3 postres light para no sentir culpabilidad

5 agosto, 2018
Los postres light son una excelente opción para saciar las ganas por comer dulce, pero sin descuidar la buena nutrición. Y es que para disfrutar no hace falta recurrir necesariamente a las chucherías. 

Por lo general, a los amantes del dulce les cuesta comer un postre (y repetirlo) sin culpabilidad. En vista de que están tan sabrosos, cualquiera podría caer fácilmente en el exceso. Para evitar llegar a ese punto, recomendamos algunas de las mejores recetas de postres light para que disfrutar con tranquilidad.

Aunque sean ligeros eso no quiere decir que sean sosos ni que vayan a resultar insatisfactorios para el paladar. Al contrario, lo que hacen estas recetas es tomar el valor de ciertos nutrientes, como la fructosa, y potenciarlos en combinación con otros ingredientes para conseguir un postre delicioso. ¡Y todo ello sin necesidad de añadir edulcorantes!

3 postres light

1. Tarta de yogur

Ingredientes (para 4 comensales)

  • Agua
  • 6 huevos medianos
  • 2 tazas de harina de avena (240 g)
  • 1 ¼ taza de yogur griego (250 g)
  • ¼ taza de avellanas o frutos secos (50 g)
  • 10 gramos de gelatina sin sabor en láminas
  • Mermelada de frutas (preferiblemente natural)
  • Opcional: miel

Preparación

  1. Precalentamos el horno a 180 ºC. 
  2. Colocamos en la licuadora los copos de avena, los frutos secos y, si lo deseamos, una cucharadita de miel.
  3. Aparte, cascamos los huevos y separamos las yemas, ya que solo vamos a utilizar las claras.
  4. Vertemos la masa de avena en un bol y le añadimos las claras de huevo. A continuación, debemos comenzar a amasarlo todo; de esta manera se compactará.
  5. Cuando tengamos lista la masa, procedemos a colocarla en un molde de silicona para armar la base de la tarta.
  6. Horneamos durante 15 o 20 minutos. Una vez pasado este tiempo, debemos mirar si la base ya se ha convertido en una galleta crujiente y, en caso contrario, la dejamos al horno unos minutos más.
  7. En un recipiente con agua, colocamos las láminas de gelatina durante unos minutos hasta que crezcan y se ablanden lo suficiente.
  8. Seguidamente, escurrimos con cuidado el agua fría y vertemos un poco de agua hirviendo sobre la gelatina. Removeremos con una cuchara hasta disolverla del todo. Ojo, no hace falta verter un litro de agua, con que cubra las láminas basta. La finalidad de preparar la gelatina es ayudar al yogur a cuajar al armar la tarta.
  9. Mezclamos la gelatina con el yogur y una cucharadita de miel (si lo deseamos) y luego, la añadimos a la base de la tarta, una vez esté hecha.
  10. Llevamos la tarta al refrigerador durante unas 2 o 4 horas para que se compacte lo suficiente.
  11. Antes de servir, añadimos la mermelada de frutas de nuestra preferencia o sirope. No obstante, para mantener la línea de los postres light, lo más recomendable es optar por mermelada de frutas natural o semillas.

¿Lo sabías? ¿Cuáles son las frutas con menos calorías?

2. Compota de banana y manzana

Ingredientes (para 1 o 2 comensales)

  • Canela en polvo
  • 2 bananas maduras
  • Gotitas de esencia de vainilla

Preparación

  1. Pelamos las bananas y las cortamos en rodajas. Seguidamente, pelamos las manzanas, retiramos el corazón y cortamos la pulpa en julianas.
  2. Colocamos una olla con agua a hervir. Antes de que el agua alcance su punto de ebullición, añadimos los trozos de fruta. 
  3. Una vez que la fruta se haya convertido en una especie de pulpa, más o menos grumosa, procedemos a añadir esencia de vainilla, canela y miel al gusto.
  4. Removemos todo con movimientos lentos y envolventes un par de veces y dejamos que la compota se cueza unos minutos más con la olla tapada.
  5. Cuando tengamos lista la compota podemos servirla en caliente o bien, llevarla a refrigerar y servirla luego en frío.

3. Pudín de chía y frutas

Ingredientes (para 1 comensal)

  • Una pizca de sal
  • ¾ taza de semillas de chía (80 g)
  • ½ cucharadita de canela (2, 5 g)
  • 1 taza de leche de almendras natural (250 ml)
  • ½ cucharadita de extracto de vainilla pura (2, 5 ml)
  • Para acompañar: granola, surtido de semillas y frutos secos, piezas de fruta fresca, chocolate oscuro (sin azúcar).

Descubre: 6 maravillosas ideas para incluir las semillas de chía en tu dieta

Preparación

  1. Colocamos la leche y todos los demás ingredientes en un recipiente y removemos con ayuda de una cuchara para integrarlos bien durante 2 minutos para que la mezcla espese. Tapamos el recipiente y dejamos reposar a temperatura ambiente.
  2. Durante media hora, hay que abrir el recipiente, remover varias veces y luego tapar. En total, debemos realizar este procedimiento 3 veces.
  3. Pasada la media hora, llevamos el recipiente al refrigerador para que espese aún más (lo más recomendable es dejarlo todo una noche).
  4. Al servir, añadimos el complemento que más nos agrade: piezas de frutas frescas, semillas, granola, etcétera.

Los postres light se pueden disfrutar entre semana o bien, en ocasiones especiales, según prefiramos. Lo importante es mantener un equilibrio en los ingredientes y evitar, en la medida de lo posible, los edulcorantes y complementos poco saludables; si a uno de nuestros postres light le añadimos nubes o malvaviscos, poco tendrá de light al final.

Te puede gustar