7 preguntas sobre la vacunación

9 noviembre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica María Vijande
Las vacunas preparan al cuerpo para defenderse cuando microorganismos, como virus o bacterias, lo atacan. Contienen una cantidad muy pequeña y segura de virus o bacterias que han sido debilitados o destruidos.

La vacunación se lleva a cabo para prevenir enfermedades graves y potencialmente mortales, tanto en niños como en adultos. Las vacunas son muy importantes para el cuidado de la salud de toda la comunidad, especialmente en la población infantil.

Las vacunas preparan al cuerpo para defenderse de microorganismos, como virus o bacterias, que pueden atacarlo. Contienen una cantidad muy pequeña y segura de virus o bacterias que han sido debilitados o destruidos.

De esta forma, el sistema inmunitario aprende a reconocer y a atacar la infección si se expone a ella a lo largo de la vida. Como consecuencia de esto, no te pondrás enfermo o la infección será más leve.

1. ¿Qué tipos de vacunas hay?

Vacunación infantil

Actualmente, están disponibles cuatro tipos de vacunas:

  • Vacunas de virus vivos: usan la forma debilitada o atenuada del virus. Algunas vacunas de este tipo son las que te protegen contra enfermedades como el sarampión, las paperas y rubeola (vacuna triple vírica) o la varicela.
  • Inactivadas: se fabrican a partir de una proteína u otros pequeños fragmentos tomados de un virus o bacteria. Una vacuna de este tipo es la de la tosferina.
  • Vacunas toxoides: estas vacunas contienen una toxina producida por la bacteria o el virus. Lo que se obtiene con este tipo de vacunas es la inmunidad a esa infección. Aquí se incluyen las vacunas antidiftérica y antitetánica.
  • Biosintéticas: contienen sustancias artificiales que son muy similares a algunas partes de virus o bacterias. Una vacuna biosintética es la de la hepatitis B.

2. ¿La vacunación tiene efectos secundarios?

Las vacunas pueden tener reacciones o efectos secundarios. Dependiendo de la vacuna, pueden ser fiebre, sarpullido o dolor en el lugar de la inyección. Una ligera incomodidad es normal y no debe ser motivo de alarma.

Sin embargo, también es posible sufrir efectos secundarios serios, que incluyen reacciones alérgicas graves. Aunque algunos posibles efectos secundarios son graves, son sumamente raros. Es importante recordar que la decisión de no vacunarse también conlleva riesgos muy graves.

Las campañas de vacunación se llevan a cabo para protegernos contra enfermedades infecciosas que pueden ser mortales. Evitar la vacunación aumenta el riesgo de contraer esas enfermedades y de contagiarlas a los demás.

Descubre: 6 vacunas imprescindibles para la salud

3. ¿Algunas vacunas no son 100 % eficaces?

Las vacunas están diseñadas para generar una respuesta inmunológica que protegerá a la persona vacunada de exposiciones futuras a la enfermedad.

Sin embargo, los sistemas inmunológicos de las personas son diferentes y, en algunos casos, no generará una respuesta adecuada. Por tanto, en esos casos, el paciente no estará protegido eficazmente después de la vacunación.

4. ¿Es mejor la inmunidad natural que la inmunidad adquirida por la vacunación?

efectos secundarios despees de la vacunación

En algunos casos, la inmunidad natural dura más que la inmunidad obtenida por la vacuna. Sin embargo, los riesgos de la infección natural sobrepasan los riesgos que implican las vacunas recomendadas.

5. ¿Por qué algunas vacunas requieren refuerzos?

Algunas vacunas ofrecen inmunidad a largo plazo solo con una dosis, mientras que otras requieren refuerzos para mantener la inmunidad. Los refuerzos sirven de ‘recordatorio’ al sistema inmunológico.

Las investigaciones recientes han sugerido que la persistencia de la inmunidad contra una enfermedad en particular podría depender de la velocidad típica que tiene el avance de la enfermedad en el cuerpo.

6. ¿Es necesaria una nueva vacunación contra la gripe cada año?

A diferencia de la mayoría de las vacunas, que contienen las cepas más comunes de un patógeno y que rara vez cambian, la vacuna contra la influenza estacional cambia cada año. Esto se debe a que las cepas de virus de la influenza en circulación cambian continuamente.

Cada año, los investigadores eligen los virus que tienen más posibilidades de circular en el curso de la próxima temporada de influenza. En base a estos, se hace la vacuna anual para proteger contra las cepas más dominantes de ese año.

Lee también: La gripe

7. ¿Es posible erradicar enfermedades si hay vacuna?

anestesia

En teoría, casi cualquier enfermedad infecciosa para la cual exista una vacuna eficaz debería ser erradicable. Con un grado adecuado de nivel de vacunación y coordinando acciones entre las organizaciones de salud pública, se puede prevenir que una enfermedad adquiera fuerza.

De esta forma, con el tiempo, si no hay nadie a quien infectar, la enfermedad debe desaparecer. 

Conclusión

No debes olvidar que los beneficios de la inmunidad adquirida por la vacunación superan considerablemente los riesgos graves de la infección natural. Es importante seguir los calendarios de vacunación de tu lugar de residencia y mantenerlos al día.

  • Posfay-Barbe, K. M., & Greenberg, D. P. (2007). Vacunación. In Atlas de Alergia e Inmunología Clínica. https://doi.org/10.1016/b978-848174943-4.50023-5

  • Ministerio de Salud y Protección Social. (2016). Esquema nacional de vacunación. Programa Ampliado de Inmunizaciones (PAI).

  • Vacunación en adultos. (2017). Acta Médica Costarricense.