Posturas sexuales durante el embarazo

Mantener la intimidad en la pareja durante el embarazo es saludable. Te mostramos las mejores posturas para que la práctica sexual no sea un inconveniente y disfrutes del sexo plenamente.

¿Quién dijo que mientras estás embarazada no puedes disfrutar del sexo? ¡Claro que sí!

Tener sexo regular con tu pareja durante la gestación trae múltiples beneficios para ambos, solo tienes que considerar que, a medida que tu barriguita crezca, debes probar nuevas posiciones en la cama.

Antes de señalar las posturas, es pertinente que conozcas cuáles son los beneficios para el hombre y para la mujer.

Beneficios de tener sexo durante el embarazo para la mujer:

  • Liberar tensión en el cuerpo. Hacer el amor con tu pareja te ayudará a liberar endorfinas, las hormonas de la felicidad, responsables de disminuir el estrés y la depresión.
  • Estando embarazada, el sexo es más gratificante y placentero, debido a un aumento de la vascularización y vasocongestión de los órganos genitales.
  • Como ya no pensarás en el temor de concebir un bebé, te entregas con mayor facilidad a tu pareja, lo que permitirá que alcances un orgasmo más rápido.
  • Tener sexo durante el embarazo, te hará sentir deseada por tu pareja y convierte a esta práctica en una confirmación de tu papel como amante, incluso si estás en gestación.

Beneficios de tener sexo durante el embarazo para el hombre:

  • Durante esta etapa, el cuerpo sufre muchos cambios que resultan atractivos para los hombres. Los senos se hinchan, el cuerpo está más receptivo a caricias, y las caderas realzan más.
  • Se acentúan los vínculos de la pareja. El hombre se siente protector, y a la vez, excitado por su pareja.
  • El acto sexual durante el embarazo es gratificante para el hombre, pues este puede eyacular sin ningún tipo de método anticonceptivo.

Te puede interesar leer: 6 posiciones sexuales más excitantes y placenteras

Las mejores posturas del kamasutra para el embarazo:

1. La postura de la cuchara:

Recomendaciones para el sexo en el embarazo

Es una pose adecuada durante el embarazo, ya que el peso descansa a un lado de la cama. Además, es una postura que propicia las caricias y le da libertad a tu pareja para rozar otras zonas erógenas de tu cuerpo, como las orejas, tus pechos o el cuello.

Solo debes tomar en cuenta que mantener esta posición durante mucho tiempo puede ser complicado, ya que el pene puede salirse con facilidad.

¿Cómo se hace?

Recuéstate de lado, con las piernas extendidas o flexionadas. Tu pareja debe ponerse detrás de ti. Puedes sugerirle que te tome de las caderas para tener mayor control.

2. En la orilla de la cama

Con esta posición puedes controlar mejor el ritmo de la penetración,  también podrás tener el cuerpo de tu pareja muy cerca del tuyo, dejando las manos libres para estimular tus senos y tu clítoris.

Si comienzas a sentir mareos, coloca almohadas debajo de tu cabeza y espalda para erguir tu cuerpo.

¿Cómo se hace?

Acuéstate a la orilla de la cama, dejando caer tus caderas por fuera, tu hombre se colocará arrodillado frente a ti.

3. Postura Andrómaca

sexo-anal-cabalgata

Con esta pose llevarás el control del encuentro sexual. Además, es la favorita de muchas mujeres debido a que con ella consiguen el clímax rápidamente.

El mejor momento para hacerla es durante el segundo trimestre del embarazo, después, el peso de tu barriga puede fatigar tus piernas.

¿Cómo se hace?

Tu pareja se acuesta boca arriba en la cama, y tú, te sentarás sobre su pelvis.

4. De perrito

De esta forma no necesitas realizar ningún esfuerzo, y tampoco, habrá peso aplastando tu barriga.  También, tu hombre tendrá las manos libres para estimular tu clítoris durante la penetración, o incluso, puedes hacerlo tú misma.

Si te cuesta mantener la posición debido al peso de tu vientre, coloca algunos cojines debajo para aliviar la carga.

Ver también: 4 técnicas para estimular el clítoris

¿Cómo se hace?

Colócate sobre cuatro puntos en la cama y tu pareja se colocará detrás de ti. Mientras te penetra, puede sostener tu cintura para un mayor control de la penetración, según la sensibilidad que tengas.

5. El columpio

pareja-sexo

Esta posición puede resultar muy excitante para los hombres, debido a que el paisaje que disfrutan es muy placentero: la espalda y las nalgas de su pareja.

Al hacer el columpio, tendrás el dominio de todo, y las manos libres para tocarte a tu gusto.

Con el columpio puedes alcanzar el squirt fácilmente, siempre y cuando tu pareja te estimule más allá de la penetración. Pídele que explore tu cuerpo con caricias, besos y mordiscos.  

Si te colocas frente al cabecero de la cama, puedes utilizarlo para aliviar la presión de tus articulaciones, especialmente de tus rodillas.

¿Cómo se hace?

El hombre se sienta en la cama, con las piernas extendidas. Tú te colocas sobre su pelvis, dándole la espalda.

6. La amazona al revés

Aunque esta postura es muy similar a la del columpio, la ventaja es que el hombre estará totalmente acostado, dándole libertad a sus manos para acariciar tus nalgas y ayudarte a realizar el movimiento durante la penetración.

Debido a que tu pareja tendrá las rodillas flexionadas, puedes apoyar tu barriga en ellas para aligerar el peso, y usar sus rodillas de apoyo para tus manos.

¿Cómo se hace?

Tu pareja estará acostado, con las rodillas flexionadas, mientras que tú te sentarás sobre su pelvis y controlarás el ritmo de la penetración.

No permitas que la gestación arruine tu intimidad, pon en práctica estos consejos y disfruta del mejor sexo con tu pareja durante el embarazo.