Infusión de avena caliente para evitar el vientre hinchado

Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande el 29 diciembre, 2018
Lorena González · 29 diciembre, 2018
Además de ayudarnos a mantener nuestro peso, la avena puede ser muy efectiva para combatir diferentes problemas digestivos: desde la hinchazón hasta el tránsito intestinal lento.

La infusión de avena caliente es una bebida muy buena tanto para prevenir como tratar el vientre hinchado, mejorar la digestión y combatir la retención de líquidos.

Y es que, dentro de las alternativas naturales, esta viene a ser una de las mejores, dado su ingrediente principal: la avena. La reina de los cereales es uno de los alimentos más beneficiosos para el organismo.

Y cabe destacar que, incluso en forma de infusión, brinda múltiples nutrientes. Además, ayuda a saciar el apetito, sin promover la pesadez y molestias afines.

Valores nutricionales de la avena

La avena es un alimento rico en vitaminas y minerales, entre los que destacan:

  • Vitaminas B1, B2 y E.
  • Minerales como el magnesio, el zinc, el calcio y el hierro.
  • También contiene gran cantidad de carbohidratos, fibra y seis de los ocho aminoácidos esenciales.

Por si todo esto fuera poco, la avena es rica en beta-glucano, el componente que ayuda a absorber el colesterol y los ácidos biliares del intestino, por lo que permite eliminarlos de manera natural del organismo.

  • Por ejemplo, media taza de avena (50 g) nos proporciona nada menos que 33 gramos de hidratos de carbono de absorción lenta, fáciles de digerir y que aportan saciedad al organismo.

Infusión de avena caliente para una buena digestión

Al ser un cereal de absorción lenta y rico en vitaminas, aminoácidos, hidratos de carbono y minerales (como el calcio, el magnesio y el zinc) ayuda a activar el metabolismo.

Sin embargo, lo que más se suele destacar de este alimento es su alto contenido de fibra que, gracias a su ligero efecto laxante, ayuda a mejorar el tránsito intestinal y la absorción de grasas.

También cabe destacar que la avena es rica en mucílagos, un tipo de sustancia vegetal que ayuda a suavizar la mucosa del estómago e intestino. 

Por otra parte, este cereal actúa protege la mucosa gástrica, por lo tanto, promueve el tránsito intestinal. Esto es así porque contiene fibras, tanto insolubles como solubles.

Te interesa conocer: 8 desayunos fáciles, sanos y nutritivos

estreñimiento

Ideal para embarazadas

En vista de todo lo mencionado anteriormente, la avena es uno de los alimentos más recomendados a las mujeres embarazadas, en su amplia variedad de recetas y presentaciones.

Durante la gestación la avena ayuda al desarrollo del feto, mientras que, durante la lactancia, favorece la producción de leche materna, a la vez que aporta vitaminas y minerales.

Además, se trata de un alimento idóneo para proteger al organismo contra la arteriosclerosis y la hipertensión. Esto es así porque su ácido linoleico, así como la fibra, impiden que el colesterol pase al intestino y se acumule.

Descubre: Una proteína de la leche materna podría matar a las bacterias

Ingredientes

  • 2 vasos de agua (500 ml).
  • 1 taza de avena en copos (100 g).
  • 2 cucharadas y media de miel (25 g).
  • Canela en rama.

Utensilios

  • Un cazo.
  • Una cuchara de madera.
  • Un colador.
  • Una botella de cristal de un litro.
chía y avena

Preparación

  • Pon a hervir el agua en un cazo para después añadir la avena, la miel y la rama de canela.
  • Lleva a ebullición y deja que se cocine durante unos 30 minutos, sin tapar.
  • Remueve de vez en cuando con la chuchara de madera para que no se pegue.
  • Pasado el tiempo indicado se debe tapar la cazuela y dejar que repose por una hora.
  • A continuación, tendrás que colocar el contenido y quedarte solo con el agua.
  • Pasa tu infusión de avena caliente, a la botella de cristal.

Recomendaciones

  • Lo más indicado es consumir un vaso antes de cada comida para lograr la sensación de saciedad.
  • En caso de que tengas hinchazón abdominal, te recomendamos que ingieras tu infusión de avena, por lo menos, 3 veces al día.
  • Te recomendamos que, en caso de que la bebida no sea suficiente para combatir tu problema de hinchazón, consultes con tu médico.
  • Además de beber tu infusión de avena caliente, te recomendamos que procures cuidar tanto las cantidades de alimentos que ingieres como la calidad de los mismos, ya que esto puede ayudarte a evitar la molesta hinchazón.

A tener en cuenta

La gran ventaja de las alternativas naturales, como esta infusión de avena, es que nos permiten evitar el uso excesivo de medicamentos antiinflamatorios o bien, diuréticos. Sin embargo, su uso no debe excluir el seguimiento de las indicaciones del médico.