Prepara en casa un detergente en polvo para la lavadora

Además de conseguir un producto más económico e igual de eficaz que los comerciales, al preparar nuestro propio detergente podemos incluir la fragancia que deseemos, y variarla al gusto

En la actualidad, la mayoría de personas somos conscientes de que los suavizantes y detergentes convencionales para lavar la ropa están fabricados con químicos agresivos que contaminan el medio ambiente.

No obstante, la realidad es que existen alternativas 100% ecológicas que por muy poco dinero pueden ser una opción más saludable para el mismo fin. Este es el caso de un detergente en polvo para la lavadora que podemos fabricar en casa con ingredientes biodegradables y fáciles de manipular.

A continuación, te compartimos los beneficios de utilizarlo y los pasos para que te animes a hacerlo por ti mismo. ¡Pruébalo!

¿Cuáles son los beneficios de este detergente en polvo ecológico?

Cuáles son los beneficios de este detergente en polvo ecológico

El detergente en polvo ecológico es un producto muy económico que se basa en las propiedades de limpieza que aporta el bicarbonato de sodio, el aceite esencial de limón y el percarbonato de sodio. Su ventaja va mucho más allá de ahorrar dinero, ya que lo que se pretende es tener a la mano una opción más saludable tanto para la piel como para el entorno.

Por si fuera poco, los ingredientes que contiene son buenos para la lavadora y sirven para quitarle el moho que le produce mal olor. El percabonato de sodio se compone de carbonato de sodio y peróxido de hidrógeno, los cuales generan un oxígeno activo que favorece la eliminación de las manchas y la mugre.

Suele utilizarse en muchos productos limpiadores porque es un poderoso quitamanchas y blanqueador que no altera la calidad de los tejidos. Por su parte, el bicarbonato de sodio desinfecta y desodoriza la ropa, eliminando malos olores y manchas difíciles.

Ver también: ¿Qué se esconde detrás del suavizante para la ropa?

¿Cómo preparar un detergente en polvo para la lavadora?

Cómo preparar un detergente en polvo para la lavadora

La fabricación de este detergente natural es bastante sencilla y no requiere ingredientes costosos o agresivos. Se recomienda para quitar manchas difíciles, sobre todo las que quedan en pañales de tela, ropa blanca y calcetines.

Ingredientes

  • ½ taza de jabón de Castilla rallado (120 g)
  • ½ taza de bicarbonato de sodio (125 g)
  • ½ taza de percarbonato de sodio (agua oxigenada sólida) (125 g)
  • 20 gotas de aceite esencial de limón o lavanda

Instrucciones

  • Lo primero que tienes que hacer es rallar el jabón de Castilla con la ayuda de un rallador común.
  • A continuación, viértelo en una picadora y tritúralo para que adquiera una textura más manejable.
  • Incorpora el jabón en un recipiente y mézclalo con el bicarbonato de sodio y el percarbonato de sodio hasta que quede homogéneo.
  • A continuación, agrega poco a poco las gotas de aceite esencial de limón y remueve.
  • Cuando todo quede bien integrado, envasa el producto en un frasco de vidrio y almacénalo en un lugar seco y oscuro.

Te recomendamos leer: Cómo hacer en casa tu propio jabón líquido para las manos

Consejos de uso y de lavado

Consejos de uso y de lavado

Para cada ciclo de lavado se aconseja utilizar 6 cucharadas (60 g) de detergente en el cajetín de jabones que tiene integrado la lavadora. Si las manchas son oscuras o difíciles, humedece la prenda y aplícale una buena cantidad de jabón. Frótalo con las manos y déjalo reposar unos minutos antes de introducirla en el ciclo normal.

Si deseas potenciar sus efectos suavizantes puedes agregar a la lavadora media taza de vinagre blanco momentos antes de finalizar el último enjuague. Nota importante: No se recomienda usar percarbonato de sodio sobre prendas fabricadas con lana, fibras delicadas o de colores inestables.

Como has visto, preparar un detergente natural no es difícil y tampoco costoso. Lo más sorprendente es que los resultados de su uso son muy parecidos a los de otros productos que se venden en el mercado.

Anímate a elaborarlo y comprueba ti mismo todos sus beneficios.

 

  • Moro, A. (2011). Las increíbles propiedades del bicarbonato de sodio.

  • Albalate Ramón, M., Alcázar Arroyo, R., & De Sequeda Ortiz, P. (2002). Alteraciones del sodio y del agua. Manual de nefrología. https://doi.org/10.3265/Nefrologia.2010.pub1.ed80.chapter2796.

  • Regla, I., Vázquez, E., Cuervo, D., & Neri, A. (2014). La química del jabón y algunas aplicaciones. Revista Digital Universitaria.