Posturas para hacer el amor en una oficina

Uno de los atractivos de hacer el amor en la oficina es el componente excitante que aporta la posibilidad de ser descubiertos por el resto de compañeros

¿Has tenido fantasías sexuales en tu lugar de trabajo? Probablemente tu respuesta es afirmativa. La oficina es uno de los escenarios más atractivos para hacer el amor y representa el sitio perfecto para romper la rutina.

El escritorio, la fotocopiadora y cualquier rincón de este lugar resultan interesantes para hacer un nuevo experimento sexual en pareja.

Si bien existe el temor de ser descubiertos por alguno de los compañeros o jefes, el ambiente resulta idóneo para un momento apasionante, cargado de adrenalina.

Por esto, si hace mucho lo deseas pero no te has animado, haz a un lado el miedo y prueba las posturas que te sugerimos a continuación.

Sobre la silla de trabajo

sexo-silla-oficina

Imagina la situación: estás en tu oficina con tu pareja, no tenéis asuntos pendientes y tus compañeros están ocupados en sus labores. Bajas las persianas y te empiezas a seducir con tu pareja desde la comodidad de la silla.

Aunque hay muchos más espacios en la oficina, ambos preferís disfrutar ese momento allí, sin explorar otros rincones.

¿Cómo hacerlo?

  • El hombre se pude sentar en la silla del despacho asumiendo la posición que le resulte más cómoda.
  • Ella se sienta sobre su regazo, ya sea de frente o dándole la espalda.
  • Desde entonces, cada uno deja volar su imaginación y disfruta el momento.
  • Para hacerlo más intenso, él se puede apoyar de los pies para propulsarse y llevar el ritmo.

Visita este artículo: ¿Cómo seducir a tu pareja?

Sobre la fotocopiadora

¿Cuentas con una fotocopiadora en tu oficina? ¿La fotocopiadora de tu empresa está en un cuarto propio? ¡Qué bien! Entonces invita a tu pareja a disfrutar un “rapidín” de sexo sobre este elemento.

¿Cómo hacerlo?

  • La chica se debe poner sobre la fotocopiadora y él, de pie, entre sus piernas.
  • Ella abraza sus costados con los muslos y presiona su sexo contra el de él.

Encima del escritorio

sexo-escritorio

En decenas de películas has visto la típica escena de sexo sobre el escritorio de la oficina. Es probable que en muchas ocasiones hayas sentido el deseo de recrearla con tu pareja o con alguien del trabajo que te atrae demasiado.

Si te cercioras de que todo en el lugar está en calma y no hay nadie que pueda espiaros, entonces es momento de volverlo realidad.

¿Cómo hacerlo?

  • Una de las formas más excitantes es cuando ella se acuesta boca arriba sobre el escritorio, poniendo las piernas sobre los hombros de él.
  • El hombre, que queda justo en frente, realiza una penetración profunda que la llena de placer.
  • Otra forma interesante es haciendo el perrito de pie. Ella se pone boca abajo sobre el escritorio, apoyándose en el suelo con las puntas de los pies, y él la penetra desde atrás.

Debajo del escritorio

No es el espacio más cómodo de la oficina; sin embargo, es ideal para aquellos que no desean que otros compañeros se enteren de lo que está pasando.

Se vale hacer diferentes posiciones, siempre y cuando la zona lo permita. Por lo general, resulta perfecto para hacer el perrito o el clásico misionero.

¿Cómo hacerlo?

  • Ella se acuesta boca arriba y él, encima, empieza a penetrarla.
  • Luego, para hacerlo más intenso, ella se pone boca abajo con los glúteos ligeramente levantados, mientras él la penetra desde atrás.

¿Quieres conocer más? Lee: Pruebas de amor para validar la solidez de una relación de pareja

En el ascensor

sexo-en-el-elevador

¿Tienes una pareja que te sigue en cualquier aventura? ¿Sois un par de atrevidos? Entonces os encantará probar el ascensor como escenario para tener sexo.

Aunque, por supuesto, no tendréis demasiado tiempo para hacerlo, el espacio reducido, los espejos y las respiraciones entrecortadas harán del momento algo sumamente excitante.

¿Cómo hacerlo?

  • De pie, mirándose uno al otro, ella abraza al hombre con las piernas, rodeando su cintura.
  • Él pone las manos bajo los muslos o glúteos de ella, y ella intenta apoyarse con los brazos rodeando los hombros de él.
  • Como ambos se miran a los ojos, pueden elevar la temperatura con un beso apasionado.
  • Si no hay tiempo suficiente como para quitarse la ropa, entonces es buena probar un “rapidín” desde atrás.
  • Ella se baja las bragas, le da la espalda a él y se apoya con las manos sobre la pared del ascensor.
  • Él, desde atrás, la penetra al ritmo que desee.

¿El día laboral está pesado y lleno de estrés? Toma unos minutos de descanso e invita a tu pareja a hacer el amor en la oficina. ¡Os encantará!

 

Categorías: Pareja Etiquetas:
Te puede gustar