¿Por qué tengo tanto sueño?

Edith Sánchez · 14 diciembre, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Leonardo Biolatto el 10 diciembre, 2019
A veces se experimenta tanto sueño durante el día, que resulta difícil realizar las tareas habituales de forma eficiente. Generalmente, esto obedece a motivos corrientes como la falta de sueño reparador en la noche. Sin embargo, también podría indicar un problema más grave.

Hay muchas personas en el mundo que experimentan tanto sueño en el día, que no logran realizar sus actividades normales de la manera adecuada. Sin embargo, se estima que el 90 % de quienes tienen este problema no son conscientes de ello. Simplemente lo dejan pasar, sin prestarle atención.

El tema es preocupante, pues cuando una persona tiene tanto sueño es propensa a cometer errores y a sufrir accidentes. Asimismo, esta somnolencia continuada hace que seamos más vulnerabless al deterioro del estado de ánimo, problemas psicosociales y una reducción de la capacidad cognitiva.

Hay que tener en cuenta que, a veces, alguien siente tanto sueño simplemente porque no ha dormido bien o porque tiene sobrecarga de trabajo. Estos son casos transitorios. Sin embargo, en otros casos la somnolencia está presente de forma continuada y esto puede obedecer a problemas importantes de salud.

La excesiva somnolencia

Mujer con somnolencia
La somnolencia excesiva puede causar incapacidad para realizar las actividades cotidianas con normalidad.

Se habla de excesiva somnolencia cuando una persona siente la necesidad de dormir durante sus actividades habituales o, efectivamente, se duerme de manera involuntaria durante el día. Del mismo modo, cuando las 8 horas de sueño nocturno no son suficientes y se desea dormir durante más tiempo.

A esta condición se le conoce como hipersomnia y se caracteriza por el estado de adormecimiento durante el día. Es muy importante identificar las razones por las que se siente tanto sueño, sobre todo cuando esta condición es constante y no se supera aunque haya descanso.

Se habla de hipersomnia leve cuando alguien siente sueño al realizar actividades monótonas o que le resultan aburridas. Es muy normal que esto ocurra. Hay hipersomnia moderada cuando el sueño aparece en las actividades que requieren concentración.

La hipersomnia es severa si alguien siente ganas de dormir en casi todas las situaciones y, además, experimenta tanto sueño, que se queda dormido sin proponérselo. Lo normal es que una persona adulta se sienta plenamente despierta después de dormir como máximo nueve horas.

Te puede interesar: Hipnóticos o medicamentos para dormir

¿Por qué se siente tanto sueño?

Las hipersomnias se clasifican en dos grupos: primarias y secundarias. Las primarias son aquellas en las que el exceso de sueño es el síntoma básico. Las secundarias corresponden a los casos en los que esto es resultado de otros trastornos, medicamentos o trastornos del sueño y son las más frecuentes.

Dentro de las hipersomnias primarias encontramos las siguientes:

  • La narcolepsia. Es un trastorno neurológico complejo en el que la persona experimenta episodios de sueño incontrolables. Puede, literalmente, caer dormida incluso estando de pie. Esto sucede sobre todo ante situaciones que provocan emociones fuertes.
  • Hipersomnia idiopática. Se presenta cuando las personas duermen más de 11 horas y aún así no tienen un sueño reparador. Se desconoce la razón por la que esto ocurre.
  • Síndrome de Kleine-Levin. Se presenta en la adolescencia, principalmente en los varones. Los afectados tienen etapas en las que duermen hasta 18 horas seguidas y durante la vigilia se muestran irritables y confusos.

Hipersomnias secundarias

¿Por qué tengo tanto sueño?
La apnea del sueño es uno de los trastornos que pueden causar somnolencia excesiva. Asimismo, esta condición puede estar relacionada con el insomnio o las interrupciones del sueño.

Los casos de hipersomnia secundaria son mucho más habituales que los de hipersomnia primaria. Hay muchísimas condiciones que pueden formar parte de esta lista; sin embargo, las más frecuentes son las siguientes:

  • Apnea del sueño. Tiene lugar cuando se interrumpe el sueño nocturno, debido a que la respiración se hace muy superficial o se detiene. Es una de las principales razones por las que muchas personas experimentan tanto sueño durante el día.
  • Sueño interrumpido e insomnio. En ambos casos no hay sueño reparador durante la noche y eso lleva a que se experimente somnolencia en el transcurso del día.
  • Otras. La excesiva somnolencia diurna es uno de los síntomas de la Enfermedad de Parkinson y del Alzheimer. Así mismo, puede ser efecto de la depresión o del consumo de algún medicamento que genera este efecto secundario.

No te pierdas: ¿Cómo nos afecta el cambio de hora?

¿Existen más causas?

Algunas investigaciones han señalado que existe una relación entre la excesiva somnolencia y el tabaquismo, el alcoholismo y el sedentarismo. También indican que este es un síntoma frecuente entre quienes tienen problemas cardiovasculares o enfermedades inflamatorias.

A veces una persona experimenta tanto sueño durante el día simplemente por motivos que pueden solucionarse fácilmente. No beber suficiente agua hace que comiencen a aparecer síntomas de deshidratación y uno de ellos es la somnolencia. Por lo mismo, es importante mantenerse hidratado.

El desayuno es la comida más importante del día y cuando no se ingiere la cantidad apropiada de nutrientes, puede aparecer la somnolencia. El exceso de estrés, así como el elevado consumo de azúcares y grasas y la obesidad, también hace que tengas más ganas de dormir frecuentemente.

  • Hausser-Hauw, C. (2014). Hipersomnia e insomnio en el adulto. EMC-Tratado de Medicina, 18(3), 1-8.
  • Patterson F, Malone SK, Lozano A, Grandner MA, Hanlon AL. Smoking, Screen-Based Sedentary Behavior, and Diet Associated with Habitual Sleep Duration and Chronotype: Data from the UK Biobank. Ann Behav Med. 2016;50(5):715–726. doi:10.1007/s12160-016-9797-5
  • Murray BJ. A Practical Approach to Excessive Daytime Sleepiness: A Focused Review. Can Respir J. 2016;2016:4215938. doi:10.1155/2016/4215938
  • Johnson RR, Popovic DP, Olmstead RE, Stikic M, Levendowski DJ, Berka C. Drowsiness/alertness algorithm development and validation using synchronized EEG and cognitive performance to individualize a generalized model. Biol Psychol. 2011;87(2):241–250. doi:10.1016/j.biopsycho.2011.03.003
  • Schwartz JR, Roth T, Hirshkowitz M, Wright KP. Recognition and management of excessive sleepiness in the primary care setting. Prim Care Companion J Clin Psychiatry. 2009;11(5):197–204. doi:10.4088/PCC.07r00545