Postura del misionero y sus 8 variantes

Hasta la pose más popular y conocida tiene variantes. Las posturas sexuales están para experimentar nuevas formas de conseguir placer. En este artículo te traemos 8 propuestas para que te atrevas a innovar y salgas de la rutina.

Tal vez no lo sepas, pero la postura del misionero también tiene sus variantes. Pequeñas modificaciones convierten a esta postura sexual en algo verdaderamente divertido. Algunas personas se sienten seguras con el misionero, probablemente, fue su primera experiencia. Pero puede que su pareja se sienta aburrida y desee hacer algo nuevo.

Si no te animas a  abandonar completamente tu pose clave, existen diversas variantes de la postura del misionero. Es hora de conocerlas y decidirse a disfrutar nuevos placeres con el sexo.

Las mejores variantes de la postura del misionero

Para innovar en el amor se pueden incluir juguetes sexuales a cada una de estas alternativas. Los mismos se encuentran a disposición en tiendas, o pueden crearse en casa.

1- Misionero Bloqueador

pareja-sexo

En esta oportunidad la dama es quien hará una variación con sus piernas. Las mismas, permanecerán cerradas durante el coito. Con esta opción que parece irrelevante, el placer puede ser mayor. Ya que habrá una suave presión en las paredes vaginales y las fricciones se dan con más continuidad.

Te recomendamos leer: 5 posturas sexuales para hacer el amor en el sofá

2- Asiento de loto

Esta variante de la postura del misionero ya ha tomado bastante popularidad. Ambos amantes deben estar dispuestos a salir de su zona de confort. La mujer, una vez acostada, levanta y flexiona ambas piernas. El hombre se arrodilla frente a ella y el resto se limita a una intimidad más profunda y estimulante. El sentido de la vista toma gran importancia, ya que pueden disfrutarse en pleno goce.

3- Casero

postura-del-misionero-amor

Es como toda relación sexual, un verdadero trabajo en equipo. A partir de la pose tradicional, ella levanta sus caderas y con las piernas rodea al macho por la cintura. Los brazos permiten lograr mantener un equilibrio. Pero las extremidades inferiores son las que funcionan como una especie de guía. Realizará, según la fuerza y la imaginación, movimientos de todo tipo. El caballero arrodillado se dejará manejar mientras resista la ansiedad.

4- El número 8

Los números siempre tuvieron bastante significado en el sexo. Pues una variante de las posturas del misionero es precisamente el número 8. El hombre se tumbará encima y mantendrá sus brazos plenamente estirados. A ella, con las piernas hacia arriba,  le toca ahora aferrarse a las caderas del compañero y marcar el ritmo.

5- La tregua

Quién recibe más placer durante el sexo oral

Se basa en formar un ángulo de 90°. La pareja se coloca a un lado y se unen con los genitales en la conjunción del ángulo. El resultado es una penetración extrema y cuerpos libres para expresar sus sensaciones. Pueden admirarse centímetro a centímetro de todo su ser. Es una gran pose para los días de mucho calor.

Ver también: 5 posturas sexuales en la ducha

6-  La caja

Ahora el juego consiste en no utilizar los brazos durante el acto sexual. El hombre debe mantenerlos estirados hacia atrás. La amante pasa las piernas por la cintura de su pareja y así toma envión para los movimientos. Suena un poco extraño, pero es realmente un desafío muy excitante. Saber que siempre hay oportunidad de llegar al éxtasis más allá de las partes del cuerpo que participen.

7- La pausa Zen

Loving affectionate nude heterosexual couple on bed.

Diría que es una muy buena opción cuando la mujer ha sufrido una quemadura de sol en su espalda, por ejemplo. Ambos se colocarán enfrentados, pero de lado. Acercan sus caderas y comienza la acción. Está claro que no es lo mismo hacer una fuerza en esta posición, pero siempre sale de modo natural.

8- Nirvana

Hay que confiar en que el hombre se quedará inmóvil encima. Generalmente, luego de unos pocos minutos comienzan a ser muchos más activos. Y la mujer también lo agradece cuando no tiene demasiado estado físico.  En esta variante de la postura del misionero ella se toma de un respaldo con los brazos hacia atrás. Y así hace un efecto de sube y baja en el miembro de su amante. En esta postura puede manejar profundidad y ritmo.

Como puedes observar las variantes son muchas y fáciles de realizar. El consejo es comenzar hoy mismo a intentar con alguna de ellas. De seguro, no te arrepentirás y tu pareja solicitará seguir por más.

Siempre recuerda que todas las posturas sexuales las puedes realizar en diferentes ambientes o muebles. No te encierres en la idea de que el dormitorio es el único lugar para tener sexo. Por el contrario, hay días que se convierte en el último.

Te puede gustar