Posturas para hacer el amor en la cocina

Antes de entregarse a la pasión en la cocina es muy importante retirar todos aquellos utensilios que puedan entorpecer o resultar un peligro durante el acto

Para hacer el amor con nuestra pareja no nos tenemos que limitar a la habitación. Hay muchos otros espacios de la casa en los que se pueden construir interesantes fantasías sexuales para salir de la rutina. La cocina, por ejemplo, es uno de los lugares que ofrece más creatividad en posturas para hacer el amor.

Su ambiente cálido y el estar rodeados de alimentos frescos permite disfrutar de una experiencia apasionante y divertida. De hecho, gracias a los aromas y texturas del sitio, podemos hacer juegos para estimular nuestros sentidos y, de este modo, elevar al máximo el grado de excitación.

¿Y cuáles son las posturas más recomendadas? Pues bien, teniendo en cuenta que hay muchos más elementos que en el cuarto, lo mejor es conocer con anticipación esas posiciones que ayudan a tener un encuentro más cómodo y placentero.

¡Descúbrelas!

La sorpresa

Una de las posturas para hacer el amor más popular es la "sorpresa"

Esta postura es una de las más recomendadas para quienes desean tener sexo en la cocina. Es ideal para los amantes del “sexo salvaje”, puesto que permite realizar penetraciones profundas, a diferentes ritmos.

¿Cómo hacerla?

  • El hombre, estando de pie, debe situarse detrás de la mujer para realizar la penetración.
  • La puede tomar de la cintura mientras que ella se apoya de la encimera o cualquier superficie.
  • Lo ideal es que ella se relaje hasta que su cuerpo quede apoyado con las manos en el suelo (posición de perrito), si resulta una posición cómoda para su elasticidad.

Lee también: 5 posiciones sexuales más placenteras para él

El abrazo

La postura del abrazo es ideal para tener relaciones sexuales cargadas de pasión y creatividad. Con esta hay un contacto corporal muy completo, en el que las sensaciones permiten alcanzar con más facilidad el clímax.

¿Cómo hacerlo?

  • Ambos deben estar de pie, desnudos, uno frente al otro.
  • El hombre debe cargar a la mujer, mientras que ella rodea su cintura con las piernas.
  • Para no perder el equilibrio durante el coito, lo ideal es que él se recueste contra una pared.
  • El ritmo de las penetraciones puede manejarse de arriba hacia abajo o de atrás hacia adelante.

La mariposa

La cocina te ofrece muchas posturas para hacer el amor

¿No hay muchas cosas sobre la encimera? Entonces la posición perfecta es la mariposa. Con esta la mujer puede disfrutar diferentes sensaciones durante el coito, puesto que a él le resultará cómodo hacerlo a diferentes ritmos.

 ¿Cómo hacerla?

  • La mujer se debe poner boca arriba sobre la encimera, de tal modo que pueda apoyar sus piernas sobre los hombros de él.
  • El hombre, de pie frente a ella, realiza la penetración mientras la agarra de sus caderas.

La carretilla

La postura de la carretilla se considera de transición, puesto que puede resultar agotadora para ella. Requiere equilibrio y fuerza en la parte superior del cuerpo, ya que ella tendrá que apoyarse con los brazos mientras él hace el resto del trabajo.

¿Cómo hacerla?

  • La mujer se apoya sobre el borde de la encimera con los antebrazos.
  • El hombre sujeta sus piernas abiertas por los muslos para penetrarla.
  • Ella permanece inmóvil, centrándose en mantener la postura, mientras que él realiza los movimientos de vaivén.

Lee también: 5 posiciones sexuales más placenteras para ella

El deleite

Deleitate con las posturas para hacer el amor

Una de las sillas de la cocina puede ser perfecta para hacer el amor. Con la posición del deleite ambos pueden marcar el ritmo con que desean disfrutar el coito.

¿Cómo hacerla?

  • La mujer se debe poner en la orilla de una silla, mientras que su pareja se arrodilla para realizar la penetración.
  • Ella inclina su cuerpo hacia atrás, en una sutil relajación, mientras rodea el cuerpo de él con sus piernas.
  • Él puede controlar la profundidad de las penetraciones y ella el movimiento de sus caderas.

Recomendaciones para hacer el amor en la cocina

  • La cocina está llena de ángulos, superficies duras y elementos que pueden resultar peligrosos a la hora de hacer el amor. Por esto, antes de tener un encuentro íntimo, lo mejor es retirar los cuchillos, cucharas o cualquier utensilio que sobre.
  • Si quieres hacer de la experiencia algo más romántico y placentero, no dudes en realizar juegos previos con comida: disfruta postres, cremas, chocolate y otros alimentos que resulten estimulantes.
  • Mantente atento a las superficies deslizantes, sobre todo antes de experimentar alguna postura diferente.
  • Antes de jugar con alimentos, considera que algunos pueden causar irritaciones en la piel y zonas sensibles.

La cocina es un sitio ideal para seducir a nuestra pareja en el momento menos esperado. Teniendo en cuenta estas posturas y recomendaciones podemos disfrutar de un encuentro sexual fuera de lo común.