Prepara deliciosos y sencillos buñuelos de fruta

Elena Martínez 11 marzo, 2015
Gracias a sus ingredientes saludables y a su relleno de frutas, estos buñuelos son una opción muy adecuada para cuando tenemos un antojo de dulce y no queremos pasarnos con las calorías

Estos buñuelos son una receta sencilla y original que nos permite comer fruta de manera muy apetitosa para desayunar, para merendar o incluso para sorprender a nuestros invitados en el momento del postre.

En esta receta te descubrimos su elaboración paso a paso, así como la información necesaria para acostumbrarnos a cocinar los platos menos saludables de una manera más equilibrada, eligiendo con astucia sus ingredientes.

 Ingredientes de los buñuelos de fruta

  • 200 gramos de harina de trigo integral.
  • 50 gramos de coco rallado.
  • 50 ml de leche o bebida vegetal (avena, arroz, almendra, coco, etc.)
  • 2 huevos ecológicos o de granja.
  • 1 manzana.
  • 1 plátano.
  • ¼ de papaya.
  • 3 rodajas de piña.
  • Aceite de oliva virgen extra o aceite de coco.
  • Canela de Ceylán y jengibre en polvo.
  • 30 gramos de azúcar moreno.
  • 15 gramos de levadura en polvo.

platano piña manzana  Frank Lindecke

Elegir bien los ingredientes

Hay recetas que no destacan por ser demasiado ligeras o saludables, pero siempre podemos buscar la manera de mejorar su calidad, como hemos hecho con estos buñuelos:

  • La harina que usemos debería ser siempre integral, ya que su sabor apenas variará y en cambio nos beneficiaremos de su contenido en fibra, imprescindible para el buen funcionamiento de nuestro intestino. También podemos optar por otros tipos de harinas, como la de avena, espelta o centeno.
  • Siempre que podamos prescindiremos de la leche de vaca y optaremos por las bebidas vegetales, que se digieren mucho mejor y nos aportan más nutrientes. Tampoco notaremos una diferencia de sabor en esta receta.
  • Los huevos deberían ser lo más naturales posibles. Si abrimos un huevo normal y uno ecológico podremos contemplar la diferencia de color.
  • Los mejores aceites para cocinar a altas temperaturas son el de oliva y el de coco, ya que no se vuelven tóxicos con tanta facilidad, como sí que sucede con otros aceites vegetales (girasol, soja, maíz, etc.).
  • El azúcar blanco no nos aporta ningún nutriente y en cambio acidifica y desmineraliza nuestro organismo. Por eso recomendamos usar el azúcar moreno, pero también podemos recurrir a la panela, el sirope de agave, la miel, etc.
  • La canela y el jengibre son dos especias imprescindibles en la cocina. La primera nos ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre, mientras que el segundo es un gran digestivo.

Los buñuelos más habituales no contienen fruta en su interior, sino que están elaborados solo con harina o bien incluyen crema o chocolate. Por eso, con esta receta nos permitimos incluir frutas muy saludables de manera original, y de este modo también hacemos que este plato sea un poco más ligero y nutritivo.

Elaboración

  • En un bol batiremos los 2 huevos y añadimos la harina integral, el coco rallado, la levadura y la mitad del azúcar moreno (15 gramos).
  • Una vez los hayamos mezclado bien, iremos añadiendo el aceite elegido gradualmente hasta conseguir una masa espesa.
  • Cubriremos el bol con un plástico para que fermente la masa.
  • Mientras, trocearemos la fruta en forma de dados de una medida similar a los cubitos de hielo.
  • Bañaremos los dados de fruta en la masa, para que queden bien recubiertos, y los iremos introduciendo en una sartén con bastante aceite.
  • Dejaremos que se doren lentamente por todos los lados.
  • Cuando los saquemos de la sartén, los colocaremos en una bandeja con papel de cocina para eliminar el exceso de grasa.
  • Espolvorearemos con canela, jengibre y azúcar moreno.

buñelos Laurel L. Russwurm

Para cada ocasión

Si los vamos a consumir como desayuno o merienda, para compensar el contenido en hidratos de carbono simples, recomendamos combinarlos con alguno de los siguientes alimentos:

  • Jugo natural de fruta (manzana, zanahoria, pera, etc.) o limonada natural con menta y estevia.
  • Yogur o quéfir.
  • Frutos secos o frutas secas.
  • Té verde con canela.

Pero si los vamos a ofrecer como postre a nuestros invitados, podemos acompañarlos de una bola de helado y chocolate caliente. Incluso podemos preparar una fondue de chocolate para que cada invitado pueda introducir sus buñuelos para bañarlos en la salsa caliente.

Elijas la presentación que elijas, seguro que con esta receta los sorprenderás y los dejarás satisfechos a todos.

Imágenes por cortesía de Fotero, Laurel L. Russwurm y Frank lindecke.

Te puede gustar