2 postres ingleses que te gustará probar

Elena Martínez Blasco · 31 marzo, 2019
Cuando nos reunimos para ocasiones especiales, el postre es el plato que pone el punto final a la comida. Si quieres dejar un buen sabor de boca, anímate a preparar estos dos postres típicos de la gastronomía inglesa.

¿Te gustan los postres ingleses? Su tradición tiene una larga lista de recetas caseras que nos recuerdan a la campiña inglesa y a los postres de una abuela amorosa. Su ingredientes son clásicos pero el resultado es un auténtico placer para el paladar.

En este artículo compartimos las recetas de 2 postres ingleses que te gustará probar: el pudin de verano, una delicia a base de frutos rojos, y el custard, una crema de vainilla muy versátil para acompañar todo tipo de dulces.

2 postres ingleses que te gustará probar

1. Pudin de verano

Pudin de verano con frutos rojos
Elige los frutos rojos que más te gusten. Sus combinaciones harán agua el paladar de tus invitados.

Este postre es es muy sencillo y va a seducir a quien lo vea, gracias a su contenido en frutos rojos bañados en sirope. Este dulce vistoso y jugoso es uno de los clásicos de la gastronomía inglesa y no podemos dejar de probarlo.

Podemos elegir las frutas rojas a nuestro gusto, según la temporada, o bien congelarlas y tenerlas disponibles durante todo el año. Con ellas rellenaremos este pudin que se abre como un regalo sorpresa dejando ver su contenido de atractivos colores rojos y oscuros. 

Ingredientes

  • 900 g de frutos rojos al gusto: fresas, moras, grosellas, frambuesas, arándanos
  • ¾ de taza de azúcar (150 g)
  • 7 rebanadas de pan blanco (mejor si está un poco duro)
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (4 ml)
  • 3 cucharadas de agua (30 ml)

Lee también Los grandes beneficios de los frutos rojos

Elaboración

  • En primer lugar, lavar los frutos rojos y dejarlos escurrir.
  • A continuación, en una sartén grande poner 3 cucharadas de agua con el azúcar y calentar hasta que se disuelvan los dos ingredientes. Dejar hervir 1 minuto y añadir la vainilla y las frutas.
  • Después, cocinar durante 3 minutos a fuego lento, mezclando con suavidad. Veremos como los frutos se ablandan a la vez que sueltan el jugo.
  • Dejamos enfriar, escurrimos la fruta y ponemos el jugo en un bol.
  • Por otro lado, preparar el molde de pudin y ponerle un plástico.
  • A continuación, le quitaremos el borde a las rebanadas de pan y las iremos remojando en el jugo y poniendo en el molde, presionando bien hacia el molde para que no queden espacios.
  • Después, añadir en el medio las frutas ablandadas y cubrir con el resto de rebanadas. Por otro lado, guardar el jugo que ha sobrado. 
  • Por último, cubrir con el plástico y una tapa y dejar en la nevera durante toda la noche.
  • El jugo que queda se puede hervir 10 minutos más para que se reduzca y convierta en un delicioso sirope.
  • Para acabar, al día siguiente serviremos una porción del pudin, le añadiremos el sirope y, si lo deseamos, lo acompañaremos de helado o nata. 

2. Custard

Custard
Esta crema a base de vainilla es ideal para disfrutarse sola o como relleno de otros postres.

Con el nombre de custard se conoce una típica crema inglesa que nos puede recordar a las natillas. Es ligera y poco dulce, y se puede consumir sola como postre o bien para rellenar o acompañar otros postres como tartas, bizcochos, etc.

Os invitamos a probar esta receta y dejaros seducir por su suavidad y su delicado sabor a vainilla. Se necesitan pocos ingredientes y, con algunos consejos y secretos gastronómicos, el resultado será perfecto.

Lee también: Tarta de natillas

Ingredientes

  • 2 ½ tazas de leche (675 ml)
  • 4 yemas de huevo
  • ¼ taza de azúcar (50 g)
  • 1 cucharada de extracto de vainilla (10 ml)
  • 2 cucharadas de maicena (30 g)

Elaboración

  • Para empezar, calentar la leche con la vainilla a fuego lento hasta que esté a punto de hervir.
  • Por otro lado, mezclar en un bol las yemas de huevo, el azúcar y la maicena hasta obtener una crema de color claro bastante batida. Añadir un poco de la leche a la mezclar y volver a batir.
  • Después, incorporar este preparado a la cazuela y mezclar bien con la leche hasta que espese como una crema.
  • A continuación, pasar la crema por un colador de tela y guardarla en un recipiente con film para dejar que se enfríe. El plástico debe estar casi pegado a la crema si queremos evitar que se haga una capa endurecida en la parte superior.
  • Ya tenemos la crema lista para consumir o bien para acompañar otros postres.

¿Te gustan estas dos recetas? ¿Te atreves a combinarlas? No dudes en preparar el delicioso pudin de verano y acompañarlo con una deliciosa y suave crema inglesa. La combinación es excelente y gustará a toda la familia.

  • Mazzoni, L., Scalzo, J., Di Vittori, L., Mezzetti, B., & Bottino, M. (2017). Berries. In Fruit and Vegetable Phytochemicals: Chemistry and Human Health: Second Edition. https://doi.org/10.1002/9781119158042.ch41
  • Joseph, S. V., Edirisinghe, I., & Burton-Freeman, B. M. (2014). Berries: Anti-inflammatory effects in humans. Journal of Agricultural and Food Chemistry. https://doi.org/10.1021/jf4044056
  • Lim, T. K. (2012). Vanilla planifolia. In Edible Medicinal And Non-Medicinal Plants. https://doi.org/10.1007/978-94-007-4053-2_13