¿Por qué sufrimos de retención de líquidos?

Mejorar nuestros hábitos de alimentación y realizar actividad física nos puede ayudar a reducir la retención de líquidos. Si no remite es conveniente acudir al especialista para obtener un diagnóstico adecuado

La retención de líquidos afecta a hombres y mujeres de todo el mundo. Puede darse en diferentes momentos de nuestra vida. Las zonas que más se ven afectadas con  pies, tobillos, manos o abdomen.

Nuestro cuerpo está conformado en un 70 % por líquido. Sin embargo, si este no circula y se deposita de manera equilibrada dentro del organismo, comenzamos a sufrir las consecuencias.

El principal actor en la regulación de los fluidos es el riñón, y cualquier desorden en su accionar puede provocar la retención.

Causas de la retención de líquidos

Puede darse por diversos factores, muy diferentes entre sí. En ocasiones, se ven muchas personas que padecen habitualmente de este mal. Sin embargo, no tienen claro el motivo o simplemente no toman las precauciones para evitarlo.

Es importante poder identificar cuáles son las que nos afectan a nosotros para seguir el tratamiento adecuado. O simplemente para prevenir en el futuro.

Ver también: 5 síntomas comunes de retención de líquidos

Relacionadas con el entorno

Plantas-para-evitar-la-retención-de-líquidos

  • El exceso de calor provoca que el líquido salga por los vasos sanguíneos sin que los tejidos puedan absorber la cantidad necesaria.
  • Trabajos en los que hay que pasar demasiadas horas en la misma posición. También los viajes largos, en los que se permanece sentado durante horas, pueden provocar la acumulación de fluidos.

Está claro que no podremos cambiar la temperatura ambiente. Lo que sí se recomienda es ayudar al organismo con una mayor ingesta de agua diaria.

Relacionadas con los hábitos

Tips para reducir el consumo de sal

  • Las dietas basadas en alimentos con exceso de sal y con pocas proteínas son la combinación perfecta para comenzar con los síntomas. El exceso de sodio altera el proceso de regulación de agua.
  • Llevar una vida sin actividad física afecta la manera en que los líquidos se depositan en nuestro cuerpo. Las personas sedentarias son las más propensas a tener esta afección.

Realizar caminatas cortas, estiramiento de las extremidades, o ejercicios aeróbicos nos puede ayudar a favorecer el traslado de los líquidos.

Causas hormonales

  • El período viene generalmente acompañado de retención de líquidos. Así, las mujeres podemos estar algunos días con una inflamación abdominal. Por lo general no hay nada para hacer, ya que es una situación transitoria.
  • Durante el embarazo, las mujeres suelen padecer retención de líquidos por los cambios hormonales. Como consecuencia muchas deben quitarse los anillos.También es muy habitual la inflamación en los pies, manos y hasta en el mismo rostro. Dentro de las posibilidades, la embarazada debe mantenerse en actividad.

    Es importante que beba más agua de lo habitual y se olvide de la sal.

Otras enfermedades

Qué es la insuficiencia renal aguda

  • La cirrosis dificulta la circulación de líquidos hacia el hígado. Por ende, se genera retención en el abdomen y las extremidades inferiores.
  • Tanto la insuficiencia renal como la cardíaca generan edemas en determinadas zonas, ya que los fluidos no puede trasladarse libremente.

Como explicamos más arriba, el riñón es el que comanda la eliminación a través de la orina. Si este proceso se altera, los fluidos se quedarán estancos en alguna zona intermedia.

Es vital tener un control con especialistas para que puedan realizar un tratamiento complementario. No obstante, esto no significa que la persona enferma debe resignarse a retener líquidos.

Seguramente a su medicación se le sumará algún diurético o dieta basada en alimentos especiales.

Visita este artículo: Cólico renal: causas y síntomas

Efectos secundarios

  • Tomar medicamentos a base de corticoides, algunos antiflamatorios o para tratar enfermedades como la diabetes puede traer como efecto secundario la retención de líquidos.

Para mejorar nuestra retención de líquidos es importante seguir una dieta equilibrada en proteínas. Asimismo comenzar a cocinar nuestros alimentos con menos sal será de ayuda.

También deberemos realizar caminatas diarias para favorecer la circulación. Además, es una buena idea levantarnos cada hora de nuestra silla y movilizar las piernas.

En varias empresas han incorporado la rutina de minutos de ejercicios para sus empleados. Cada cierto período salen de su escritorio y dedican 15 minutos a su cuerpo.

A la hora del descanso es elemental disponer de las horas necesarias para que todo el sistema se recupere. Además, se puede colocar un almohadón debajo de los pies para que la sangre fluya más fácilmente.

Más allá de modificar nuestros hábitos, es importante consultar con un médico. Ya detectadas las causas de nuestra retención de líquidos podrá aconsejarnos el mejor tratamiento.