si la inflamación de las papilas se debe a una herida o una mordida, una buena opción para calmarlo es aplicar glicerina en la zona afectada.
  • Posteriormente, será conveniente acudir al médico para renovar el tejido lingual con tratamientos especiales.

Te recomendamos leer más: Tips para evitar problemas de salud bucal

Estrés

mujer-estresada

Como es bien sabido, el estrés suele ser un factor negativo para muchas funciones del cuerpo y las papilas gustativas no escapan de ello.

Por su parte, el estrés emocional va causando trastornos hormonales que conllevan a manifestarse con problemas en muchas partes del cuerpo.

Una de ellas es la boca, donde predomina la aparición de úlceras, así como la inflamación de las papilas gustativas por una disfunción del sistema inmunitario.

Esto va provocando que tanto la lengua como otras partes del cuerpo absorban gran cantidad de bacterias, que hacen que la cura de la inflamación en las papilas tarde mucho más tiempo en sanar.

Calenturas o quemaduras

Esos accidentes, donde un café bien caliente o una comida literalmente recién salida del fuego puede dañar la textura y la función completa de las papilas gustativas, son más frecuentes de lo que pensabas.

Así, conllevan a la irritación de estas estructuras anatómicas por un largo tiempo.

Mantén la precaución al momento de comer o beber algo caliente, pues las consecuencias, además de ser desagradables, dejan mucho dolor y dificultad para probar los demás alimentos.

  • Si esto te ha sucedido, lo que debes hacer es atenuar la sensación dolorosa con un líquido frío.
  • Este reintegrará la calma en las fibras nerviosas de las papilas y te permitan seguir disfrutando del sabor de todas las comidas que quieras, sin molestias.

Micosis

Candidiasis

La candidiasis oral, así como otros procesos infecciosos por hongos en la lengua, puede provocar drásticamente la inflamación de las papilas gustativas, afectando el gusto y también la textura irritante de toda la lengua.

En estos casos, acudir al médico para tratar la infección por levaduras en la boca será la mejor solución.

De esta forma podremos volver a percibir todos los sabores con su naturalidad y sin ningún tipo de dolor.

Te puede gustar