10 posibles causas del dolor corporal

30 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la médica Karina Valeria Atchian
El dolor corporal es un síntoma frecuente que responde a causas muy variadas. Desde molestias pasajeras hasta enfermedades autoinmunes crónicas son capaces de producir trastornos que afectan la calidad de vida.

Existen variadas y muy diversas causas de dolor corporal. Es un síntoma tan común, que en realidad podría atribuirse a casi cualquier patología. Es, además, uno de los motivos habituales de consulta.

Se define como una experiencia subjetiva que genera un impacto emocional y empeoramiento de la calidad de vida, tanto del paciente como de su entorno. Esto, en especial, es notorio en los casos crónicos.

En muchas ocasiones, la evolución del dolor será aguda, como en las infecciones, y se espera que sea autolimitado. En cambio, en otras oportunidades, puede volverse prolongado e incluso crónico. Te contamos hoy sobre 10 causas de dolor corporal que poseen relativa frecuencia entre la población general.

10 causas más frecuentes de dolor corporal

Mujer con dolor por gripe
La gripe es muy frecuente y sus dolores potentes, ya que pueden dejarnos en cama por largas jornadas.

1. Gripe

La gripe es una enfermedad respiratoria aguda causada por los virus de influenza A o B, que ocurre sobre todo durante la temporada de invierno. Su distribución es mundial, no existiendo zona geográfica que sea ajena a las epidemias de la temporada de frío.

En sí, el proceso infeccioso es autolimitado y no complicado. Sin embargo, se asocia con mayor  mortalidad en ciertas poblaciones de riesgo, como son las personas con enfermedades crónicas y los inmunocomprometidos. En ellos se recomienda una vacunación anual preventiva.

En los pacientes con influenza no complicada, la enfermedad puede durar una semana o más. Se presenta con síntomas respiratorios, como mucosidad, dolor de garganta y tos; junto con fiebre, dolor de cabeza, mialgia (dolor muscular) y debilidad. La inflamación, en especial en la garganta, el pecho y los pulmones, también puede ser dolorosa.

2. Fibromialgia

La fibromialgia es la causa más común de dolor corporal muscular y esquelético crónico generalizado. Se presenta en hasta un 2 % a 8 % de la población. El dolor, a menudo se acompaña de fatiga, problemas de memoria y trastornos del sueño. La etiología es desconocida.

Se observa con mayor frecuencia en mujeres de entre 20 a 55 años. Los pacientes no presentan anormalidades en el examen físico, aparte de la sensibilidad generalizada de los tejidos blandos. Los estudios de laboratorio y radiológicos son normales.

El tratamiento se dirige a reducir los síntomas principales de este trastorno y se emplean una variedad de terapias farmacológicas y no farmacológicas. Resultan útiles las sesiones de rehabilitación y el acompañamiento por parte de profesionales de la salud mental.

3. Síndrome de fatiga crónica

El síndrome de fatiga crónica es una enfermedad cuya causa permanece aún incierta. Siendo crónica y afectando gran parte del cuerpo, es un trastorno incapacitante que limita de manera drástica las actividades de los pacientes.

Su diagnóstico suele retrasarse o ser difícil, dada la ausencia de estudios que lo corroboren. Las personas con el problema manifiestan dolores de cabeza, musculares y en diversas articulaciones.

La Academia Nacional de Medicina ha elaborado una serie de criterios para su diagnóstico, que facilitan el mismo. Debe haber deterioro sustancial en la capacidad de participar de actividades ocupacionales, educativas, sociales o personales, que persista por más de 6 meses y se acompañe de fatiga que no ceda con el descanso.

Te puede interesar: Síndrome de fatiga crónica: qué es y cómo se trata

4. Lupus

El lupus es una enfermedad autoinmune (el sistema inmunitario ataca los tejidos propios), crónica y de causa desconocida. Puede afectar cualquier órgano del cuerpo, en realidad, y no solo centrarse en un sistema en particular. Debido al daño y la inflamación, los dolores corporales son comunes.

