Prepara un delicioso gulash casero con esta receta

A continuación te presentamos esta deliciosa receta de origen húngaro que ha conquistado el paladar de muchos, así como las cocinas, no solo por su gustoso sabor sino por su sencillez en la preparación.

Hacer preparaciones que cumplan con los principios de sencillez y sabor, seguramente debe ser un reto. Es común llegar a aburrir algunos platillos, o preferir no hacer otros porque ser complicados. Para romper con esto, te traemos la receta de gulash casero.

Además, hay algo que definitivamente tienes que cambiar, dar un vuelco vertiginoso; y es a las recetas que solemos hacer cada día. En muy raras ocasiones solemos incluir otros tipos de preparaciones, conocer un poco sobre las comidas de otras regiones.

En este sentido, es común que cuando las cosas en casa se tornan aburridas, basta solo con ir a un restaurante de comida rápida para ordenar algo y salir del momento. Descuidando así nuestra salud y la calidad de la alimentación. Con el tiempo esto puede ser peligroso.

Así que, la receta de gulash casero, independientemente de dónde seas, es un cambio notable en lo que a gastronomía se refiere. Puede que tenga un nombre que parezca difícil o extraño de enunciar, sin embargo todo lo que encierra el preparado te parecerá familiar.

Cabe destacar, que este platillo es muy completo. De manera que puedes acompañarlo tanto con arroz, como con ensalada. En cuanto a nutrición, el aporte que recibirás, en cada porción, no sería menor a 700 calorías por kilo consumido.

Por esta razón, te animamos a que sigas esta pequeña, pero práctica guía que te ayudará con esta (y muchas más recetas). En definitiva, Preparar un gulash casero no es tan difícil como suena. ¡Anímate! Se trata de algo muy sencillo y con un resultado, sinceramente, maravilloso.

Receta deliciosa de gulash casero

El gulash es un plato húngaro que contiene principalmente carne. Y si bien goza de un nombre algo elaborado, lo importante es que sepas que consta de un guiso muy básico de carne con algo de cebollas y manteca.

Receta de goulash casero.

Afortunadamente, con el pasar de los años también se han añadido otros elementos. Los pimientos rojos, ajo, tomates, múltiples especias que abarcan el curry, la pimienta, entre otras.

Inclusive, es también usual añadir harina de trigo o vino para combinar y espesar la salsa del guiso de gulash. Pero para que pueda hacer esta preparación, debes tener algo de paciencia porque hay algunos pasos que requieren tiempo.

Precisamente eso es lo maravilloso de poder hacer un gulash casero, que no tienes restricciones. Después de todo, no estamos en Hungría, y tampoco es limitante que puedas agregar los ingredientes que consideras aportarán sabor y quedarían bien a la receta.

Finalmente, te aconsejamos que sigas este método para realizar esta receta en tu primera vez. Y si lo consideras oportuno, puedes acompañar tu gulash casero con piezas de pan para remojarlas en el guiso. Un magnífico contorno es un buen arroz blanco, aunque también le quedan muy bien los contornos de verduras.

¿No lo sabías? 5 especias exóticas que debes probar

Ingredientes

  • 3 papas grandes (200 g).
  • 8 tazas de agua (920 mL).
  • 1 cucharada de sal (25 g).
  • 3 cebollas grandes (300 g).
  • 1 cucharada de pimienta (25 g).
  • 2 tomates rojos maduros (125 g).
  • 3 tazas con harina de trigo (300 g).
  • 6 cortes de filete de ternera (900 g).
  • 2 cucharadas de manteca de cerdo (50 g).
  • 1 cucharada de pimiento rojo picado (25 g).
goulash hungaro

Preparación

  • Atento en los siguientes detalles: al momento de empezar con esta receta, debes lavar muy bien la carne de ternera y remover todos los rastros de pellejos, y todo exceso de piel. Lo idea es que la carne quede lo más limpia posible.
  • Completado el paso anterior, debes proceder con un cuchillo que tenga filo a cortar cada trozo de carne en dados que no sobrepasen  los 3 cm de diámetro. Esto te facilitará todo al momento de realizar el guiso para del gulash.
  • Ahora bien, luego pasa por harina todos los dados de carne y condimenta con sal y pimienta. Para que todo quede perfecto, asegúrate de probar para estar seguro que no te has pasado de sal.
  • Con la ayuda de una sartén amplia o cazuela, calienta empleando la manteca de cerdo y añade la carne hasta que dore de manera pareja.
  • No te olvides de dar vueltas para que no se queme de un lado y los jugos esenciales no se pierdan.
  • Reserva. En la misma grasa, dentro de la sartén y saltea las cebollas picadas en rodajas finas, a fuego moderado, hasta que queden tiernas.
  • Añade los tomates pelados y en trozos y el caldo o agua.
  • Finalmente, calienta y añade la carne, y luego la cucharada de pimiento rojo en compañía de más sal y pimienta.
  • Introduce las papas y deja que hierva por 2 horas.
  • Pasado este tiempo, estará listo tu gulash casero. ¡A disfrutar de esta delicia!