Prepara gelatina con el alga agar agar

Uno de los mayores beneficios del alga agar agar es que, además de no contener casi calorías, es rica en fibras y es muy saciante

El agar agar es una alga con propiedades beneficiosas para la salud y que además podemos usar como gelatina en la cocina, a diferencia de otras gelatinas que se comercializan que son de origen animal.

Explicamos cómo cocina esta sorprendente alga marina, que nos permitirá elaborar recetas muy saludables y sencillas prescindiendo de otros ingredientes como la nata o el huevo. Aprende a preparar gelatinas de frutas, mousse de chocolate, golosinas o un sorprendente flan de café con leche.

agar agar hedonistin

¿Cómo lo cocinamos?

El agar agar lo podemos comprar en tiras o en polvo. Nosotros recomendamos este último, ya que nos permitirá mejor controlar la cantidad que usamos y es más fácil de disolver.

La manera básica de cocinarlo consiste en añadir el agar agar en polvo al líquido que queramos cuajar cuando éste todavía esté frío. Pondremos a fuego lento e iremos removiendo. Cuando empiece a hervir, seguiremos removiendo lentamente durante uno o dos minutos, apagaremos el fuego y ya podremos servir en un recipiente. Cuando esté a temperatura ambiente, que todavía estará líquido, guardaremos en la nevera.

Cuando más agar agar añadamos, más dura será la gelatina. Aproximadamente, por un litro de líquido necesitaremos unos 10 gramos para una gelatina de postre, pero recomendamos ir probando hasta encontrar la textura ideal.

Además, el agar agar nos permite cuajar cualquier tipo de líquido sin alterar su sabor.

Un alimento saciante

Además, destacamos una de las propiedades principales de este alimento, y es que es muy saciante y contiene fibra, además de no contener apenas calorías, por lo que lo recomendamos especialmente en dietas de adelgazamiento, para aquellas personas que sufran ataques de hambre habitualmente o para las que padezcan estreñimiento.

Gelatinas de frutas

Podemos preparar gelatinas de frutas para el postre de manera sencillísima y evitando los conservantes, colorantes y azúcar que contienen las comerciales. Sólo necesitamos zumo de frutas y, si lo deseamos, trocitos de frutas, que darán un toque más original a la receta.

Pondremos a hervir el zumo con el agar agar, tal como hemos indicado, y serviremos en vasitos, a los cuales añadiremos también los trocitos de frutas. Dejaremos enfriar y mantendremos refrigerado.

Flan de café con leche

Este flan resultará muy atractivo a la vista y además lo podemos presentar como un postre original, ligero y refrescante.

Prepararemos el agar agar con café ligeramente endulzado y lo pondremos en un molde a enfriar. Podemos usar un molde grande y alargado o bien vasitos individuales. Cuando ya esté frío haremos otro preparado usando, a partes iguales, leche y leche condensada, que añadiremos al postre ya cuajado. El efecto será de dos colores, blanco y negro. Si queremos hacerlo todavía más original, cuando tengamos el café ya en el recipiente pero todavía líquido, lo inclinaremos ligeramente, colocándolo sobre algún objeto bajito, y de esta manera aparecerá cuajado en diagonal.

agar chooyutshing2

Sanas gominolas

Como hemos comentado, la cantidad de agar agar determinará la dureza de la gelatina, por lo que os proponemos inventar golosinas saludables de diferentes texturas y sabores. Deberemos conseguir idealmente moldes de silicona para bombones. Para los ingredientes podemos usar colorantes comestibles y siropes, o bien, más saludable todavía, mermeladas o aceites esenciales de uso comestible.

Si queremos que una misma gominola tenga más de un color, primeramente llenaremos la mitad de los moldes con un sabor y color y lo pondremos a enfriar. Cuando esté ya cuajado, añadiremos el otro líquido. Proponemos algunas combinaciones:

  • Chocolate y sirope de menta
  • Mermelada de fresa y leche
  • Mermelada de naranja y aceite esencial de naranja (para potenciar el sabor)

Si queremos podemos rebozar las gominolas en azúcar.

agar chooyutshing

Mousse de chocolate

Una manera fácil de preparar mousse de chocolate, evitando ingredientes como la nata o el huevo, consiste en fundir chocolate hasta que se derrita. Le podemos añadir un poco de agua, leche o bebida vegetal, y herviremos brevemente con el agar agar. Posteriormente dejaremos enfriar en los recipientes que deseemos. Podemos colocar galletas en la parte superior para después, al desmoldar, tener una base tipo bizcocho.

Imágenes por cortesía de high over happy, chooyutshing y hedonistin

Categorías: Recetas saludables Etiquetas:
Te puede gustar