Asimismo, los pacientes pueden tener fatiga, erupciones, fiebre aleatoria, hinchazón o enrojecimiento alrededor de las articulaciones, convulsiones y sensibilidad a la luz solar. El tratamiento es complejo porque la respuesta a los medicamentos es variable.

5. Enfermedad de Lyme

La enfermedad de Lyme es una afección transmitida por garrapatas. Se caracteriza por la aparición de lesiones cutáneas características en forma de eritema (mancha rojiza en piel) migratorio. Hay dolores de las grandes articulaciones, fatiga, cefalea y hasta molestias musculares como pinchazos.

Ver también: ¡Cuidado con las garrapatas! Conoce la enfermedad de Lyme y sus riesgos

6. Mononucleosis infecciosa

La mononucleosis infecciosa es causada por el virus de Epstein-Barr. También se llama enfermedad del beso, ya que su transmisión por la saliva es parte del modo de propagación.

Se caracteriza por una presencia de fiebre, faringitis, fatiga, ganglios inflamados, dolores de cabeza, malestar general y dolor corporal generalizado. Su evolución es autolimitada, pero el agotamiento de las reservas físicas de los pacientes es muy notorio. Durante el período de mayor actividad de la patología, se les vuelve imposible sostener actividades básicas.

7. Artritis reumatoide

La artritis reumatoide se trata de un trastorno crónico, sistémico y de origen desconocido. Se sabe que el proceso de fondo que lo genera es una autoinmunidad, pero son variadas las situaciones que gatillan el inicio de los síntomas.

Afecta sobre todo las articulaciones, en forma simétrica, y conduce a la destrucción de las mismas, causando deformidadesAdemás de los dolores, los pacientes pueden manifestar fatiga, mialgias, fiebre, pérdida de peso y depresión. Su condición crónica y la evolución en episodios agudos hacen que el abordaje no sea tarea sencilla.

8. Esclerosis múltiple

La esclerosis múltiple es una enfermedad desmielinizante, o sea que daña la capa de mielina de los nervios. Es autoinmune y constituye la más común de estas patologías del sistema nervioso central. 

Los pacientes pueden presentar dolores, hormigueos y otras sensaciones anormales. Otros síntomas incluyen debilidad, agotamiento, visión borrosa, ceguera temporal o permanente, dificultad para caminar o mantenerse de pie y trastornos de la memoria.

9. Deshidratación

La deshidratación ocurre cuando el cuerpo pierde más agua de la que ingiere al beber o comer. Puede ser causada por vómitos, diarrea, fiebre alta o medicamentos que hacen orinar más de lo normal. Los niños y adultos mayores son más propensos a sufrirla.

El agua corporal es un elemento esencial para el buen funcionamiento del cuerpo, por lo que su disminución va a generar múltiples síntomas, como sed excesiva, poca orina, boca seca, labios agrietados, confusión y cansancio. Es una causa de dolor corporal porque los músculos, ante el estado de deshidratación, generan sustancias tóxicas que irritan las terminales nerviosas.

Dolor en la espalda
El dolor muscular tiene orígenes variados, desde enfermedades autoinmunes a miopatías inducidas por los fármacos.

10. Miopatías inducidas por medicamentos

Existe una larga lista de fármacos, indicados de manera habitual por el médico y también drogas de abuso, que pueden inducir este fenómeno. Las manifestaciones varían desde dolor muscular leve y debilidad hasta lesiones crónicas severas con falla de la función de ambos riñones.

Algunos ejemplos de medicamentos y drogas causantes de miopatías son el alcohol, la cocaína, los glucocorticoides, las estatinas, los antipsicóticos, la colchicina y los antirretrovirales. No siempre el efecto adverso aparece, pero debe ser de cuidado si se emplean estos fármacos.

El dolor corporal tiene causas variadas

Las causas de dolor corporal son tan variadas, que enumerarlas todas sería imposible. Hoy te hemos presentado las más frecuentes y las que más aquejan a la población mundial.

Si tienes un dolor persistente que no puedes explicar y que altera tu calidad de vida, debes consultar con un profesional. Es importante identificar los orígenes para implantar un tratamiento adecuado y acorde a tus necesidades. Evita la automedicación y arregla una cita con tu médico de cabecera para quitarte las dudas.

