Posturas de yoga para adelgazar

A continuación te revelamos cuáles son las asanas yóguicas que te ayudan a deshacerte de los kilos extra y la pesadez.

Muchas personas se preguntan cuáles son las posturas de yoga para adelgazar una vez que se inician en la práctica de esta disciplina. Y es que la figura que moldea el yoga es uno de sus principales atractivos para los principiantes.

Más allá de meditar o aquietar la mente mientras la persona se encuentra sentada en posición de loto, existe un beneficio físico: un cuerpo más esbelto, flexible, tonificado, y, por ende, un organismo saludable.

Cabe destacar que, para iniciarse en la práctica del yoga, no hace falta tener una figura determinada ni pesar poco. Todas las constituciones son bienvenidas y todas pueden lograr ejercitar su cuerpo para mejorar su salud.

Cómo se logra bajar de peso mediante el yoga

A medida que avanza el tiempo y la persona crea el hábito de practicar yoga varias veces a la semana, el cuerpo se acostumbra a la actividad. Los beneficios más inmediatos son:

  • Mejora de la circulación sanguínea.
  • Aumento de energía y vitalidad.
  • Mejora de la calidad del sueño.
  • Salud psicoemocional.
    • Liberación de estrés.
    • Mejor humor.
  • Alivio tensional.
    • Relajación.

Ahora bien, ¿cómo se logra bajar de peso mediante el yoga? Muy simple. A través de la tensión muscular ejercida en determinadas asanas o posturas.

Cuando se pone en práctica una postura de yoga, el cuerpo se posiciona de una determinada manera y permanece así durante un periodo de tiempo breve (de segundos a minutos).

Al sostenerse la postura, el cuerpo se mantiene en un estado de tensión, en el cual, los músculos se contraen. 

En otras palabras, las posturas de yoga para adelgazar vienen a ser casi todas las de esta disciplina. No obstante, la repetición de algunas puede ayudarnos a quemar mayor cantidad de grasa.

En mayor o menor medida, el mantenimiento de una postura, durante un tiempo determinado, ayuda a quemar grasas, activar los músculos y tonificar las distintas áreas del cuerpo.

Por supuesto, todo depende de la intensidad con la que se realicen los ejercicios. En este sentido, los maestros de yoga suelen aumentar, poco a poco, tanto la complejidad como la duración de las posturas. De esta manera, el cuerpo tiene la oportunidad de acostumbrarse al esfuerzo y desarrollar resistencia.

La pérdida de peso se experimentará progresivamente. Cabe destacar que dicha pérdida podrá ocurrir de forma más inmediata (o no) en función de la dieta personal. El yoga, por sí solo, no garantiza que la persona logre bajar de peso si no se acompaña la práctica con un estilo de vida saludable.

Ver también: Las mejores posturas de yoga para principiantes

Las mejores posturas de yoga para adelgazar

Si no quieres o no tienes tiempo de acudir a una sesión en un centro de yoga, no te preocupes. Puedes ejercitarte en casa. Tan solo necesitarás 30 minutos diarios (y un poco de tranquilidad y espacio). Recuerda: lo que cuenta es la calidad del ejercicio, no el espacio.

Las principales posturas de yoga para adelgazar son las siguientes:

1. Postura de la Cobra

yoga

Esta es una de las posturas de yoga para adelgazar más eficaces, ya que trabaja simultáneamente varios músculos.

La postura de la cobra es muy sencilla de llevar a cabo. Solo tienes que acostarte boca abajo sobre una colchoneta y apoyar las palmas de las manos a la altura de los hombros. Extiende los brazos para despegar el torso del suelo. Lleva la cabeza hacia atrás.

Puedes mantener los ojos abiertos en un punto fijo o cerrarlos. Respira profundamente varias veces. Lo importante es que la espalda siempre quede recta.

2. Postura del guerrero

Esta asana se practica de pie y fortalece las extremidades. Se coloca un pie hacia adelante y otro hacia atrás. Flexiona levemente la rodilla delantera.

Apoya la punta de los pies traseros. Eleva los brazos por encima de la cabeza y junta las palmas. Mantén recta la espalda. 

3. Postura del pez

 Postura del pez

La postura del pez es básica en el yoga. Ayuda mucho cuando tenemos los hombros muy “tirados hacia adelante” (por pasarse horas frente al ordenador) o el cuello dolorido.

Siéntate en el suelo con las piernas estiradas juntas. Apoya las palmas de las manos a los costados del cuerpo (a la altura de los muslos). Lleva el torso hacia atrás (acompañado de la cabeza) hasta que los codos toquen el suelo.

La espalda quedará algo curvada. Mantén esta postura unos segundos y regresa despacio a la postura inicial para no marearte.

Lee también: 3 fabulosos beneficios del yoga para niños

4. Postura de la vela

Quizás esta es un poco más complicada pero, al igual que la postura del pez, podrás lograr realizarla. Con esta postura aumentarás la irrigación sanguínea hacia el cerebro, fortalecerás las piernas y trabajarás los abdominales.

Acuéstate boca arriba con las piernas juntas y los brazos a los costados del cuerpo. Levanta las piernas para que queden perpendiculares al piso.

Lleva las piernas lo más atrás posible (la idea es que la punta de los pies toquen el suelo por encima de la cabeza). Mantén la postura durante unos segundos. Respira profundamente y regresa despacio.

5. Postura del sauce

yoga

Con esta asana tonificarás los abdominales y fomentarás el equilibrio. Ponte de pie con la espalda recta. Apoya el pie izquierdo sobre la rodilla derecha. Levanta los brazos por encima de la cabeza para que se junten las palmas. Mantén la postura durante unos segundos.

6. Postura Creciente

La postura creciente ayuda a mejorar el metabolismo y fortalece los músculos de la espalda y el pecho. Para realizarla debes acostarte boca abajo.

A continuación coloca las manos a los costados del cuerpo. Toma la punta de los pies con las manos y lleva la cabeza hacia atrás. Levantarás levemente el pecho y despegarás la pelvis del suelo. Mantén durante un minuto o dos y regresa lentamente.

Categorías: Perder peso Etiquetas:
Te puede gustar