Prepara esta receta y dile adiós a los dolores en la espalda y las articulaciones

Daniela Echeverri Castro·
13 Julio, 2020
Este artículo ha sido verificado y aprobado por la farmacéutica María Vijande al
13 Julio, 2020
Esfuerzos, golpes y malos hábitos debilitan los huesos y las articulaciones. Para conseguir que se mantengan en buen estado y evitar molestos dolores prueba esta receta.

Los dolores en la espalda y en las articulaciones son muy habituales en la población. De hecho, es uno de los principales motivos de consulta médica. Por lo general están causados por los sobreesfuerzos en la jornada de trabajo. Sin embargo, también son la consecuencia de algunos traumatismos y enfermedades.

La mayoría de los casos se dan en forma leve, siendo posible solucionarlos mediante el descanso, el consumo de analgésicos y la práctica de algunos ejercicios de fortalecimiento. No obstante, los dolores en la espalda pueden ser bastante recurrentes. Así, pueden tener que ver con el desarrollo de enfermedades crónicas como la artritis y la artrosis.

Lo más preocupante de todo es que la gravedad puede avanzar con el paso del tiempo. De hecho, puede llegar hasta el punto de limitar la capacidad de movimiento y las habilidades para realizar las tareas cotidianas. En este caso, el traumatólogo y el fisioterapeuta son los encargados de brindar un tratamiento adecuado para la patología.

Sin embargo, es primordial mejorar los hábitos de alimentación. Añadir a esta los nutrientes que necesitan los huesos y las articulaciones para conservarse fuertes es conveniente para obtener la mejoría.

La polivalente grenetina o gelatina natural es un ingrediente rico en colágeno, por ello, se considera que puede ser muy beneficioso para la salud. A continuación te mostramos en detalle sus principales beneficios contra las dolencias y una sencilla receta para aprovecharla. ¡Toma nota!

¿Qué es la grenetina y qué beneficios tiene para aliviar el dolor?

La síntesis de colágeno
El consumo de gelatina se asocia de manera positiva a un aumento de la síntesis de colágeno.

La grenetina, más conocida como gelatina, es un producto natural que se obtiene del procesamiento de los tejidos conectivos de los animales (como las vacas y los cerdos). Por tanto, es una buena fuente de proteínas. 

Lee también: Descubre 3 remedios con gelatina para aliviar los dolores articulares

Beneficios para aliviar los dolores en la espalda y las articulaciones

Los principales beneficios de la gelatina contra las dolencias se deben a una composición en más del 90 % de proteínas, 2 % de sales minerales y 8 % de agua. Estos componentes  pueden mejorar la capacidad de sintetizar colágeno y al mismo tiempo, disminuir de forma significativa la inflamación.

Contiene unos aminoácidos conocidos como la arginina y la glicina que, tras llegar a los sistemas del cuerpo, estimulan la construcción de masa muscular y fortalecen la articulación.

Así pues, el consumo de gelatina puede ser un interesante complemento nutricional para personas con este tipo de dolencias. Sin embargo, la ciencia todavía está estudiando las posibles aplicaciones, por lo que el consumo de esta sustancia no debe sustituir nunca a un tratamiento o medicamentos recetados por el facultativo.

Aunque es un alimento de origen animal, no contiene colesterol ni grasa, y su aporte calórico es bastante reducido. En cambio, prolonga la sensación de saciedad, mejora el metabolismo y contribuye a realizar los procesos digestivos en forma adecuada.

Lo más interesante de todo es que sirve para proporcionarle elasticidad y fuerza a los cartílagos, reduciendo el desgaste y evitando el desarrollo de lesiones más graves. Además, los compuestos activos mantienen la piel saludable, reducen el riesgo de envejecimiento prematuro y fortalecen los huesos.

Receta con gelatina para calmar el dolor en la espalda y las articulaciones

Gelatina sin sabor.

Con el fin de proteger la salud de las articulaciones se aconseja el consumo de 10 a 15 gramos de gelatina natural al día. Esta cantidad se puede agregar en postres, batidos, zumos naturales y otras preparaciones de fácil consumo.

Sumado a esto, según la sabiduría popular, es conveniente elaborar una receta con gelatina pura para disminuir los dolores causados por el exceso de trabajo o alguna lesión.

Visita este artículo: 4 posturas de yoga para disminuir el dolor de espalda

Ingredientes

  • ½ vaso de agua helada (100 ml)
  • ½ vaso de agua tibia (100 ml)
  • 1 cucharadita de gelatina sin sabor (10 g)

Instrucciones

  • Agrega la cucharadita de gelatina sin sabor en el agua helada y déjala reposar de un día para otro.
  • A la mañana siguiente, vierte el preparado en una olla. Agrega después el medio vaso de agua tibia y ponla a calentar al baño María. Si quieres saborizarla, puedes sustituir este medio vaso de agua por un vaso de zumo de naranja para darle un sabor agradable. También se pueden añadir trozos de fruta fresca para mejorar el sabor.
  • Una vez notes que está disuelta, retírala y sírvela en un recipiente adecuado que luego introducirás en la nevera.
  • Tómala cada mañana en ayunas, mínimo 30 minutos antes de la primera comida del día.
Mujer cogiendo una cucharada de gelatina.

El consumo habitual de este remedio puede ayudar a evitar el desgaste articular y los continuos dolores en la espalda. No obstante, los resultados dependen del estilo de vida de cada persona. Sobre todo en lo que tiene que ver con alimentación.

Nota importante: en caso de tener problemas digestivos o hepáticos, es conveniente consultar con el médico antes de comenzar a consumir gelatina regularmente.

  • Benjakul, S., & Kittiphattanabawon, P. (2018). Gelatin. In Encyclopedia of Food Chemistry (pp. 121–127).
  • Djagny VB, Wang Z, Xu S. Gelatin: a valuable protein for food and pharmaceutical industries: review. Crit Rev Food Sci Nutr. 2001;41(6):481‐492. doi:10.1080/20014091091904
  • Moskowitz RW. Role of collagen hydrolysate in bone and joint disease. Semin Arthritis Rheum. 2000;30(2):87‐99. doi:10.1053/sarh.2000.9622
  • Su K, Wang C. Recent advances in the use of gelatin in biomedical research. Biotechnol Lett. 2015;37(11):2139‐2145. doi:10.1007/s10529-015-1907-0