3 posturas de yoga para cuidar la salud de tu pelvis

Brunilda Zuñiga · 28 enero, 2018
A continuación te revelamos algunas las mejores posturas de yoga para cuidar la salud de tu pelvis. Todas son realmente sencillas de hacer. ¡Anímate

Tu pelvis se ubica en la parte inferior del cuerpo. Podría decirse que es el sostén tanto del abdomen como de las piernas. De acuerdo al Diccionario de la Real Academia Española se define de la siguiente manera:

‘Región del cuerpo de los mamíferos formada por los huesos sacro , coxis e innominado , situada en la parte posterior del tronco , donde se alojan la parte final del tubo digestivo , la vejiga urinaria y otros órganos’.

Muchas mujeres tienen problemas o manifiestan algún tipo de incomodidad en los músculos de su pelvis. Por lo general, la debilidad en la zona pélvica suele deberse al embarazo, lesiones en la zona pélvica o a la falta de actividad física.

A continuación te revelamos cuáles son las mejores posturas de yoga para cuidar la salud de tu pelvis. Todas son realmente sencillas de hacer y notarás resultados en una semana. Para que los resultados sean a largo plazo, es importante que practiques estas posturas de forma regular.

Aspectos a tener en cuenta

A la hora de cuidar la salud de tu pelvis es importante que tengas en cuenta ciertos aspectos importantes. Recuerda que si tienes alguna, siempre puedes consultar a tu médico.

  • Si tiene menos de 6 meses que te realizaron una cirugía en la zona pélvica, pide autorización a tu médico antes de realizar cualquiera de estos ejercicios.
  • Las posturas de yoga deben resultarte cómodas y nunca deben causar dolor. Si notas alguna incomodidad debes disminuir la intensidad.
  • Comienza con 2 o 3 repeticiones de las posturas de yoga. Conforme adquieras habilidad y experiencia, aumenta el número de repeticiones gradualmente.
  • Tómate tu tiempo para realizar estas posturas. Si tratas de acelerar el proceso es posible que te lesiones.

1. Postura de los pulgares

Postura de los pulgares

Esta postura mejora la salud de tu pelvis y fortalece tus piernas. Evita esta postura si sueles experimentar dolores de cabeza crónicos o presión arterial baja.

  • Comienza de pie. Coloca los pies uno al lado del otro con una separación de 20 centímetros. Manteniendo la columna derecha, baja poco a poco sacando el aire para facilitar el movimiento.
  • Si tu flexibilidad te lo permite dobla hasta que tus manos lleguen a tus pies. De lo contrario, basta con que lleguen a los tobillos.
  • En caso de que tus manos lleguen a tus pies, toca el dedo gordo de tu mano y cuenta despacio hasta 10 o espera 30 segundos.
  • Pasado este tiempo sube y exhala, poco a poco. Repite 3 veces esta postura.

Visita este artículo: Las mejores poses de yoga para el dolor de espalda

2. Postura del puente

Postura del puente

Esta postura cuida la salud de tu pelvis, favorece la circulación sanguínea y fortalece la musculatura. Te recomendamos evitar esta postura si tienes algún problema o lesión en el cuello, brazos o tobillos. Para realizarla debes seguir estos pasos:

  • Recuéstate sobre tu estera boca arriba y con los brazos bien apoyados en el suelo.
  • Respira profundamente. Dobla las rodillas hasta que los talones queden donde antes estaban las rodillas. Sabrás que estás en la posición correcta si puedes tocar los talones al estirar los brazos. De ser así, separa ligeramente los pies.
  • Las manos deben estar alejadas del cuerpo. Estira la espalda y apoya las manos sobre tu estera y exhala.
  • Levanta la cadera hasta formar una línea recta entre la rodilla hasta los hombros mientras respiras hondo.
  • Coloca tus brazos bajo el cuerpo y entrelaza los dedos de las manos.
  • Sube la cadera, tanto como puedas. Mantén las plantas de los pies bien apoyadas a la estera y sostén esa posición durante 15 segundos.
  • Repite 3 veces esta postura con un descanso de 10 segundos entre cada repetición.

3. La montaña

La montaña

Esta postura es una de las mejores para cuidar la salud de tu pelvis, ya que resulta muy sencilla de hacer y puedes repetirla varias veces al día. Si haces esto, notarás una mejoría considerable en un par de semanas. 

Te la recomendamos para mejorar tu postura, elasticidad y reducir el dolor de la espalda baja. Además, puedes practicarla al terminar tu rutina de ejercicio si quieres descansar los músculos y relajarte. Para realizarla sigue estos pasos:

  • Colócate de pie lo más recta que puedas sobre tu estera. Tu cabeza debe quedar ligeramente elevada, con la mandíbula inferior paralela a la estera y el cuello estirado. Sin forzar.
  • Respira profundamente. Junta las piernas y los pies presionando un contra el otro y repite el proceso con los pies.
  • Relaja un poco el cuerpo y separa los dedos suavemente. Repite el proceso de juntar piernas y liberar presión.
  • Distribuye equitativamente tu peso en ambas piernas. Aprieta el bajo vientre hacia dentro y sube lentamente.
  • Extiende tus brazos a los lados y mantén las palmas de las manos del lado de los muslos.
  • Junta los dedos para que señalen hacia abajo y estira la espalda, sin levantar los hombros.
  • Mantén la postura por 30 segundos. Repite 3 veces con descansos de 20 segundos entre cada repetición.

Con esta postura no hay riesgos a la salud. Recuerda que si sientes mareos o alguna molestia debes parar de inmediato. En generar, mantenerte de pie no tiene por qué ocasionar problemas pero si tienes anemia podrías experimentar incomodidad de algún tipo.

Lee: Ejercicios para aumentar los músculos de las piernas

Protege la salud de tu pelvis practicando yoga con regularidad

Como te habrás dado cuenta, estas posturas son bastante sencillas de realizar. Te recomendamos realizar una serie de cada una al día. Este es un buen comienzo si hace mucho no te ejercitas y tu pelvis comienza a presentar daños de algún tipo. Con el tiempo puedes probar otras posturas o aumentar la actividad física.