¿Por qué te ha brotado ese moretón?

Yamila Papa Pintor·
21 Agosto, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la nutricionista Eliana Delgado Villanueva al
21 Agosto, 2020
Los moretones o hematomas pueden aparecer por razones diversas, aprende acerca de su origen y tratamiento.

Cuando nos encontramos un moretón en la piel tendemos a buscar la causa en golpes o caídas, pero existen otras razones que pueden producirlos. ¿Sabes cuáles podrían ser? En caso de que tengas dudas, descuida, porque a continuación te daremos las respuestas.

Aunque algunas personas pueden ser más vulnerables a padecerlos existen muchos factores que favorecen su aparición. Además es importante tener en cuenta que pueden ser un marcador para otros problemas de salud.

¿Qué es un moretón?

Moretón o hematoma en la rodilla

Tal y como lo explica el Dr. Joel L. Moake, la presencia de un moretón en la piel supone la presencia de un derrame sanguíneo de mayor o menor tamaño que queda localizado bajo la piel. Aparecen cuando tras un impacto los capilares sanguíneos se rompen sin que exista una herida abierta superficial.

El moretón suele producir dolor e inflamación en la zona afectada. Su curación total puede llevarnos cerca de dos semanas, aunque dependerá de su profundidad y gravedad. Durante el proceso el moretón cambiará de color a medida que se repara el tejido.

Un moretón puede afectar a las siguientes estructuras:

  • Epidermis: el hematoma se ubica a nivel superficial y el tratamiento tradicional consiste en crioterapia y pomadas heparinoides.
  • Hipodermis: se aloja en el espesor del tejido celular subcutáneo; son el objeto de este estudio.
  • Músculo: dentro del espesor del músculo,lesionando las fibras subyacentes y el tejido conectivo sin romper la piel. Causan dolor, hinchazón y un rango de movimiento limitado en la articulación ubicada cerca de la lesión.
  • Hueso (Perióstico): el área lesionada se presenta en la porción medular del hueso pudiendo estar acompañada de sangrado e hinchazón siendo los más severos y dolorosos.

¿Por qué me aparecen tantos moretones?

Generalmente los moretones son la consecuencia visible de golpes, caídas o impactos cotidianos que no deberían suponer un riesgo importante para la salud.

Su aparición frecuente puede deberse a factores como:

  • Edad. El envejecimiento del organismo supone la pérdida de elasticidad y resistencia de la piel. La capa lipídica pierde densidad y los capilares quedan más desprotegidos. Esto puede suponer una mayor vulnerabilidad a sufrir hematomas cutáneos.
  • Ser mujer. Las mujeres tienen mayor predisposición a presentar hematomas.

Por otra parte, algunos medicamentos o suplementos pueden influir en la cantidad de moretones o magulladuras en la piel. Estos podrían causar un adelgazamiento de la piel y una mayor incidencia de los golpes, volviéndose la persona más propensa a los hematomas.

  • Corticosteroides.
  • Anticoagulantes (como la aspirina).
  • Esteroides (que sirven para tratar las alergias).
  • Suplementos con gingko biloba, aceite de pescado o vitamina E.

Ver también: Los 7 mejores consejos para rejuvenecer tu piel de manera natural

¿Cuándo debo preocuparme ante un moretón?

Mujer con síntomas de meningitis

Algunos de los síntomas que pueden alertarnos para que acudamos a un profesional serían:

  • Contusiones dolorosas y grandes que descubres sin haberte golpeado o caído.
  • Además de tener moretones te sangra la nariz, el recto o las encías.
  • Si has comenzado a tomar un medicamento nuevo.
  • Aparecen las contusiones junto a la fiebre o la confusión.

Estos signos podrían alertarnos acerca de un bajo nivel de plaquetas, componentes vitales de la sangre necesarios para su coagulación. Además, estos síntomas pueden asociarse a una deficiencia de vitaminas C, B12, K o ácido fólico.

Ver también: 5 soluciones naturales para atenuar los hematomas

¿Cómo se trata un moretón?

Las compresas de hielo sirven para aliviar el dolor de los moratones.

A nivel cutáneo, se recomienda aplicar hielo o frío sobre la zona de la lesión para reducir la inflamación. También existen pomadas con efecto calmante que pueden ayudarnos a reducir la molestia, como las que contienen árnica. Pero en caso de que la sintomatología sea muy intensa lo mejor es consultar a un profesional.

Además, se recomienda mantener la zona afectada elevada por encima del nivel del corazón. Si resulta necesario se puede consumir algún fármaco, pero siempre bajo supervisión de un profesional. Por último, tendremos en cuenta no sobrecargar la zona afectada para evitar molestias musculares.

Existen remedios naturales como la mezcla a partir de perejil picado y sabia de aloe vera que pueden contribuir a mejorar el moretón. También puedes preparar una receta con pimienta y vaselina.