  • Tauben David and cols., Approach to the management of chronic non-cancer pain in adults, retrieved on 12 May 2020, Evidence-based Clinical Decision Support- UpToDate. https://www.uptodate.com/contents/approach-to-the-management-of-chronic-non-cancer-pain-in-adults?search=body%20pain&source=search_result&selectedTitle=2~150&usage_type=default&display_rank=2
  • Kasper y col., Principios de medicina interna de Harrison, edición número 19, Editorial McGrawHill.
  • Goldenberg, D. L. (1987). Fibromyalgia syndrome: an emerging but controversial condition. Jama257(20), 2782-2787.
  • Clauw, D. J. (2014). Fibromyalgia: a clinical review. Jama311(15), 1547-1555.
  • Gluckman Stephen and cols., Clinical features and diagnosis of myalgic encephalomyelitis/chronic fatigue syndrome, retrieved on 12 May 2020, Evidence-based Clinical Decision Support- UpToDate. https://www.uptodate.com/contents/clinical-features-and-diagnosis-of-myalgic-encephalomyelitis-chronic-fatigue-syndrome?search=cronic%20fatigue%20syndrome&source=search_result&selectedTitle=1~145&usage_type=default&display_rank=1
  • Prins, J. B., Van der Meer, J. W., & Bleijenberg, G. (2006). Chronic fatigue syndrome. The Lancet367(9507), 346-355.
  • Wallace Daniel and cols., Clinical manifestations and diagnosis of systemic lupus erythematosus in adults, retrieved on 12 May 2020, Evidence-based Clinical Decision Support- UpToDate. https://www.uptodate.com/contents/clinical-manifestations-and-diagnosis-of-systemic-lupus-erythematosus-in-adults?search=lupus&source=search_result&selectedTitle=1~150&usage_type=default&display_rank=1
  • Linden Hu and cols., Clinical manifestations of Lyme disease in adults, retrieved on 12 May 2020, Evidence-based Clinical Decision Support- UpToDate. https://www.uptodate.com/contents/clinical-manifestations-of-lyme-disease-in-adults?
  • search=lyme&source=search_result&selectedTitle=1~150&usage_type=default&display_rank=1
  • Olek and cols., Clinical presentation, course, and prognosis of multiple sclerosis in adults, retrieved on 12 May 2020, Evidence-based Clinical Decision Support- UpToDate. https://www.uptodate.com/contents/clinical-presentation-course-and-prognosis-of-multiple-sclerosis-in-adults?search=esclerosis%20multiple&source=search_result&selectedTitle=1~150&usage_type=default&display_rank=1
  • Skinner Taylor, Cassandra Michele, et al. "Enfermedad de Lyme." Medicina universitaria 9.34 (2007): 24-32.
  • Miller M. and cols, Clinical manifestations of dermatomyositis and polymyositis in adults, retrieved on 12 May 2020, Evidence-based Clinical Decision Support- UpToDate., https://www.uptodate.com/contents/clinical-manifestations-of-dermatomyositis-and-polymyositis-in-adults?search=dermatomiositis&source=search_result&selectedTitle=1~150&usage_type=default&display_rank=1
  • Sánchez-Schmidt, Julia M., and Ramón M. Pujol-Vallverdú. "Diagnóstico diferencial de las lesiones cutáneas en el lupus eritematoso." Seminarios de la Fundación Española de Reumatología 7.1 (2006): 12-26.
  • Alparo Herrera, Indhira, Nelly Rocío Fabiani Hurtado, and Nadia Espejo Herrera. "Factores de riesgo para enfermedad diarreica aguda con deshidratación grave en pacientes de 2 meses a 5 años." Revista de la Sociedad Boliviana de Pediatría 53.2 (2014): 65-70.
  • Miller M., Drug-induced myopathies, retrieved on 12 May 2020, Evidence-based Clinical Decision Support- UpToDate., https://www.uptodate.com/contents/drug-induced-myopathies?search=muscular%20pain&topicRef=2751&source=see_link