Prepara un gel refrescante de aloe vera para calmar las quemaduras solares

Para obtener los máximos beneficios de este gel refrescante te recomendamos que los ingredientes sean orgánicos y de la mejor calidad. Así nos aseguramos un producto final mucho más efectivo

Las quemaduras solares son lesiones cutáneas que se producen por la exposición prolongada y desprotegida a los rayos ultravioleta (UV) del sol.

Se manifiestan con un notorio enrojecimiento de la piel, casi siempre acompañado con una sensación de ardor y sensibilidad al tacto.

Estas generan un deterioro notable de la dermis y, de hecho, muchas veces dejan manchas, cicatrices y otras alteraciones difíciles de borrar.

Incluso, cuando son demasiado graves pueden causar ampollas, muerte de los tejidos subyacentes de la piel y melanomas.

Debido a esto es primordial prevenirlas mediante el uso de protectores solares y la práctica de hábitos que minimicen los efectos de los rayos UV.

Además, en caso se presentar cualquier tipo de quemadura, es importante brindarle nutrientes a la piel, a través de productos refrescantes con propiedades rehidratantes.

Entre estos nos encontramos con un prodigioso gel casero de aloe vera, recomendado por su poder regenerador y calmante.

¿Te animas a prepararlo?

Gel refrescante de aloe vera para calmar las quemaduras solares

Quemaduras

El gel refrescante de aloe vera es un producto casero con unas características similares a los que distribuyen en el mercado para el tratamiento de las quemaduras de la piel.

Se prepara a partir de la combinación de los cristales naturales de aloe vera con una pequeña cantidad de aceite esencial de árbol de té.

Lee también: Uso terapéutico del aceite esencial del árbol del té en el acné

Ambos cuentan con propiedades antiinflamatorias, antibióticas y analgésicas que ayudan a aliviar la quemadura, a la vez que previenen el desarrollo de infecciones u otro tipo de complicación.

Por supuesto, su ingrediente destacado es el aloe, valorado desde hace cientos de años por sus múltiples propiedades para la salud de la piel.

Aloe vera

Se le atribuyen efectos cicatrizantes, antiinflamatorios y revitalizantes gracias a su alta concentración de vitaminas, minerales y sustancias antioxidantes.

Rico en agua y antioxidantes, sus cristales nutren en profundidad la dermis y promueven la actividad celular para lograr una óptima reparación de los tejidos dañados.

Su contenido de isobarbaloína y ácidos cinámico y salicílico le confiere un efecto calmante que disminuye el ardor, el dolor y otros síntomas derivados de la agresión de la quemadura.

Por si fuera poco, es un gran aliado para remover las células muertas e impurezas; así facilita el proceso de oxigenación para favorecer una rápida recuperación.

¿Cómo preparar este gel refrescante de aloe vera para aliviar las quemaduras?

Prepara un gel refrescante de aloe vera

Los beneficios regeneradores del gel de aloe vera se unen con la potente acción antibiótica del aceite esencial de árbol de té para brindarnos un excelente tratamiento contra las quemaduras que afectan la piel.

Estos compuestos son muy fáciles de adquirir en el mercado y, por lo general, tienen precios muy asequibles para todos.

Es preferible adquirir las hojas de aloe vera, ya que de este modo garantizamos que sus cristales están frescos y con todas sus propiedades.

Si bien algunos los venden listos para su uso, en ocasiones estos contienen añadidos conservantes que reducen sus beneficios.

Visita este artículo: Descubre los beneficios de congelar aloe vera o sábila. ¡Impresionante!

Ingredientes

  • 2 hojas de aloe vera
  • 1 cucharadita de aceite esencial de árbol de té (5 g)
  • 1 cápsula de vitamina E (opcional)
  • 1 frasco de cristal hermético

Preparación

  • Adquiere dos hojas grandes de aloe vera y, con un cuchillo, realízales un corte para extraer el gel que contiene en su interior.
  • Toma los cristales con la ayuda de una cuchara y, luego, viértelos en un frasco de cristal.
  • A continuación, añade el aceite esencial de árbol de té y remuévelo para que se integre bien con el gel.
  • Si deseas darle una textura más líquida, bate ambos ingredientes en la licuadora.
  • De forma opcional le puedes agregar una cápsula de vitamina E para potenciar sus propiedades y prolongar su vida útil.
  • Tras obtener el producto, llévalo como mínimo dos horas al refrigerador para que se enfríe bien.
  • Una vez adquiera una temperatura helada, podrás proceder a aplicarlo.

Modo de uso

  • Limpia la superficie de la piel con un paño húmedo y, con cuidado, extiende una fina capa de gel refrescante en las zonas afectadas.
  • Realiza suaves masajes para que el producto se absorba bien y déjalo actuar sin enjuagar.
  • Repite su uso hasta dos veces al día, todos los días.
  • Lo puedes usar hasta después de aliviar la quemadura, ya que sus propiedades pueden ayudar a evitar todo tipo de marcas posteriores.

En lugar de gastar en costosos geles comerciales, anímate a preparar esta receta natural para obtener un producto con múltiples beneficios para tu piel.

Úsalo según las recomendaciones dadas y descubre que es un gran remedio contra las dolorosas quemaduras.