¿Es posible retrasar el envejecimiento con la alimentación?

Ekhiñe Graell · 14 septiembre, 2013
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la fisioterapeuta y nutricionista Sofía Quintana Alonso el 6 marzo, 2019
La curcumina, el principal componente terapéutico de la especia india, cúrcuma, es conocida desde hace tiempo por su actividad antiinflamatoria y antioxidante. Se cree que puede mejorar o prevenir el deterioro cognitivo.

El envejecimiento es un proceso en el que se produce una serie de cambios en el organismo. Aunque no es posible evitar que lleguemos a esta etapa, mantener unos hábitos de vida saludables puede influir en la forma en la que envejecemos. Por ello, es importante empezar a cuidarse desde edades tempranas.

Adoptar hábitos saludables a lo largo de la vida, como seguir una dieta equilibrada, realizar ejercicio físico de forma regular y evitar el tabaco y el alcohol en la medida de lo posible, contribuye a reducir el riesgo de padecer enfermedades no transmisibles y a mejorar las facultades físicas y mentales cuando se llega a esta fase de la vida.

La alimentación es una parte fundamental a la hora de sentirnos y vernos mejor con el paso de los años. Los alimentos a los que a veces se les atribuye la capacidad de retrasar el envejecimiento ejercen su influencia principalmente a través de sus efectos antioxidantes y antiinflamatorios.

En este artículo te hablaremos sobre algunos alimentos que podrían tener un efecto positivo en la forma en la que envejecemos.

Alimentos que podrían retrasar el envejecimiento

Como hemos comentado, para sentirnos mejor cuando tengamos unos años, lo ideal es seguir una dieta equilibrada y llevar un estilo de vida saludable. Además, influyen muchos factores sobre los que no se tiene la capacidad de actuar, como la genética, o factores externos, como los psicosociales que afectan a la trayectoria de una vida y a la vejez.

Si bien es cierto que hay alimentos más nutritivos que otros, lo ideal es llevar una dieta variada y completa, con alimentos de todos los grupos. En el caso de padecer alguna afección médica, es recomendable que sea el médico o un nutricionista el que escoja los mejores alimentos para tu caso en concreto.

Jugo verde

Beber jugos de frutas y verduras podría ser una manera potencial de mejorar la salud cardiovascular, porque contienen una variedad de polifenoles, vitaminas y minerales. Los estudios mostraron que los jugos de frutas y verduras tienen un efecto positivo en sobre las enfermedades cardiovasculares y en la reducción de la presión arterial, gracias a sus antioxidantes.

Con el jugo verde dotamos a nuestro cuerpo de antioxidantes, fitonutrientes, enzimas, oxígeno, clorofila, vitaminas y minerales, necesarios para intentar retrasar los primeros signos de envejecimiento.

Puedes emplear alimentos de temporada para realizar este jugo verde. En verano, puedes utilizar hinojo, menta, kiwi, pepino y limón entre otros. Por otro lado, en invierno, puedes hacer un jugo a base de espinacas, diente de león, menta, manzana, limón y menta entre otros vegetales. Recuerda que los cítricos ayudan a prevenir la oxidación.

El aguacate

Aguacate

Los aguacates son una gran fuente de grasas monoinsaturadas, vitaminas y antioxidantes. Algunos estudios sugieren que el consumo de aguacate ayuda a mantener la salud cardiovascular, a controlar el peso y a envejecer saludablemente.

Además, el aceite de aguacate es rico en ácido linoleico, ácido linolénico, y ácido oleico, minerales y vitaminas A, C, D y E. Según algunas investigaciones puede ayudar a la piel seca, dañada o agrietada.

El hijiki

Si eres amante del sushi no olvides pedir que te agreguen hijiki en tu próximo pedido. Las fuentes de carotenoides de origen marino, como este tipo de alga, son bajas en calorías y ricas en proteínas. Además, cuentan con carotenoides, folato, magnesio, hierro, calcio y yodo.

Estudios han encontrado propiedades antioxidantes, antidiabéticas y para prevenir el fotoenvejecimiento. Los estudios están realizados en animales y muestran múltiples efectos beneficiosos en el metabolismo, incluida la reducción de la glucosa y la insulina en sangre. Sin embargo, es necesaria más investigación en humanos.

La cúrcuma

La cúrcuma con miel

La curcumina, el principal componente terapéutico de la especia india, cúrcuma, es conocida desde hace tiempo por su actividad antiinflamatoria y antioxidante. Se han realizado estudios que sugieren su eficacia para mejorar o prevenir el deterioro cognitivo.

Sin embargo, se necesitan más pruebas concluyentes de la eficacia de la curcumina para el deterioro cognitivo, aunque algunos han demostrado efectos beneficiosos.

No olvides que para llegar a la vejez con buen pie es necesario adoptar hábitos saludables a lo largo de la vida. Aunque seguir un estilo saludable reduce considerablemente el riesgo de padecer enfermedades no transmisibles, ya sabes que existen otros factores sobre los que no tenemos dominio, pero nadie nos impide intentar mejorar nuestro estilo de vida.

  • OMS. (2017). OMS | Envejecimiento y salud. Centro de Prensa OMS.
  • Eugenia, D. M., & Álvarez, P. (2011). Envejecimiento Y Longevidad. Gaceta Medica de Mexico.
  • Clare, L. (2011). Intervención de la memoria en el envejecimiento y las demencias. In Rehabilitación Neuropsicológica. https://doi.org/10.1016/B978-84-458-2066-7.00019-7
  • Pajares, P. R. (2003). El envejecimiento activo desde la perspectiva de atención primaria. Jano Extra Abril.
  • Aguilera, M. (2005). Las Nuevas Proyecciones de Población. Instituto Nacional de Estadísticas.