¿Se puede practicar ejercicio con fibrilación auricular?

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el farmacéutico Sergio Alonso Castrillejo el 3 enero, 2019
Raquel Lemos Rodríguez · 7 enero, 2019
Practicar ejercicio tiene muchos beneficios, pero ¿qué ocurre si tenemos fibrilación auricular? Hoy descubriremos si es recomendable hacer ejercicio cuando sufrimos esta enfermedad.

La fibrilación auricular es una enfermedad que es más conocida con el nombre de arritmia. Su característica principal es que el corazón late de forma irregular provocando que nos sintamos más cansados que de costumbre. Por eso, practicar ejercicio con fibrilación auricular puede ser algo que nos fatigue demasiado.

Cuando tenemos esta enfermedad, no solo el ejercicio nos puede extenuar.

Subir escaleras, cargar con la compra o caminar demasiado también puede costarnos. Cualquier esfuerzo físico, por menor que sea, nos provocará una gran fatiga.

Es cierto que el ejercicio físico se puede considerar una de las causas de la fibrilación auricular. Pero esto solo les sucede a las personas que llevan sus esfuerzos hasta el límite. El corazón no puede soportar este grado de intensidad y la arritmia aparece.

No obstante, este hecho no significa que el ejercicio en sí sea negativo. A continuación, vamos a ver de qué manera podemos utilizarlo en nuestro beneficio para mejorar nuestra calidad de vida cuando sufrimos fibrilación auricular.

Practicar ejercicio con fibrilación auricular

Médico tocando un corazón con realidad virtual.
Un diagnóstico de fibrilación auricular implica cambios en los hábitos de vida.

Si somos personas muy activas y acostumbradas a hacer ejercicio, puede que ser diagnosticadas con fibrilación auricular no nos siente bien. Ello nos obligará a cambiar nuestro estilo de vida. Sin embargo, creer que vamos a tener que transformar nuestra vida en una sedentaria es un error.

Podemos continuar haciendo ejercicio, siempre y cuando nuestro cardiólogo haya estudiado nuestro caso y nos indique cómo deberíamos proceder a este respecto. A continuación, vamos a ver qué beneficios nos aporta y cómo debemos practicar ejercicio con fibrilación auricular.

Quizá te interese: Síndrome de Alagille: enfermedad genética que afecta al hígado y al corazón

Actividad física moderada

Practicar ejercicio con fibrilación auricular, siempre y cuando sea algo recomendado por el médico, puede ayudar a que el corazón trabaje de una manera más eficiente. Al realizar ejercicio nuestras pulsaciones se incrementan y al corazón no le queda otra que aumentar su ritmo para satisfacer las demandas del metabolismo.

Sin embargo, el tipo de ejercicio que debemos realizar tiene que ser moderado. Hacer ejercicio físico de manera intensa puede provocar que el corazón no sea capaz de trabajar de la manera adecuada.

En estos casos es habitual que nos baje la tensión, que empecemos a sentir un fuerte dolor en el pecho e, incluso, que nos desmayemos.

La actividad física moderada podemos realizarla de las siguientes formas: practicando pilates, aerobic, yoga, caminando… Todo esto, nos ayudará a fortalecer nuestro corazón. Puede que, incluso, sintamos que nuestra enfermedad mejora.

Aunque, como bien sabemos, una vez se nos diagnostica fibrilación auricular tenemos que convivir con ella para siempre. No hay cura. Es una enfermedad crónica.

Monitorear la frecuencia cardíaca

Prueba representando practicar ejercicio con fibrilación auricular
La fibrilación auricular requiere una monitorización del trabajo del corazón.

Si sufrimos fibrilación auricular, lo más probable es que el médico nos facilite un pulsómetro o nos indique uno que debemos comprar para controlar siempre nuestra frecuencia cardíaca.

Esto nos permitirá saber cómo varían nuestras pulsaciones cuando realizamos ejercicio físico y nos  ayudará a sentirnos más tranquilos sabiendo que lo tenemos todo bajo control.

El médico, además, nos realizará una prueba de esfuerzo para determinar cuál es nuestra frecuencia cardíaca. Asimismo, podrá indicarnos qué porcentaje nunca debemos sobrepasar cuando realicemos ejercicio físico.

Normalmente, para practicar ejercicio con fibrilación auricular se recomienda no sobrepasar el 80% de nuestra frecuencia cardíaca. De esta manera, le damos un margen a nuestro corazón para que se pueda beneficiar de todo lo que el ejercicio puede aportarle sin que resulte perjudicial.

Por todo esto, al principio de practicar ejercicio con fibrilación auricular es mejor realizarlo como máximo durante 30 minutos. Con el tiempo, y siempre atendiendo a las indicaciones del médico, esto puede variar y aumentar.

Ver también: Beneficios de hacer 30 minutos diarios de ejercicios.

En caso de falta de aire…

En principio, siempre que tu médico y cardiólogo  te lo recomiende, puedes realizar ejercicios aeróbicos y también de fuerza. No obstante, en cuanto notes falta de aire, dolor en el pecho, fatiga extrema o mareo, detente. Puede que sea necesario avisar a un monitor de tu situación para que adecue los entrenamientos a tu situación.

Pero, sobre todo, si en algún momento sufres alguno de estos síntomas en una sesión de ejercicio físico no dudes en comentárselo a tu médico. Él puede darte algunas recomendaciones para que informes a tu entrenador físico y este tome las medidas pertinentes.

Practicar ejercicio con fibrilación auricular es muy positivo. Pero, siempre debe haber un control exhaustivo ya que nuestras circunstancias son delicadas. El ejercicio puede mejorar nuestra calidad de vida. Aunque esta sea una enfermedad de la que no nos podremos desprender, podemos intentar convivir con ella de la mejor manera.

  • Farshi, R., Kistner, D., Sarma, J. S., Longmate, J. A., & Singh, B. N. (1999). Ventricular rate control in chronic atrial fibrillation during daily activity and programmed exercise: a crossover open-label study of five drug regimens. Journal of the American College of Cardiology, 33(2), 304-310.
  • Gasparini, M., Auricchio, A., Regoli, F., Fantoni, C., Kawabata, M., Galimberti, P., et al. (2006). Four-year efficacy of cardiac resynchronization therapy on exercise tolerance and disease progression: the importance of performing atrioventricular junction ablation in patients with atrial fibrillation. Journal of the American College of Cardiology, 48(4), 734-743.
  • Roth, A., Harrison, E., Mitani, G., Cohen, J., Rahimtoola, S. H., & Elkayam, U. (1986). Efficacy and safety of medium-and high-dose diltiazem alone and in combination with digoxin for control of heart rate at rest and during exercise in patients with chronic atrial fibrillation. Circulation, 73(2), 316-324.