Cómo hacer dos preciosas velas aromáticas para ahuyentar insectos

Las velas aromáticas son la opción perfecta para conseguir mantener a los insectos alejados a la vez que le damos un toque decorativo y distintivo a nuestro hogar

Las velas aromáticas son mucho más que un recurso relajante, más que una ayuda lumínica o un modo sensacional de decorar algún rincón de nuestra casa.

Si se te dan bien las manualidades o quieres probar tus secretas habilidades en este arte, no dudes en elaborar tus propias velas para ahuyentar mosquitos u otros tipos de insectos que pueden enturbiar nuestra vida cotidiana.

La fragancia que desprenden cuando las encendemos crea una atmósfera muy placentera para nuestros sentidos. No obstante, eso no es todo.

A su vez, se crea una barrera defensiva ante esos pequeños enemigos que, lo queramos o no, también pueden transmitir graves enfermedades.

Te proponemos iniciarte en el arte de las velas aromáticas. Es una actividad sencilla, gratificante y que te puede abrir todo un campo de posibilidades en caso de que te agrade el tema de la aromaterapia.

¿Tomamos nota? ¡Es más fácil de lo que parece!

Velas aromáticas flotantes de citronela

velas aromáticas

El aceite esencial de citronela es todo un clásico como repelente de insectos.

Hemos de tener claro, no obstante, que este tipo de recurso casero y decorativo nunca hará que los mosquitos u otro tipo de plagas, fallezcan.

Lo que conseguimos es ahuyentar, no exterminar.

Por tanto, si en tu hogar tienes fuentes de humedad muy propicias para el desarrollo de este tipo de plagas, es necesario tomar medidas más serias como, por ejemplo, el uso de repelentes, de mosquiteras…

Veamos, en primer lugar, cómo podemos crear nuestras propias velas aromáticas flotantes a base de aceite esencial de citronela.

Descubre cómo usar los mejores aceites esenciales en tu hogar

Qué necesito

  • Dos tarros de cristal
  • Dos velas flotantes con el tamaño adecuado para los tarros
  • 2 limones
  • 2 limas
  • 2 ramas de romero
  • 10 hojas de salvia
  • 10 ramas de lavanda fresca
  • 10 gotas de aceite esencial de citronela
  • 2 vasos de agua (400 ml)
  • 2 cuerdecitas o cintas para decorar los frascos

Cómo lo hago

Es tan fácil como ir colocando cada elemento, cada planta y cada trocito de lima y limón en los tarros.

  • Empezaremos cortando tanto las limas como los limones en rodajas de, más o menos, un centímetro de grosor.
  • Lo primero que colocaremos en cada uno de los dos tarros son las plantas aromáticas.
  • Reparte por igual el romero, la lavanda, las hojas de salvia…
  • Sobre las plantas aromáticas, añade ahora las rodajas de los cítricos.
  • A continuación, incluye ya las gotitas de aceite esencial de citronela: 5 gotas en cada frasco de cristal.
  • Acto seguido, vierte el agua. Las medidas son orientativas: basta con que el agua llegue hasta un poco más de la mitad del tarro (no debe llegar hasta arriba).
  • El siguiente paso es igual de sencillo. Cuando añadas el agua te darás cuenta de que nuestros cítricos flotan y que crean una base consistente sobre la cual, colocar nuestras velas.
  • Puedes adquirir velas flotantes en cualquier tienda de decoración o manualidades. Están creadas para flotar sobre superficies líquidas pero, en nuestro caso, contarán con la base de los cítricos.
  • Por último, solo nos queda decorar los frascos de cristal. Para ello, solo tienes que rodear la boca de los tarros con una cinta o una cuerda: haz un lazo y descubre qué gran resultado consigues.

Estos tarros son tan decorativos como eficaces para ahuyentar mosquitos.

Velas compactas para ahuyentar insectos

velas aromáticas

En la propuesta anterior hemos creado dos tarros con velas flotantes. Son muy bonitos, pero tienen como principal inconveniente el hecho de que se consumen rápido.

En esta segunda propuesta te invitamos a crear velas compactas: su durabilidad es mayor y su eficacia igual de interesante. Te explicamos cómo llevarlo a cabo.

Descubre también los insospechados beneficios de las bebidas calientes

Qué necesito

  • 2 tarros de cristal de las medidas que más nos gusten
  • Cera de vela natural (la cantidad irá en base a la capacidad de nuestros dos tarros)
  • 2 mechas para velas
  • 10 gotas de aceite esencial de citronela.
  • Cintas para decorar los tarros

Cómo lo hago

velas-

 

En esta ocasión vamos a pasar un ratito en la cocina. ¿La razón? Tenemos que fundir la cera. No obstante, veamos con detenimiento cada paso.

  • Lo primero es colocar nuestro hilo de vela en los tarros. Cuando compres hilo para hacer la mecha de la vela en la tienda, verás que vienen ya con una pequeña base de aluminio.

Basta con que lo coloques en el centro de tus tarros de cristal.

  • Ahora, procedemos a llevar los tarros vacíos al horno. Vamos a calentarlos.
  • Basta con que los pongas a la temperatura más baja que te permita tu horno y que los dejes durante 15-20 minutos. De ese modo, la cera queda más compacta cuando la vertamos en su interior.
  • Mientras, vamos fundiendo nuestra cera en una olla al fuego.
  • Una vez quede la cera con una consistencia similar al aceite de oliva, lo tendrás listo. Apaga el fuego y añade ya las 10 gotas de aceite de citronela.
  • A continuación, añade la cera derretida en cada tarro con cuidado de no quemarte.
  • Recuerda siempre que el hilo de las velas debe quedar en el centro.
  • Cuando se enfríe, recorta ya el hilo que sobre para que la mecha quede perfecta.

Ya tienes listas tus velas aromáticas. Decóralas con las cintas y disfrútalas. Te encantarán.