Postres helados que se pueden comer todo el año

¿Sabías que los helados pueden ayudarnos a mejorar la inflamación de las amígdalas? Son muy adecuados para cicatrizar la zona después de una operación o para cuando estamos enfermos

Seguramente no hay en el mundo un postre tan preferido como es el helado. Y es por ello que muchas personas lo consumen los 365 días del año, aunque haga mucho frío o no sea verano. Si eres de los fanáticos de esta delicia, puedes entonces aprender algunas recetas de postres helados que se pueden comer todo el año en el siguiente artículo.

¿Por qué es bueno tomar helado?

La próxima vez que te sientas mal porque estás consumiendo demasiado helado (o tu pareja, amigos o familia te lo estén marcando) puedes decirles que existen muchos beneficios de disfrutar de este maravilloso postre.

Un reciente estudio ha indicado que tomar helado ayuda a reducir algunos kilos de más, pero además, sirve para fortalecer la masa ósea y para controlar la tensión arterial. Como si esto fuera poco, los helados son una gran fuente de vitaminas (sobre todo B), proteínas y calcio. Se dice que una porción cubre hasta el 15% de los requerimientos diarios, por lo que tus huesos estarán más fuertes.

helado6

En el caso de los helados artesanales, tienen un bajo contenido en grasas (solamente un 6%), la cuál además suele ser apta para diabéticos al retrasar la absorción de azúcar. Permiten cicatrizar y reducir las inflamaciones en las amígdalas, por ello el helado es excelente cuando se está enfermo de la garganta o se ha pasado por una operación en esta zona.

Deliciosas recetas con helado para el postre

Helado casero

Un clásico que no requiere demasiada presentación. Los ingredientes son 8 claras de huevo, 1 taza de azúcar, 2 cucharaditas de esencias de vainilla (o del gusto que quieras), 2 tazas de nata fresca, 1 pizca de sal y 2 tazas de leche evaporada. Bate en un recipiente las claras y el azúcar. Añade la esencia y la sal. Incorpora de a poco la nata fresca hasta que espese. Coloca en un recipiente sin tapa y lleva al congelador por 45 minutos. Remueve con una espátula para romper los cristales de hielo. Vuele a meter en el congelador y repite a los 30 minutos al menos dos veces más para evitar que se congele.

Crepe helado con almendras

Para hacer los crepes necesitas 2 huevos, 150 gramos de harina, 250 ml de leche, aceite de oliva, sal y azúcar. Como opcional una cucharada de brandy. Para rellenar los crepes helado de vainilla y almendras picadas. Bate todos los ingredientes de los crepes para obtener una mezcla sin grumos. Engrasa con un poco de aceite de oliva una sartén y vierte una pequeña cantidad de la mezcla, hasta que quede cocida. Recuerda dar vuelta para cocinar de los dos lados. Repite con toda la mezcla. Coloca el helado y las almendras picadas en el centro de cada crepe y enrolla. Sirve dentro de un vaso o en un plato.

helado2

Copa de helado con yogur, mango y fresa

Un postre delicioso y muy refrescante. Necesitarás un pote de yogur de cualquier sabor, medio mango, un sobre de gelatina sin sabor y 250 gramos de fresas. Lava bien las frutas y bate junto a la gelatina ya hidratada, hasta que se forme una crema espesa. Vierte el yogur en recipientes y lleva al congelador. La crema la colocas en la nevera hasta el momento de servir.

Soufflé helado de chocolate

Los ingredientes necesarios para esta receta son 200 gramos de chocolate, 3 huevos, 100 gramos de azúcar, 2 cucharadas de azúcar glass, 250 ml de nata, 2 medidas de ron blanco, 2 cucharadas de helado de vainilla y hojas de menta para decorar. Separa las yemas de las claras. Coloca en un recipiente el chocolate y fúndelo a baño maría o en el microondas. Monta la nata con la batidora, añade 40 gramos de azúcar, incorpora las yemas y el resto del azúcar, luego el ron y por último el chocolate derretido. Monta las claras a punto nieve, añade 20 gramos de azúcar e incorpóralo a la crema. Deja enfriar e introduce en la manga de pastelería. Forra dos moldes con un poco de mousse, una cucharada de helado de vainilla y otra de mousse. Lleva al congelador. Al momento de servir espolvorea con azúcar glass y decora con hojas de menta.

helado5

Mousse helada de plátano

Para hacer esta deliciosa receta necesitas 5 plátanos, 2 huevos, 5 cucharadas de azúcar glass, 1 taza y media de leche, 1 taza y media de nata líquida, 1 cucharadita de nuez moscada, una hoja de gelatina, 2 cucharadas de zumo de limón, agua, salsa de chocolate y hojas de menta. Remoja la gelatina hasta que se ablande. Pon en un cazo la leche a calentar, ralla nuez moscada sobre ella y por último añade la gelatina. Pela y haz puré los plátanos, vierte el zumo de limón y luego la leche caliente. Deja que se enfríe. Mientras tanto monta la nata líquida en la batidora, añade 3 cucharadas de azúcar, lleva al congelador. Monta las claras con un poco de sal y coloca 2 cucharadas de azúcar. Añade las yemas a la crema de plátanos y mezcla. Vierte la nata y llena los moldes que llevarás al congelador. Sirve la mousse con la salsa de chocolate y las hojas de menta.

Mascarilla de Platano