Prepara estos deliciosos canolis rellenos

Los canolis rellenos son un típico dulce siciliano que se disfruta durante carnaval, no obstante, también se puede disfrutar el resto del año. ¡Pruébalos!

Un pequeño tubo que sorprende a nuestros paladares, dulce y muy apetitoso. Prepara estos deliciosos canolis llenos de mermelada de duraznos y deleita el paladar de tu familia. Una exquisita merienda al estilo siciliano que será la delicia de quienes la disfruten.

El cannolo es un típico dulce siciliano que se prepara especialmente durante la temporada de carnaval. Se trata de una masa que se enrolla en forma de tubo. El relleno puede ser de nutella, mermeladas de frutas, queso ricotta o crema pastelera. ¡Los hay para todos los gustos, así que no dejes de probarlos!

Canolis rellenos de mermelada de durazno

Ingredientes

  • 1 barra y media de mantequilla (200 g).
  • 1 bote de crema de leche (250 mL).
  • 2 tazas de harina (500 g).
  • Para decorar azúcar glas.
  • Mermelada de durazno (al gusto).
Comer azúcar natural no es misión imposible

Preparación

  1. Precalienta el horno a 120 ºC.
  2. En un recipiente mezclar la mantequilla, la crema de leche y la harina hasta formar una masa homogénea.
  3. Después de amasar, formar un cilindro de unos 25 centímetros de largo por 10 de ancho.
  4. Tras envolverlo en papel film, se lleva a la nevera hasta que endurezca. Lo ideal es dejarla de un día para otro.
  5. En una mesa enharinada se estira la masa previamente retirada de la nevera. Se corta en círculos de unos 30 centímetros de diámetro.
  6. De cada círculo se sacan ocho triángulos. Lo ideal es utilizar un cortador de pizza y hacer que los cortes triangulares hagan centro o queden parejos dentro del círculo.
  7. Con una cuchara se coloca la mermelada de durazno en cada triángulo y se enrollan desde la parte más ancha a la más estrecha.
  8. Los lados deben cerrarse para evitar que se salga la mermelada.
  9. Se colocan en una bandeja, con una pequeña separación entre uno y otro. Se llevan al horno a una temperatura de 160ºC, hasta que estén dorados.
  10. Para adornarlos, se espolvorean por encima con un poco de azúcar glas.

Canolis rellenos de chocolate

Ingredientes

  • 2 tazas y media de harina (500 g).
  • 1 barra y media de mantequilla (200 g).
  • 1 bote de nata o crema de leche (250 g).
  • 10 cucharadas de azúcar blanco (100 g).
  • Esencia de vainilla transparente (al gusto).
  • Para decorar: azúcar glas.
  • Para el relleno: chocolate nutella, mermelada de duraznos o de fresas.

Preparación

  1. Pon a precalentar el horno a 120 ºC.
  2. Se mezclan en un bol la mantequilla, la nata o crema de leche, la harina, el azúcar y la vainilla. Se puede agregar más harina si la masa queda muy blanda.
  3. Con un papel film se forra la bola de masa y se lleva a la nevera hasta que endurezca. Lo ideal es refrigerarla de un día para el otro; como mínimo, debe estar en la nevera durante dos horas.
  4. Sobre una mesa enharinada se estira la masa y se corta un círculo del tamaño de un plato. Con un cortador de pizza se sacan 8 triángulos de igual tamaño.
  5. Con una cuchara se coloca el relleno de nutella, la mermelada de durazno o de fresa con la que se haya decidido rellenar el canoli.
  6. Se cierran bien los lados para evitar que se salga el relleno.
  7. Se colocan los canoli en una bandeja, dejando un espacio entre ellos, y se hornean a 160ºC  hasta que se doren.
  8. Para adornar tus canolis rellenos, se espolvorea por encima con azúcar glas. También puede usarse sirope, caramelo, etcétera.
El chocolate agrio es mucho más rico en antioxidantes

Canolis rellenos con mermelada de durazno

Ingredientes

  • 1 pizca de sal.
  • 1/2 taza de azúcar (100 g).
  • 4 tazas de harina (400 g).
  • 2 huevos medianos (120 g).
  • 2 tazas de mermelada de durazno (200 g).
  • 1 cucharadita de polvo de hornear (5 g).
  • 1 taza y 1/4 de mantequilla cremosa o a punto pomada (120 g).

Preparación

  1. Rompe uno de los huevos y separa la yema. Reserva.
  2. Pon a precalentar el horno a 120 ºC.
  3. Sobre un recipiente con capacidad, colocar en un tazón la harina, el polvo de hornear y la sal.
  4. En un recipiente se bate la mantequilla pomada con el azúcar hasta formar una crema bien mezclada y homogénea.
  5. Se incorporan lentamente un huevo entero más la yema que teníamos apartada, previamente batidos.
  6. Poco a poco, se añade la harina hasta formar una mezcla suave. Hay que evitar los grumos o alteraciones, la pasta tiene que estar bien integrada. Luego se lleva a refrigerar durante una hora, aproximadamente.
  7. Una vez pasado el tiempo, se saca del refrigerador y se reserva un tercio de la masa. El resto se estira hasta forrar con ella un molde de 23 centímetros de diámetro, previamente enmantequillado y enharinado.
  8. Se cubre toda la base con mermelada de durazno generosamente.
  9. Con la masa reservada se elaboran tiras, círculos o corazones que servirán para decorar.
  10. Se pinta con yema de huevo y se lleva al horno, a temperatura media, durante 35 minutos o hasta que esté cocida y dorada.
  11. Dejar enfriar un rato tus canolis rellenos a temperatura ambiente antes de servir.
Te puede gustar