4 posiciones sexuales peligrosas para un hombre

Existen posiciones sexuales peligrosas para los hombres que pueden generar desde un simple dolor momentáneo hasta lesiones temporales, así como consecuencias para el resto de la vida sexual. Conoce cuáles son estas posiciones.

Que el sexo es clave para el funcionamiento de las parejas, es algo que se oye a diario. La mayoría de las personas están de acuerdo en que es necesario poner barreras a la rutina con nuevas experiencias. Pero, hay que decir que existen posiciones sexuales peligrosas para un hombre.

Por lo tanto, deben saber cómo cuidarse para evitar posibles lesiones realmente dolorosas. En esos minutos de excitación, el razonamiento tiene poca participación y las emociones surgen con énfasis. Es necesario medir la fuerza y los movimientos para no terminar con una fractura de pene.

Además del dolor físico, esta lesión suele causar vergüenza en los caballeros al grado de que muchos dejan (por un tiempo) de visitar a un médico.

Las 4 posiciones sexuales peligrosas que todo hombre debe conocer

El hecho de que estas posturas sexuales se relacionen directamente con riesgos en los hombres no significa que hay que evitarlas. Lo cierto es que algunas de estas son las preferidas del sexo masculino y también extremadamente placenteras. Simplemente, hay que estar atentos y dominar la intensidad con la que hacen el amor y manipulan el miembro.

1. La vaquera

Posición de la mujer arriba para practicar sexo.

Es de las posiciones sexuales peligrosas para un hombre que mayores víctimas acarrea. En la misma, el caballero está acostado boca arriba y la dama tiene todo su peso sobre el pene. Es ella la que lleva el ritmo y posee el control absoluto de los movimientos.

Si durante el intento de penetración el miembro masculino no ingresa correctamente o se sale de manera brusca, se produce un daño físico. En este caso, el hombre no tiene tiempo de reacción para evitarlo.

En la vaquera inversa, sucede igual e incluso los riesgos pueden ser mayores. Por el ángulo de la penetración, el pene se encuentra más propenso a torceduras. Todo depende de la suavidad con que la mujer se mueva. Por ello, no hay que sentir vergüenza de pedirle que frene o se corra ante una molestia.

2. La fusión

Esta es una postura muy sensual y romántica en la que ambos pueden disfrutar de manera equilibrada. En esta posición, el hombre también está debajo, aunque se encuentra sentado y recibe encima a su amante. Si bien no está todo el peso sobre el pene, en el balanceo es posible una lesión.

El cabellero puede manejar un poco el ritmo y la intensidad. De hecho, tiene la alternativa de correrse de manera inmediata hacia atrás para zafarse. Igualmente, el mayor inconveniente de esta posición sexual es la dirección de los genitales.

Posiciones sexuales peligrosas para el hombre.

3. El misionero

Un clásico de las relaciones sexuales que seguramente todos han practicado alguna vez y en el que se sienten cómodos. Aunque parezca extraño, es otra de las posiciones sexuales peligrosas para un hombre. Sin embargo, su riesgo es inferior al resto porque él tiene el control. 

Como el hombre está arriba, ante el mínimo dolor, puede acomodarse rápidamente a su preferencia. En esta posición, controla por completo su intensidad, aunque a veces las emociones ganan a la razón. Y cuando la excitación es tan alta, todo puede suceder.

En general, lo que ocurre es que pierden la coordinación de los movimientos y el pene sale despedido grotescamente.

 4. El perrito

Postura del perrito.

Esta es una de las posiciones sexuales favoritas de los caballeros que también está acompañada de algunos riesgos, siendo la responsabilidad completamente de ellos y de sus deseos extremos de placer. La penetración en la posición del perrito es de las más fáciles y profundas.

El tema es que ellos se enloquecen de satisfacción y en ocasiones pierden la noción de la fuerza. Si el miembro masculino se desliza fuera, puede golpearse con otra zona y lastimarse en el instante. Cabelleros, hay que recordar que no es de goma y lo necesitan en el futuro también.

Conclusión

Cuando se produce alguno de estos accidentes, hay que consultar a un especialista. Quizá en unos días se restablezca y vuelva a la normalidad. Pero en casos más graves, si no es tratado, las consecuencias pueden llegar hasta la temida disfunción sexual. Si no desean pertenecer al porcentaje de los pacientes con penes fracturados, hay que prevenir.

Por ello, es fundamental conocer esas posiciones sexuales peligrosas que mayor número de lesionados tienen en su haber. Por otro lado, cuando algo está mal y sienten dolor, hay que atreverse a parar. Ella seguro lo entenderá, después de todo es un tema de salud.

Te puede gustar