Prepara en casa un chucrut morado para fortalecer tu flora intestinal

Carolina Betancourth · 21 enero, 2019
Aunque hay otros probióticos, una de las formas más fáciles de obtener los beneficios de estos es elaborar nuestro propio chucrut en casa para así asegurarnos de que es completamente natural

El chucrut es un alimento probiótico que se ha hecho muy popular por su capacidad para fortalecer la flora bacteriana que protege el intestino. Se elabora a partir de un proceso de fermentación de hojas de repollo en agua con sal que, tras varios días, concentra bacterias y levaduras saludables.

Su ingesta estimula el crecimiento de microorganismos como las bifidobacterias y lactobacilos. La actividad de estos se encarga de facilitar el proceso digestivo. También apoyan la descomposición de la lactosa, los azúcares y otras sustancias que quedan retenidas en el colon.

De hecho, el chucrut brinda interesantes beneficios a la salud del sistema inmunitario. Es así porque mejora la respuesta de los anticuerpos ante la proliferación de gérmenes dañinos como la E. coli y C. difficile.

Lo mejor de todo es que es uno de los fermentados más económicos. No solo eso, sino que se puede preparar en casa siguiendo unos pasos muy sencillos. Como sabemos que muchos aún no lo han probado, queremos compartir la receta de su versión utilizando repollo morado.

Chucrut morado para fortalecer tu flora intestinal

Flora intestinal

El chucrut morado es un probiótico natural que brinda un plus de bacterias saludables al intestino. Ayuda a regular el pH de su flora, sobre todo ante los desequilibrios ocasionados por microorganismos perjudiciales.

Este efecto también se consigue con alimentos como el yogur natural. Sin embargo, el chucrut es bajo en calorías y perfecto para quienes prefieren las fuentes de nutrientes de origen vegetal.

Por otra parte, las hojas de repollo morado cuentan con isotiocianatos. Son unos componentes cuyos efectos se han relacionado con la prevención de algunos tipos de cánceres.

Lee también: ¿Qué dicen los gases sobre tu salud?

¿Cómo nos ayuda el chucrut morado?

col-morada

Las bacterias y levaduras que contienen se concentran durante la fermentación en agua con sal, creando un superalimento para equilibrar la flora intestinal. Esto no solo disminuye el riesgo de desarrollar enfermedades en el colon, sino que controla síntomas como gases, inflamación o dolor abdominal.

Incluso, dado que regula el pH del estómago, es ideal para controlar la producción excesiva de jugos ácidos, que tiende a ocasionar gastritis, úlceras y reflujo.

Por otro lado, sus nutrientes fortalecen la salud inmunitaria. Disminuyen la susceptibilidad a las infecciones por virus, bacterias y hongos. Esto quiere decir que, ingerido de forma regular, es un buen complemento para prevenir afecciones comunes como la gripe y el resfriado.

A su vez, ejerce un efecto interesante sobre la salud metabólica. Acelera los procesos que remueven los desechos retenidos en el cuerpo. Además de todo esto, consumirlo brinda otros beneficios como:

  • Mejora del estado de ánimo.
  • Aumento de la productividad física y mental.
  • Protección de la salud cardiovascular.
  • Prevención del envejecimiento de la piel.
  • Prevención de las enfermedades del tracto urinario y la vagina.

Visita este artículo: 7 maneras de mejorar tu ánimo de modo natural: ¡Te encantarán!

¿Cómo preparar en casa un chucrut morado?

Tarros con chucrut morado para fortalecer tu flora intestinal

La receta de chucrut morado es ideal para combatir muchos trastornos comunes que aquejan nuestra salud. Sin embargo, no hace falta desarrollar alguna afección en especial para obtener todos sus beneficios.

Se puede preparar y consumir en cualquier momento e incorporar todos sus nutrientes como complemento de la dieta. De esta manera, se conserva la salud de la flora bacteriana y, de paso, se previene el desarrollo de muchas enfermedades.

Ingredientes

  • 1 repollo verde
  • 2 repollos morados
  • 3 cucharadas de sal marina (36 g)
  • Agua (la necesaria)

Preparación

  1. Pica las hojas de los repollos o pásalas por un rallador para que queden más finas.
  2. Ponlas en un frasco de cristal y, enseguida, agrega la sal marina.
  3. Agrega un pequeño chorro de agua sobre las hojas y aplástalas para dejar un poco de espacio entre la tapa y el preparado.
  4. El repollo comenzará a formar su jugo natural en el proceso de fermentación y cambiará tanto su textura como el olor.
  5. Cubre el producto con una toalla de papel o déjalo destapado en un lugar libre de contaminación e insectos.
  6. Presiona el producto varias veces al día, para que las hojas liberen el zumo.
  7. Pasado uno o dos días el jugo se habrá elevado por encima de la cubierta y comenzará a tener un sabor fuerte.
  8. Elimina la capa de desecho que se forma en su superficie.
  9. Ponlo en un lugar oscuro por un lapso de dos o tres semanas.
  10. Pasado este tiempo, consume la cantidad de chucrut que prefieras. De hecho, también puedes aprovechar su jugo.

Puedes consumir el chucrut como parte de tus ensaladas y en batidos. Incluso puedes incorporarlo como guarnición en algunos platos.

Y lo  mejor es que, como ves, es muy fácil preparar tu propio chucrut para darle probióticos a tu intestino. Así evitarás muchos problemas de salud. ¡Disfrútalo!

  • Malajovich, M. (2001). Fermentación Láctica. Laboratory Exercise in Sauerkraut Fermentation.
  • Recetas, M., Fermentados, A., & Sencillas, R. (2015). Fermentación: Cómo hacer chucrut. Eva Muerde La Manzana.
  • Martínez, M., Peláez, C., & Requena, T. (2012). Probioticos En la Salud humana. Instituto de Investigació En Ciencias de La Alimentación. Grupo de Biología Funcional de Bacterias Lácticas. CSIC-UAM. https://doi.org/10.1182/asheducation-2015.1.436