7 preguntas que te llevarán a escoger la decoración ideal para tu habitación

Antes de empezar con el cambio de una habitación de nuestra casa, es primordial que nos planteemos una serie de preguntas para conseguir los mejores resultados. Toma nota de los siguientes consejos.
Si estás pensado en realizar un cambio en casa y no sabes por dónde empezar, nosotros te queremos dar las claves para que no yerres en tu elección. Es importante que tengas una idea clara de lo que quieres conseguir,  y para ello lo mejor es que te preguntes ciertos aspectos para conseguir el mejor resultado posible.

Decorar puede ser una tarea divertida, entretenida y nos puede ofrecer muchos beneficios. Nos entretiene y es bueno para cuidar nuestro hogar. Hay personas que tienen más gusto por la estética, y otras tantas que no le dan tanta importancia. Así que si estás buscando un cambio, este es tu sitio.

Una buena decoración puede contribuir a descansar mejor.

A continuación, te queremos mostrar cuáles son las preguntas que te tienes que hacer antes de empezar a decorar, porque una buena organización y un objetivo claro es el primer paso que debes dar.

Estas son las preguntas que te tienes que hacer antes de decorar tu habitación

Puede que tengas un don natural, es decir, puede que el decorar sea una de tus pasiones y pasatiempos. Si te gustan las revistas de decoración, las tiendas de muebles, y eres un comprador compulsivo de motivos decorativos, puede que este artículo te ayude a organizar mejor tus ideas.

¿Para qué va a estar destinada la habitación?

Quizá sea de las primeras preguntas que nos tenemos que hacer antes de ponernos a decorar. Puede sonar lógico y básico, sin embargo, pocas veces pensamos realmente cuántas cosas queremos realizar en ella. Una vez que conozcamos la actividad principal que desempeñará la habitación, podrás pensar mejor en los muebles y su distribución.

Además, si es lo suficientemente grande, puedes decorarla y montarla de tal manera que puedas desempeñar otra actividad. Por ejemplo, si se trata de un dormitorio con un rincón pensado para hacer ejercicios físicos.

La luz de la habitación

Es importante saber si la habitación tiene muchas horas de luz al día o muy pocas, ya que esto variará en nuestra selección de muebles y el color de las paredes.

Por ejemplo, si el cuarto es cálido y tiene mucha luz solar, puedes añadir colores fríos, unas cortinas y persianas para que en los meses de más calor estés más a gusto.

Sin embargo, si el cuarto que quieres modificar no recibe a penas la luz del sol, piensa siempre en colores cálidos, como el amarillo, el blanco y muebles de color pastel para que luzca más.

Lee también: 6 consejos para que tu habitación sea más saludable.

¿Cuánto tiempo estarás en la habitación?

No emplearemos tanto dinero en una estancia que no disfrutaremos muchas horas al día. Es decir, la cantidad de horas que estarás en esa habitación podrá determinar también el presupuesto que quieres emplear. Naturalmente, no vas a gastar mucho dinero en una habitación que a penas vas a disfrutar, como puede ser un segundo dormitorio o una despensa.

¿Cuál es mi color favorito?

La idea no es pintar la habitación con este mismo color, porque aunque te guste mucho, puede llegar a saturarte. Lo mejor es combinar tu color favorito con otra pared de otro color, o con telas de colores, tapetes y cortinas de diferentes formas y colores que combinen entre sí.

También puedes jugar con los muebles, ya que tienen formas y colores que se puedan adaptar.

¿Qué quieres que exprese la habitación?

Es importante saber qué queremos expresar con la habitación, es decir, qué sensación queremos que de cuando entras en ella o cuando otra persona cruza la puerta. Podemos inspirarnos en ciudades o países que hemos visitado y nos han encantado.

También en las estaciones del año o en motivos de la naturaleza. Tenemos que definir con pequeños detalles y de forma sutil qué muebles y qué distribución tener en el hogar, esto vendrá determinado por nuestra propia personalidad.

¿Qué ocurrirá con la casa en los próximos meses?

Es muy importante saber si la estancia que queremos redecorar va a permanecer con nosotros cierto tiempo, porque dedicar dinero y esfuerzo para algo que pueda “caducar” en unos pocos meses no merecería la pena.

Si estás esperando un bebé, o si en un tiempo un familiar vivirá contigo en casa, es importante modificar y preparar la habitación a su gusto, que sea práctica y eficaz.

¿Qué puede faltar en la habitación?

Con un vistazo podemos averiguar qué nos puede faltar en esa habitación y podemos pensar en muebles que podríamos necesitar, por ejemplo un sillón, una cómoda o un espejo de pie. 

Racionalizacion de muebles para limpiar rápido.

Consejos básicos para decorar mejor tu hogar

A continuación, te damos algunos consejos para que no tengas ningún fallo o problema en tu próxima remodelación.

  • Invierte en muebles y piezas de calidad. A veces lo barato puede salir caro, muchos muebles económicos cumplen su función, pero se rompen con facilidad y pueden llegar a frustrarnos.
  • En una habitación, encuentra el punto focal y utilízalo como el centro de atención.
  • Evita bloquear entradas o salidas con muebles.
  • Añade mesas y puntos de luz cerca de sillones. 
  • Si tienes muebles grandes, como un sillón o una estantería llena de libros, busca otro punto de atención con otro mueble de gran tamaño.
  • Coloca las sillas y sillones en espacios amplios para evitar que parezca una superficie más pequeña de los que es.

Es importante cuestionarse esta serie de preguntas para poder determinar el tipo de habitación que queremos conseguir, ya que empezar a realizar cambios sin unos objetivos claros no es una buena idea.

Si tienes previsto modificar una estancia de tu hogar, pon en práctica estas preguntas y conseguirás los mejores resultados.