Prepara un jabón casero para pieles con acné

Dado que las pieles con acné suelen ser más sensibles e intolerantes con determinados productos químicos, es conveniente elaborar un jabón casero con productos naturales para cuidarlas

Las pieles con acné requieren cuidados específicos para limpiar los poros en profundidad pero siempre respetando su pH y el sebo natural. Si seguimos tratamientos demasiado agresivos obtendremos un efecto rebote que perjudicará a nuestro cutis a largo plazo.

Descubre en este artículo cómo puedes preparar en casa un jabón limpiador muy suave adecuado para las pieles con acné.

Pasos para las pieles con acné

Pasos para las pieles con acné

Las pieles con acné deben ser estrictas en cuanto a los pasos que deben seguir cada mañana y cada noche.

Por la mañana, al levantarnos:

  • Nos lavaremos la cara con agua tibia o fría y nuestro jabón casero específico.
  • Nos aplicaremos un tónico facial astringente y calmante.
  • Nos hidrataremos la piel con una loción ligera y reguladora.

Por la noche, antes de acostarnos:

  • Nos desmaquillaremos y lavaremos la cara con el jabón casero.
  • Nos aplicaremos el tónico.
  • Usaremos una loción hidratante específica para la noche.

Una vez a la semana nos haremos una exfoliación y nos aplicaremos una mascarilla facial.

Te recomendamos leer: Cómo quitar el acné del cuello y la espalda

¿Cómo son los productos para pieles con acné?

Cómo son los productos

Los productos naturales específicos para pieles con acné suelen tener texturas más bien ligeras, ya que un exceso de grasa puede provocar la aparición de más acné.

Sin embargo, a la hora de elegir nuestro producto, hay que tener en cuenta que hay personas con acné que no tienen la piel grasa, sino mixta o seca.

En estos casos nos conviene optar por ingredientes reguladores, como por ejemplo el aceite de coco, el aceite de jojoba y la lavanda.

En segundo lugar, suelen incluir también ingredientes antibacterianos y antisépticos para evitar y combatir la sobreinfección. Uno de los mejores ingredientes naturales que cumplen esta función es el aceite esencial de árbol de té.

Por último, los ingredientes calmantes y regenerantes como el aloe vera o la rosa mosqueta nos permiten calmar la inflamación y mejorar la cicatrización.

¿Qué necesitamos para nuestro jabón?

Qué necesitamos para nuestro jabón

Ingredientes para un jabón grande o dos pequeños

  • Una pastilla de jabón de glicerina natural
  • 3 cucharadas de arcilla verde en polvo (30 g)
  • Dos cucharadas soperas de aceite de coco virgen extra (30 g)
  • 10 gotas de aceite esencial de lavanda.
  • 10 gotas de aceite esencial de árbol de té.

 

Este jabón es muy sencillo de preparar y nos permite crear nuestra propia receta. A continuación te contamos las características de los ingredientes que más convienen a la pieles con acné:

  • Glicerina: La base que usaremos para este jabón es la glicerina vegetal, un ingrediente suave y limpiador que también suaviza la piel.
  • Arcilla verde: Solemos usar arcilla en las mascarillas. Sin embargo, gracias a sus propiedades limpiadoras y remineralizantes también es un ingrediente ideal para nuestro jabón casero.
  • Aceite de coco virgen extra: El aceite de coco va a equilibrar la función limpiadora de este jabón para evitar la sequedad en todo tipo de pieles, ya que tiene propiedades hidratantes y reguladoras.

No nos va a dejar la piel grasa y, sin embargo, nos va a aportar muchos nutrientes y una gran suavidad. También ayuda a combatir las infecciones.

  • Aceite esencial de lavanda: La lavanda es excelente en cualquier tratamiento facial, ya que potencia los efectos beneficiosos de los otros ingredientes. En este caso, nos ayuda a regular el sebo de la piel, a calmarla y a evitar la sobreinfección.
  • Aceite esencial de árbol de té: Como hemos indicado anteriormente, este aceite tiene propiedades antibacterianas, antisépticas y antifúngicas, por lo cual es ideal para tratar cualquier problema infeccioso de la piel.

Es importante destacar que los aceites esenciales deben ser de calidad. Podemos comprarlos en herbolarios, farmacias y tiendas de productos naturales.

No debemos confundirlos con las esencias sintéticas que se venden en muchas tiendas para aromatizar los ambientes.

Ver también: 10 secretos con aceite de coco para rejuvenecer

¿Cómo lo preparamos?

Pondremos la pastilla de jabón y el aceite de coco al baño María hasta que se derritan. Apagaremos el fuego y añadiremos el resto de ingredientes, mezclándolos bien con una espátula o cuchara.

Cuando esté  todo bien mezclado lo pondremos en uno o dos moldes, según la forma que queramos que tenga el jabón cuando se enfríe.

Si no tenemos ningún molde podemos usar una jabonera o bien la base de una botella de plástico.

Cuando se enfríe ya estará listo para su uso.

Te puede gustar