Preciosos merenguitos

Sofía Alcausa Hidalgo 10 agosto, 2015
Para conseguir un merengue perfecto es muy importante que los huevos estén a temperatura ambiente, que no se manchen las claras y que añadamos la misma cantidad de azúcar

El merengue es todo un básico de la repostería. Además de que están riquísimos por sí solos, son la base de muchos otros dulces como milhojas, bizcochos rellenos etc.

A continuación, te presentamos la receta y varias ideas para sacarle el mayor partido al merengue; en esta ocasión en su versión mini: merenguitos también llamados “suspiros”.

Receta de los preciosos merenguitos

Ingredientes:

  • 5 claras de huevo
  • 250 g de azúcar glas
  • 1 cucharada de maizena (opcional)
  • 1 cucharada de aroma de vainilla, ralladura de limón, sirope (opcional)
  • 1 pizca se sal
  • Mantequilla para engrasar

Utensilios:

  • 1 cuenco hondo semicircular
  • Unas varillas manuales o eléctricas
  • Manga pastelera con boquilla de estrella
  • 1 espátula de silicona
  • Horno
  • Papel para horno

Preparación:

merengue suizo

  • Precalienta el horno a 80-100 ºC.
  • Prepara la bandeja con papel para horno engrasado ligeramente con mantequilla, para evitar que se peguen los merenguitos.
  • Bate las claras hasta que consigas una espuma.
  • Cuando veas suaves picos, añade el azúcar y la maizena en forma de lluvia.
  • Sigue batiendo hasta conseguir un merengue firme.
  • Añade el aroma de vainilla, la ralladura de limón o el sirope.
  • Pon el merengue en la manga pastelera con la ayuda de la espátula y ve haciendo tus merenguitos sobre la bandeja de horno.
  • Hornea aproximadamente entre 1 hora y 1 hora y media.
  • Apaga el horno y deja los merenguitos dentro hasta que se queden secos, aproximadamente se te secarán en 1 hora.

Datos de interés:

  • Estos merengues pueden aguantar hasta 3 meses en un bote hermético.
  • No utilices azúcar con alto grado de humedad.
  • Mejor hacer el azúcar glas en casa. El azúcar glas de supermercado tiene otros aditivos y conservantes que pueden variar el color, el sabor o la textura. Lo puedes conseguir con un molinillo eléctrico para moler café.
  • Uno de los secretos para hacer merenguitos perfectos es que la temperatura del horno sea suave para que éstos no se arrebaten.
  • Coloca siempre la bandeja de horno en la parte media del mismo.

Variantes de tus merenguitos

  • Si quieres puedes hacer tus merenguitos de distintos colores. No tienes más que poner colorantes alimenticios. Quedan muy elegantes en tonos pastel: celeste, amarillo, rosa.
  • Puedes bañarlos en chocolate. Lo único que tienes que hacer es derretir chocolate fondant en el microondas y mojar cada pico de tu merenguito ya seco en el chocolate. Déjalo secar y listo.
  • Si quieres puedes hacerlos en una bandeja de cupcakes, asegurarás que te salen todos más o menos del mismo tamaño. No olvides engrasar la bandeja con mantequilla.
  • Si quieres darles formas como chupetes, flores etc., haz el diseño en un papel de silicona.
  • Lo puedes adornar de mil maneras: con un granito de café encima, una fresita… si los vas a decorar no los hagas terminando en punta porque se te resbalará tu detalle.

Algunas recetas con tus merenguitos

  • Puedes unir 2 merenguitos y ponerle un poquito de crema pastelera en el centro, una versión muy “chic”.
  • Haz merenguitos haciendo un hueco en medio y poniéndoles unas frutas del bosque o unas fresas.
  • Otra idea es ponerlos sobre un batido, un capuchino, etc. Hará la delicia de tus invitados.
  • Puedes colocarlos sobre una tartaleta pequeña con crema pastelera y el merenguito encima.
  • También quedan muy bien sobre una magdalena.

Trucos para hacer el merengue perfecto

merengue

  • Si le añades una pizca de sal se montan antes.
  • Para que las claras se monten bien, los huevos tienen que estar a temperatura ambiente.
  • No debe de caer ningún trocito de cáscara o yema a las claras, sino no se montarán bien.
  • No uses nunca las aspas de la batidora es imposible hacer merengue con ellas.
  • Un truco para no pasarte ni quedarte corto con el azúcar es pesándola. El azúcar debe pesar lo mismo que las claras.
  • Lo mejor es usar siempre azúcar glas.
  • No batas en exceso porque puedes desinflar el merengue.
  • El mejor bol que puedes utilizar es hondo semicircular.
  • Si vas a utilizar un batidor manual, que sea mejor circular y de plástico.
  • Si usas batidora eléctrica, que sea a velocidad alta.

Una merienda perfecta

Si quieres hacer una merienda “elegante”, pon un lazo en una bandeja alta blanca, por ejemplo y coloca tus merenguitos de forma estratégica y bien estudiada. Un buen té a la americana y unas mini magdalenas harán el resto.

Te puede gustar